Los partidos se disputan ocupar los 109 escaños del Parlamento andaluz
Los partidos se disputan ocupar los 109 escaños del Parlamento andaluz - Juan Flores

Elecciones en Andalucía 2018Así se hace el reparto de los escaños del Parlamento en las elecciones andaluzas

El sistema electoral español utiliza la Ley D'Hondt que establece criterios de proporcionalidad por el número de votos

En directo, resultado elecciones andaluzas 2018, sigue las autonómicas de Andalucía al minuto

Sondeo elecciones andaluzas 2018 de ABC

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La asignación de diputados a los diferentes partidos políticos sigue un sistema muy complejo, ya que la normativa que establece la Constitución Española no es una simple regla de tres entre el número de votos obtenidos y el número de diputados asignados, sino que tiene en cuenta otros parámetros. En España, igual que en muchos países del mundo (Francia, Austria, Finlandia o Turquía) se utiliza la denominada Ley D’Hondt.

¿Qué es la Ley D'Hondt?

Es un sistema de reparto proporcional que no sólo vale para las elecciones sino que también se puede utilizar para cualquier otra distribución. Víctor D'Hondt era un jurista y profesor de derecho belga que vivió entre los siglos XIX y XX y que ideó un sistema en 1878 para repartir los diputados en función de los votos obtenidos. Su método es el que más se utiliza en recuentos electorales ya que es aceptado como el más equitativo y el que se acordó implantar en España durante la Transición, siguiendo el ejemplo de la vecina Francia, entre otros países. Los partidos minoritarios piden una reforma de la Ley Electoral porque consideran que este sistema favorece a los partidos mayoritarios.

¿Cuántos votos se necesitan para lograr un diputado?

Depende. La Ley D’Hondt establece que para que un partido sea considerado en el reparto de diputados debe obtener, al menos, un 3% de los votos válidos en la circunscripción. Por debajo de ese umbral no se tiene en cuenta para repartir los escaños en disputa. Andalucía está dividida en ocho circunscripciones que se corresponden con las ocho provincias y el número de escaños que corresponde a cada una se distribuye, en función de la población, de la siguiente manera: Almería, 12; Cádiz, 15; Córdoba, 12; Granada, 13; Huelva; 11; Jaén, 11; Málaga, 17 y Sevilla, 18.

¿Cómo se reparten los escaños?

Una vez contabilizados los votos válidos en cada circunscripción se ordenan, de mayor a menor, en una columna las cifras de votos obtenidos por las candidaturas. El siguiente paso es la división del número de votos obtenido por candidatura por el número de escaños que corresponde a cada provincia. Los escaños se atribuyen a las candidaturas que obtengan los cocientes mayores, atendiendo a un orden decreciente. Cuando se produzca un empate entre dos candidaturas, el escaño se dará a la formación política que haya obtenido más votos. Si hubiese dos candidaturas con igual número de votos, el primer empate se resolverá por sorteo y los sucesivos de forma alternativa.

¿Los partidos reciben fondos dependiendo de los escaños?

Sí. Según la Orden del 2 de enero de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, los partidos recibirán 23.034 euros por escaño conseguido, así como 0,8 euros por cada voto en concepto de subvenciones por gastos electorales. Pero sólo los partidos que obtengan representación parlamentaria podrán acceder a esta subvención por voto. Además, a esto hay que incrementarle 0,24 euros si ha enviado por correo las papeletas a los electores, que en el caso andaluz son alrededor de 6,5 millones de euros.