Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz durante el debate
Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz durante el debate - j. m. serrano
elecciones en andalucía 2015

Bronco debate en TVE entre Susana Díaz y Juanma Moreno

Las formas hicieron perder a la candidata del PSOE la segunda vuelta en los debates electorales

Actualizado:

Las formas pudieron mucho más que el fondo en el segundo debate electoral televisado que han protagonizado esta noche del lunes los candidatos del PSOE, Susana Díaz, del PP, Juanma Moreno y del IU-CA, Antonio Maíllo en TVE. Los andaluces pudieron contemplar un cruce electoral, fundamentalmente entre Susana Díaz y Juan Moreno, bronco y en la que la candidata del PSOE mostró su cara menos amable.

Lo que se dijo en la hora y media fue lo de menos ya que se repitieron casi las mismas propuestas que una semana antes en Canal Sur Televisión y los argumentos fueron muy similares. Pero la gran novedad fue la actitud soberbia, retadora y demagógica que usó la actual presidenta en funciones de la Junta que llego a acusar al PP de «dejar morir» a 17.000 personas dependientes. En frente, el candidato del PP, Juanma Moreno, a quien continuamente su contrincante interrumpió y le acusó de mentir, supo mantener la calma y con un estilo muy clásico de llevar los debates «cara a cara» fue imponiéndose a lo largo de la noche. El tercero en liza, el candidato de IU, Antonio Maíllo, como hiciera una semana antes, intentó posicionarse en la equidistancia de populares y socialistas, aunque en un momento también se enzarzó en un cuerpo a cuerpo con Susana Díaz, cuando esta última le recordó que hasta hace dos meses ellos estaban en un «tiquitaca».

Moreno a Díaz: «Aprenda a escuchar. Las cosas no van bien, relájese»

Los tres bloques fueron iguales. Primera parte sobre empleo y economía, donde se repitieron las promesas de bajar impuesto por parte del PSOE y del PP, y la oposición de IU a ello. En este bloque Susana Díaz, acusó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de «castigar y marginar» a Andalucía, mientras que el presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma la calificó como «la presidenta del paro». En este primer bloque, Moreno también ha acusado a Díaz de mantener un discurso «antiguo», similar al de sus antecesores en el cargo Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y ha advertido a los andaluces que si buscan el Google debates anteriores podrían ver la misma «estrategia de victimización». «¿Para qué tenemos autogobierno?», se ha preguntado el candidato 'popular', quien ha insistido en que Andalucía tiene políticas propias y ha recibido 27.000 millones de auxilio financiero del Gobierno de Rajoy. Ante esta afirmación, Díaz volvió a interrumpir a Moreno para indicar que ese dinero del Gobierno le ha costado a la Junta 1.000 millones en intereses.

En el apartado dedicado a corrupción, Juanma Moreno propuso acordar entre todas las fuerzas políticas una modificación del Estatuto de Autonomía para retirar el aforamiento a los 109 diputados del Parlamento andaluz. Por su parte, la candidata del PSOE-A a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, reivindicó su «ejemplo» contra la corrupción, y el candidato de IULV-CA, Antonio Maíllo, le ha pedido a ambos que «pidan perdón» a los andaluces porque están «pringados de corrupción». Susana Diaz, por otra parte, apeló a su padre y afirmó que «tengo claro que la vara de medir me la marcó mi padre cuando me dijo que nadie me hiciera agachar la cabeza y cuando voy andando por la calle los andaluces me piden eso, que no me pelee con nadie y que me centre en solucionar los problemas y no en el 'y tú más'».

A su vez, Moreno le preguntó «cuántos puestos de trabajo se hubieran podido crear con 5.205 millones perdidos por la Junta» y aseguró que es «insoportable ver lo que ha pasado con la corrupción en Andalucía, donde se ha gastado el dinero de los parados en mariscadas, en cocaínas y en prostíbulos», mostrándole una foto con consejeros que han formado parte del gobierno de Díaz y que «están señalados por la justicia».

La moderadora intervino para pedir a Díaz que no interrumpiera

La última parte del debate fue especialmente bronco por las continuas interrupciones de Susana Díaz a Moreno cada vez que éste aportaba algún dato lo que provocó incluso la intervención de la moderadora que le pidió dejase hablar a su contrincante. Susana Diaz atacó con fuerza a Moreno volviendo a acusar de ser el responsable de dejar sin financiación la ley de dependencia, a lo que éste contrargumentó con un informe del Tribunal de Cuentas donde se reflejaba de la Junta solo había aportado un tercio de los fondos de la dependencia. En una de sus intervenciones Díaz acusó al PP de dejar morir a 17.000 dependientes y Moreno le replicó diciendo que la verdadera «amenaza» contra el estado del bienestar era la actual presidenta de la Junta en funciones por su mala gestión.

En el discurso final, Maillo pidió el voto para hacer una «enorme marea» de poder andaluz, Susana Díaz, en su tono, hablo de colegios, becas, centro sanitarios y auguró que lo mejor de Andalucía «empieza ahora». Moreno, por último, afirmó que gobernará para todos y pidió el voto útil para el PP.