Lo que no sabías de Teresa Rodríguez, la candidata de Podemos a la Junta de Andalucía
A sus 33 años, Teresa Rodríguez lleva más de 15 años participando en procesos electorales - LA VOZ DIGITAL
Elecciones en Andalucía 2015

Lo que no sabías de Teresa Rodríguez, la candidata de Podemos a la Junta de Andalucía

Se presentó por primera vez a unas elecciones con 18 años, dirigió IU hasta 2008, protestó contra la Constitución Europea y recibe decenas de miles de euros como europarlamentaria

Actualizado:

Se presentó por primera vez a unas elecciones con 18 años, dirigió IU hasta 2008, protestó contra la Constitución Europea y recibe decenas de miles de euros como europarlamentaria

12345678910
  1. Fue en las listas de IU al Parlamento andaluz con solo 18 años

    A sus 33 años, Teresa Rodríguez lleva más de 15 años participando en procesos electorales
    A sus 33 años, Teresa Rodríguez lleva más de 15 años participando en procesos electorales - LA VOZ DIGITAL

    Aunque Podemos presenta a sus miembros como «gente normal» que antes del advenimiento de Pablo Iglesias nunca había participado en cuestiones políticas, lo cierto es que muchos de los dirigentes que controlan y representan al partido son unos verdaderos veteranos de esa «casta política» que tanto critican.

    El caso de Teresa Rodríguez es uno de los más llamativos. Aunque para la masa social ante la que se presenta era hasta hace poco una gran desconocida, el Boletín Oficial del Estado tiene registrado su verdadero nombre –María Teresa Rodríguez-Rubio Vázquez– dentro de la lista que IULV-CA presentó por la provincia de Cádiz en las elecciones autonómicas del 12 de marzo del año 2000. De esto hace ahora 15 años, casi la mitad de los 34 años que tiene ahora la ya candidata oficial de Podemos a gobernar Andalucía.

    Candidata antes de haber votado nunca

    Aunque bien es cierto que Rodríguez figuraba en un puesto descolgado de la lista que no hacía viable su entrada en el Parlamento andaluz, lo cierto es que su mera presencia ya dejaba entrever el apetito político de una joven estudiante que por entonces contaba con solo 18 años y que por su corta edad ni siquiera había tenido la posibilidad de ejercer su derecho al voto en ningunas elecciones.

  2. Dejó Izquierda Unida tras fomar parte de su ejecutiva federal

    Teresa Rodríguez fue miembro de la Presidencia Federal de Izquierda Unida hasta octubre de 2008
    Teresa Rodríguez fue miembro de la Presidencia Federal de Izquierda Unida hasta octubre de 2008 - ABC

    La escalada política de Teresa Rodríguez dentro de Izquierda Unida tuvo su punto cúspide a finales del año 2003, cuando con apenas 22 años optó a formar parte del máximo órgano de de decisión de la federación de izquierdas, su Consejo Político Federal.

    En aquella VII Asamblea Federal de IU se presentaron tres listas: una liderada por el entonces coordinador general de IU, Gaspar Llamazares; otra encabezada por el coordinador de la CUT y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo; y una tercera propuesta por el que fuera líder de Izquierda Unida en Andalucía durante casi una década, Luis Carlos Rejón.

    En aquella lista presentada por el recordado dirigente de izquierdas que hizo posible la pinza entre PP e IU, figuraban representantes de las corrientes llamadas «Espacio Alternativo» y «Plataforma Ciudadana», entre los que estaba incluida la joven activista roteña Teresa Rodríguez.

    Criticaba que IU tomara decisiones al margen de sus bases

    La candidatura defendida por la ahora candidata de Podemos a la Junta denunciaba entonces «la deriva hacia un partido de tipo meramente electoral, tomando decisiones al margen del grueso de la afiliación», algo que precisamente ahora critican las bases de Podemos que han manifestado su «decepción» ante el hecho de que Rodríguez se haya plegado al aparato de Pablo Iglesias para conformar su lista electoral a las elecciones andaluzas.

