Francisco Moreno, Marta Blázquez, Gerardo Pérez, Carmen Moreno y Carlos Jacinto Marín
Francisco Moreno, Marta Blázquez, Gerardo Pérez, Carmen Moreno y Carlos Jacinto Marín - Rocío Ruz
VIII Jornada de automoción

Las ventas de vehículos en Andalucía caerán casi un 8% en 2019

El sector advierte de la necesidad de renovar el envejecido parque móvil, cuya edad media alcanza los 11,7 años en la región

Actualizado:

Las ventas de coches a particulares caerán durante 2019 y 2020 en Andalucía, según ha informado hoy la patronal de los concesionarios, Faconauto, en la VIII Jornada de Automoción, que ha organizado junto a la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) y la Asociación de Concesionarios de Sevilla (Aconse).

El acto, que ha tenido lugar en la Universidad Loyola Andalucía, ha puesto sobre la mesa la realidad y los retos a los que se enfrenta el sector de la automoción, que supone el 3,2% del PIB andaluz y facturó el año pasado 6.254 millones de euros.

En concreto, la previsión es que las matriculaciones de vehículos y todoterrenos caigan en Andalucía casi un 8%, hasta las 137.676 unidades, una tendencia que continuará en 2020, cuando las ventas volverán a desplomarse hasta un 4,5%. Estos malos datos se deben, según ha explicado José Manuel López, director comercial de MSI durante su ponencia, «a la caída de ventas a particulares» que es, precisamente, la que más peso tiene en el mercado andaluz.

En el lado opuesto, las adquisiciones por renting crecerán hasta un 121%, uno de los datos más llamativos esbozados durante la jornada, y los vehículos comerciales seguirán con al tendencia creciente que poseen hace varios años.

En cuanto a los tipos de vehículos que se adquieren, López ha destacado que el diésel decrecerá en 2019 y 2020, al contrario que la gasolina, que crece. «En 2017, el 55% de los coches que se adquirían eran diesel, y un 41% de gasolina. En 2020, las cifras se igualarán, llegando al 42% diésel y un 49% gasolina», ha asegurado.

Las tecnologías renovables, entre las que destaca el vehículo eléctrico, suponen por ahora una cantidad ínfima de los coches que circulan, y se venden, en España y Andalucía. «El vehículo eléctrico es perfecto para las grandes ciudades, pero no lo es, aún, para grandes desplazamientos», afirmaba José Luis Gata, responsable del Mercado de Postventa de Solera. De hecho, apenas un 1% del parque móvil español son coches eléctricos.

De otra parte, todos los participantes en la jornada han destacado la importancia de trabajar y analizar el mercado de vehículos usados, que sí experimentará una subida este año en Andalucía, superando las 394.000 operaciones en 2019, un 0,5% más que el pasado año.

Confianza de los consumidores

«El consumidor que se está planteando cambiar de vehículo tiene falta de confianza y muchas dudas. Los clientes necesitan un mensaje de tranquilidad en el sentido de que, en el camino hacia una movilidad sostenible, pueden optar por cualquier de las tecnologías disponibles, desde los motores de combustión, pasando por los híbridos y los eléctricos», ha dicho Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, que ha pedido «una transición justa y ordenada» hacia esa nueva movilidad.

Además, el presidente de la patronal ha propuesto la puesta en marcha de un Plan Nacional de Achatarramiento 2020-2025 que permitirá frenar el envejecimiento del parque, cuya edad media se situaría en 11,8 años en 2025., varios puntos por encima de la media nacional.

Por su parte, Francisco Moreno, presidente de Fedeme, ha asegurado que «el sector de la automoción vive un momento complicado», por lo que necesita una postura política «que apoye y sea clara».

Carmen Moreno, presidenta de Asconse, también ha destacado la importancia de «quitar de la circulación» los coches más viejos. «Es imprescindible avanzar hacia un modelo adecuado de movilidad descarbonizada pero con plazos suficientes y sin discriminar tecnologías», ha aseverado.

Los plazos «irreales» que se manejan al hablar del vehículo eléctrico, cuya implantación se considera «casi imposible» antes de 2040, la apuesta de la formación para los profesionales desde el sector de la automoción, imprescindible para abordar los retos asociados a los nuevos tipos de vehículos, así como la entrada en juego de las nuevas tecnologías a la hora de comprar y vender, son algunos de los temas que se pusieron sobre la mesa en una jornada a la que acudieron decenas de representantes del sector.