La presidenta de la Junta en  funciones, Susana Díaz
La presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz - efe/raúl caro
resultados elecciones en andalucía 2015

Cuatro opciones para la investidura de Susana Díaz: sí, no, abstención...o irse

Los partidos se han reunido en una mesa de negociación para acordar todos los extremos de la constitución del Parlamento

Actualizado:

Las negociaciones no han hecho más que empezar y las presiones irán subiendo en los próximos días porque no está todo tan resuelto como alardean los socialistas. La presidenta en funciones, Susana Díaz, inició ayer una ronda de conversaciones con todos los partidos políticos con representación parlamentaria (PP, Ciudadanos, Podemos, IU y PSOE) a los que pidió un pacto sobre los principales asuntos de la comunidad: empleo, corrupción, calidad de los servicios públicos y el modelo de financiación autonómica.

Díaz inició este jueves una ronda de contactos con los otros partidos

Ahora se sentarán en una mesa para debatir sobre todos estos asuntos... y sobre la sesión de investidura, ya que la socialista no tiene los apoyos que necesita para ser elegida presidenta. Podemos ha sido la única fuerza política que se ha mostrado dispuesta a dar su voto afirmativo si se cumplen una serie de requisitos. El primero, la dimisión inmediata de Chaves y Griñán por sus responsabilidades políticas. El PP, por su parte, ha ofrecido su abstención a cambio de un acuerdo para que gobierne la lista más votada, pero no sólo en la Junta sino también en los ayuntamientos después de las elecciones municipales del próximo 24 de mayo.

Ciudadanos también ha anunciado que a partir de la segunda votación, está dispuesto a escuchar a Susana Díaz si se cumplen una serie de requisitos, mientras que IU ha sido rotunda: votará no.

Los partidos también tienen otra opción para posicionarse sobre la investidura de Susana Díaz, que es ausentarse del Parlamento durante la votación, lo que es una suerte de abstención. Porque Susana Díaz necesita mayoría simple a partir de la segunda votación -da por hecho que perderá la primera donde necesita mayoría absoluta- pero estas cuentas se hacen sólo a partir de los diputados presentes en el hemiciclo.