    Teresa Rodríguez logró entrar en la Presidencia Federal de IU, la cuál abandonó hace menos de seis años.

  3. Se presentó a las elecciones Generales y a las Europeas con Izquierda Anticapitalista

    Teresa Rodríguez sigue siendo miembro del movimiento de extrema izquierda llamado «Izquierda Anticapitalista»
    Teresa Rodríguez sigue siendo miembro del movimiento de extrema izquierda llamado «Izquierda Anticapitalista» - ABC

    Como miembro de la corriente «Espacio Alternativo», Teresa Rodríguez dejó Izquierda Unida en octubre de 2008, cuando esta organización se desligó de la federación de izquierdas. La escisión de esta corriente radical –comunicada a través de un documento firmado por la propia Teresa Rodríguez– fraguó finalmente en la constitución de un nuevo partido bajo el nombre de «Izquierda Anticapitalista».

    Este partido –que se ha constituido hace apenas semanas como movimiento para que sus militantes puedan entrar en bloque en Podemos– se define en sus estatutos como «revolucionario, anticapitalista, internacionalista, y feminista», asumiendo «el marxismo en un sentido abierto, plural y crítico».

    El objetivo declarado de Izquierda Anticapitalista es la «recomposición del proyecto revolucionario a través de la creación de una expresión política unitaria y anticapitalista sustentada en el altermundismo, el movimiento obrero en sentido amplio y los movimientos sociales».

    Estos ideales fueron defendidos abiertamente por la ahora candidata de Podemos a la Junta, Teresa Rodríguez, que se ha presentado en la corta vida del partido a tres comicios electorales bajo sus siglas, entre ellas las elecciones Europeas del año 2009 y las elecciones Generales de noviembre de 2011. No contaba con grandes opciones para ser elegida, pues iba en las últimas posiciones de cada una de las listas.

  4. Protestó contra la Constitución europea diez años antes de convertirse en europarlamentaria

    Teresa Rodríguez, en el año 2005, protestando desde un balcón contra la Constitución Europea
    Teresa Rodríguez, en el año 2005, protestando desde un balcón contra la Constitución Europea - ABC

    «No te dejes engañar: No a la Constitución Europea». Sobre una pancarta con este elocuente emblema, la actual eurodiputada de Podemos clamaba contra la aprobación del proyecto de Constitución europea, en los días previos a que fuese sometida a referéndum en el Estado español, allá por febrero de 2005.

    En aquella etapa, Teresa Rodríguez defendía corrientes que se oponían frontalmente a la Constitución Europea, al que consideraban el «mayor ataque contra los intereses de la clase obrera que haya conocido Europa desde la II guerra mundial». Su postura era clara: rechazar una proyecto que era «un ejemplo del proceder antidemocrático de los gobiernos europeos».

    En España –al igual que en el resto de países de la Unión–, se consultó a la ciudadanía en las urnas si se debía ratificar el documento que regiría la Unión Europea. El resultado fue una victoria del 'sí', con el 77 % de los votos, en un proceso celebrado en febrero de 2005 que estuvo marcado por la baja participación.

    Juró la Carta Magna en junio

    Tras aquello, Rodríguez volvió a centrar su mirada en Europa una década después. Lo hizo para concurrir como candidata de Podemos a las elecciones Europeas como número dos de una lista encabezada por Pablo Iglesias. Tras sus resultados electorales, la roteña se estrenó como europarlamentaria el pasado 25 de junio, en un acto que tuvo lugar en la Sala Constitucional de la Cámara Baja en que tuvo que declarar su compromiso de acatamiento de la Carta Magna.

    Ahora, menos de un año después, Teresa Rodríguez tendrá que abandonar su compromiso con Europa si logra, como es más que previsible, un escaño en el Parlamento de Andalucía.

