Marta Bosquet, tras ser elegida como nueva presidenta del Parlamento andaluz
Marta Bosquet, tras ser elegida como nueva presidenta del Parlamento andaluz - Juan Flores
Elecciones en Andalucía 2018

Bosquet afea que «ni Susana Díaz ni ningún miembro del PSOE-A» la felicitara tras ser elegida presidenta del Parlamento

La nueva presidenta«Mi papel ahora es institucional y supone ponerme al servicio de los 109 diputados y de los cinco grupos parlamentarios»

SevillaActualizado:

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), ha afeado este viernes que ni la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ni el presidente del Parlamento saliente, Juan Pablo Durán, «ni ningún miembro del PSOE-A», la felicitara este jueves tras ser elegida como nueva presidenta de la Cámara andaluza.

«Imagino que les está costando trabajo asimilar la nueva situación», ha afirmado Bosquet en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, donde ha dicho esperar que los socialistas «recapaciten y se den cuenta de que esto forma parte de la democracia».

Preguntada sobre es optimista en cuanto a que el líder del PP-A, Juanma Moreno, pueda ser el próximo presidente de la Junta, ha respondido que ella siempre es optimista «pero el presidente tendrá que ser elegido por la Cámara una vez que lo proponga a la investidura tras reunirme con las diferentes fuerzas».

En relación a si estaría incómoda por tener que compartir la Mesa del Parlamento con un miembro de Vox, ha indicado que la comodidad viene de ser elegida democráticamente y que ella se considera una persona «bastante dialogante y con talante», así como «muy cercana» a la hora de hablar para llegar a acuerdos.

Así, tras mostrarse a disposición de las cinco fuerzas parlamentarias que componen la Cámara andaluza en esta XI Legislatura, Bosquet ha señalado que ha salido elegida para tal responsabilidad «no por unanimidad» pero sí por la mayoría de los representantes «elegidos libre y democráticamente por los andaluces».

En relación a si el acuerdo alcanzado entre PP-A y Cs en Andalucía podría pasar factura a nivel nacional, ha contestado que ahora es una figura institucional y que, por tanto, no quiere hacer valoraciones respecto al acuerdo, aunque haya formado parte de la comisión negociadora.

«Mi papel ahora es institucional y supone ponerme al servicio de los 109 diputados y de los cinco grupos parlamentarios», ha zanjado la recién elegida presidenta del Parlamento andaluz.