  5. Recibe unos 34.000 euros mensuales como europarlamentaria

    Teresa Rodríguez y el resto de europarlamentarios de Podemos tienen unas asignaciones que superan los 34.000 euros mensuales
    Teresa Rodríguez y el resto de europarlamentarios de Podemos tienen unas asignaciones que superan los 34.000 euros mensuales - ABC

    Las asignaciones económicas que recibe Teresa Rodríguez como europarlamentaria suman un fijo mensual bruto de más 12.319,53 euros. Su sueldo base es de 8.020,53 euros brutos al mes a los que hay que sumar una dieta mensual fija para sus gastos generales en España de unos 4.299 euros netos al mes.

    A estas cantidades hay que sumar, según un estudio colaborativo realizado por la Red Ciudadana Partido X sobre las asignaciones económicas actuales de cada eurodiputado, importantes incentivos económicos. Desde una dieta fija de 304 euros diarios para el alojamiento y otros gastos por asistir a su responsabilidad oficial en Bruselas, hasta una dieta anual de viaje de hasta 4.243 euros para actividades especiales como conferencias. Y todo ello contando con que Rodríguez ya recibe íntegramente todos sus gastos de viaje (Billetes de tren, avión, kilometraje, dieta distancia, dieta duración).

    Más de 21.000 euros al mes para sus asesores

    Aparte de este salario, el Europarlamento abona a la candidata de Podemos a la Junta cuantiosas cantidades para hacer frente a sus necesidades de medios materiales y recursos humanos. El más generoso de estos apartados es sin duda el segundo. El añadido que cobra Teresa Rodríguz para recursos humanos cuenta con una dotación de 21.209 euros brutos al mes para contratar asistentes personales y servicios externos, ya sea en Bélgica o en el país de origen. La gaditana emplea este dinero en las oficinas parlamentarias y sus respectivos asesores que tiene repartidos por el Sur de España.

    Además, cuando Teresa Rodríguez abandone el Europarlamento tras apenas ocho meses de labor tendrá derecho a una indemnización transitoria por fin de mandato de un mínimo de 6 mensualidades hasta un máximo de 24, así como a una pensión mensual de jubilación que recibirá cuando cumpla los 63 años del 3,5% del sueldo base por su único año de mandato, lo cuál será de unos 278,49 euros.

    Según ha podido comprobar ABC de Sevilla, Teresa Rodríguez ha intervenido en solo 12 de los 32 plenos del Europarlamento que se han celebrado desde junio de 2014 hasta el día de hoy.

  6. Dona parte de su dinero público a que el SAT pague sus multas

    La candidata de Podemos a la Junta, Teresa Rodríguez, con el líder del SAT, Diego Cañamero
    La candidata de Podemos a la Junta, Teresa Rodríguez, con el líder del SAT, Diego Cañamero - ABC

    Cómo es sabido, los candidatos de Podemos al Parlamento Europeo acataron que no podían percibir un sueldo público que superase tres veces el salario mínimo interprofesional en España. Por ello, Teresa Rodríguez apenas puede quedarse con 1.935 euros del neto que percibe como salario base (unos 6.258,68 euros tras abonar los impuestos comunitarios). Sin embargo, la gaditana decidió renunciar a 4.522,78 euros mensuales para ingresar –al margen de lo que recibe más allá de su sueldo base– lo mismo que cobraba como profesora de Secundaria: 1.727,12 euros mensuales.

    Pero, ¿a dónde van los 4.522,78 euros que dona Teresa Rodríguez?. Según su propia página web, la eurodiputada gaditana a destinado este dinero a diversas asociaciones y colectivos. El más llamativo de ellos quizá sean los últimos que ha declarado. Y es que en los pasados meses de noviembre y diciembre ha dado más de 9.000 euros a la caja de resistencia del SAT para el pago de sus multas.

    Estas colaboraciones altruistas han permitido, por ejemplo, que el sindicato que dirige su compañero de luchas, Diego Cañamero, haya podido pagar multas como los 6.029 euros en concepto de responsabilidad civil abonado este pasado viernes durante un juicio por agresiones a agentes de Policía en Sevilla, en el año 2009.

    No obstante, el SAT es el sindicato más represaliado de Europa con 600 sindicalistas acumulando peticiones de penas que sobrepasan los 400 años de cárcel y unos 950.000 euros en multas.

  7. Quiso ser alcaldesa de Cádiz: logró el 1,56 % de los votos

    Teresa Rodríguez fue candidata a la Alcaldía de Cádiz en el año 2011, liderando la lista de Izquierda Anticapitalista
    Teresa Rodríguez fue candidata a la Alcaldía de Cádiz en el año 2011, liderando la lista de Izquierda Anticapitalista - ABC

    Si bien en los tres anteriores comicios a que concurrió Teresa Rodríguez bajo dos siglas diferentes no le auguraban apenas perspectivas electorales, lo cierto es si tuvo una gran oportunidad para entrar en las instituciones en mayo de 2011. El primer gran momento político de la ahora candidata de Podemos a la Junta llegó cuando concurrió a las últimas elecciones municipales de Cádiz como cabeza de lista de Izquierda Anticapitalista.

    Durante su campaña electoral de hace menos de cuatro años, Rodríguez defendía un programa con proyectos estrella como «la expropiación de viviendas vacías» o la generación de «una red pública y eficiente de transporte» por una «ciudad para las personas y no solo para el coche y el negocio privado».

    Con esta carta de presentación ante el pueblo gaditano, la roteña Teresa Rodríguez se quedó sin entrar en el Ayuntamiento de Cádiz por lograr apenas 915 votos de los casi 60.000 computados en aquellas elecciones municipales. Su partido ni siquiera estuvo entre las 20 listas con mayor apoyo, sumando un 1,56 % de los sufragios.

  8. Fue denunciada ante la Junta Electoral por reventar un acto de su rival Teófila Martínez en las municipales de Cádiz

    A la izquierda, de rojo, Teresa Rodríguez, durante las protestas que protagonizó durante un acto del PP de Cádiz mientras ella era cabeza de cartel de Anticapitalistas
    A la izquierda, de rojo, Teresa Rodríguez, durante las protestas que protagonizó durante un acto del PP de Cádiz mientras ella era cabeza de cartel de Anticapitalistas - MIGUEL GÓMEZ

    Además de por sus reivindicativas propuestas, la campaña de Teresa Rodríguez para la Alcaldía de Cádiz centró la atención mediática después de que el PP elevase una queja ante la Junta Electoral a causa de un acto de protesta que reventó un acto de la candidata popular, Teófila Martínez.

    Una manera de llevar a la práctica la invitación lanzada durante la campaña por su formación a Izquierda Unida y a su base social para «volver a la lucha desde este lado de la barricada», algo que defendía en una entrevista en 2011 en el Diario Bahía de Cádiz, y que también mantenía hace apenas un año en otro cuestionario publicado en La Marea.

    La experiencia de Teresa Rodríguez en actos de protesta está más que contrastada. La roteña se jacta de llevar 15 años participando en el movimiento antimilitarista, en el movimiento estudiantil, en el movimiento antiglobalización y en el de solidaridad con los derechos de las personas inmigrantes. Además, ha sido miembro de la Marea Verde y del sindicato de profesores USTEA.

  9. Willy Toledo y Diego Cañamero, entre sus compañeros de focos e ideales políticos

    La candidata de Podemos a la Junta, Teresa Rodríguez, durante uno de sus actos con el polémico Willy Toledo
    La candidata de Podemos a la Junta, Teresa Rodríguez, durante uno de sus actos con el polémico Willy Toledo - @PODEMOSNAVARRA

    Tras sus repetidos fiascos electorales, los líderes de Izquierda Anticapitalista como Teresa Rodríguez vieron un filón político en el nacimiento de Podemos. Sin embargo, su radicalidad manifiesta siempre ha despertado las suspicacias del grupo de profesores de ciencias políticas vinculados con el Chavismo que creó y ahora controla el aparato de esta emergente formación.

    Pese a ello, los anticapitalistas jugaron un papel fundamental para inocular el proyecto político de Pablo Iglesias entre sectores distanciados del perfil medio de los telespectadores de las tertulias en que entonces participaba con gran asiduidad el cofundador de Podemos.

    Es por eso que los perfiles de personajes tan conocidos como el polémico acto Willy Toledo o el líder jornalero Diego Cañamero fueron utilizados por Teresa Rodríguez, que fue nombrada responsable de participación de Podemos, para dar a conocer el partido –y a sí misma– por toda España en sus primeros pasos.

    En el caso concreto de Willy Toledo, el actor fue el compañero de Rodríguez en presentar a Podemos en sus inicios por buena parte de la geografía nacional desde Cádiz a Gijón. En el siguiente vídeo, el acto en que ambos compartieron mesa para dar a conocer en la capital gaditana su proyecto político:

    Pero poco después, Toledo retiraría su apoyo a Podemos señalando el «cinismo» de sus dirigentes y confrontando directamente con algunos de ellos, como Juan Carlos Monedero o Pablo Iglesias. Teresa Rodríguez, siempre crítica con la dirección quiso echarle un capote, pero no logró retener al polémico actor, que «se borró» del partido.

    Cañamero como trampolín

    Ante ello, la europarlamentaria, sabía que perdía foco mediáticos y decidió apoyarse en la figura del líder jornalero Diego Cañamero para iniciar su carrera hacia la Junta y de paso, inocular el partido en sectores rurales y lograr sumar el apoyo de fuerzas como la CUT de Sánchez Gordillo. La jugada lograba minar además a su principal rival ideológico: Izquierda Unida.

    Sin embargo, tanto en el caso de Willy Toledo, como el de Cañamero o buena parte de las bases de Izquierda Anticapitalista han ido quedando atrás en el ascenso orgánico de Teresa Rodríguez dentro de Podemos. Y es que la candidata a la Junta ha tenido que renunciar al apoyo de sus iniciales valedores en pos de poder coaligarse con Pablo Iglesias, a quien los discursos radicales, ahora, no gustan un ápice.

  10. Apoya a Putin y al sector ruso que amenaza con dividir Ucrania desde el seno del Parlamento Europeo

    Teresa Rodríguez durante su labor como europarlamentaria
    Teresa Rodríguez durante su labor como europarlamentaria - ABC

    No es necesario remontarse a los años previos a la caída del telón de acero para asegurar que Teresa Rodríguez simpatiza con la política que llega desde Moscú y amenaza con extenderse –militarmente si es necesario– por el oriente europeo.

    Según consta en el registro oficial del Parlamento Europeo, Teresa Rodríguez defendió en su última intervención –fechada el 15 de enero– un voto en contra de la resolución sobre la situación en Ucrania y la amenaza que representa Putin sobre la soberanía del gobierno y los ciudadanos libres del Estado independizado de la antigua URSS comunista en 1991.

    Putin, «víctima» del desafío de la UE

    La candidata a la Junta defiende así las injerencias de Putin calificando al gigante ruso como una especie de víctima del conflicto al que le ha sometido la «desafiante» Unión Europea. Así, a través de un escrito, manifestó que su postura oficial ante la problemática en el este de Ucrania es que «la situación de conflicto que se mantiene desde hace meses así como la debilidad actual del cese al fuego, sigue considerando a Rusia el único responsable del conflicto desarrollándose por parte de la Unión Europea una posición desafiante insistiendo en las sanciones a Rusia, que hasta el momento únicamente han provocado una situación de crisis en el sector agrario con consecuencias significativas para los agricultores».