Elecciones en Andalucía 2018Paradoja en la cocina de la encuesta del CIS: Andalucía quiere el cambio... pero votará al PSOE

El sondeo plantea que los socialistas doblarán en escaños a la segunda fuerza, que se disputan en un triple empate PP, Cs y la unión de Podemos e IU

El CIS da una nueva victoria al PSOE sin despejar la duda sobre quién será segundo

SevillaActualizado:

La última encuesta elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que preside José Félix Tezanos pronostica una nueva victoria socialista en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. El PSOE se quedaría, en el peor de los casos, a diez escaños de la mayoría absoluta, un resultado casi calcado al de las elecciones de 2015, pero duplicaría la estimación de votos del PP, Ciudadanos y la confluencia de Podemos e IU -Adelante Andalucía-, enzarzados prácticamente en un triple empate a veinte parlamentarios.

Una lectura más amplia del sondeo refleja que se sustenta sobre una curiosa paradoja: casi el 60 por ciento de los encuestados asegura que quiere «que gobierne en Andalucía un partido distinto del que gobierna en la actualidad»... y lo ha hecho durante 37 años sin alternancia en la comunidad. Ese mismo porcentaje sitúa al paro como el problema más importante que tiene Andalucía y es aproximadamente el que suman los que opinan que la situación política de Andalucía es «mala» o «muy mala». Todavía son más los que calificaron en la encuesta la gestión del PSOE en la Junta de Andalucía en el último mandato como «regular» o «mala».

[Ver más: El 60% de los andaluces quieren que el PSOE deje de gobernar]

Sin embargo, marcando distancias entre la realidad y el deseo en la tierra de Cernuda, una pregunta se cruza en la encuesta con resultado abrumador: ¿Quién cree que va a ganar las elecciones en Andalucía? El PSOE, contesta el 65% de los encuestados, como si de una porra futbolística desigual se tratara.

La traslación del sondeo a porcentajes y escaños reactivó ayer las sospechas de que el CIS de Tezanos, que fuera miembro de la Comisión Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez como secretario de Estudios y Programas, aplica un sesgo político a su trabajo.

La encuesta fue calificada ayer como «fake» por el presidente del PP andaluz y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, el más perjudicado en los resultados y para quien Andalucía «padece una anomalía democrática por la falta de alternancia».

[Ver más: Juanma Moreno, sobre la encuesta del CIS: «Es un fake»]

La encuesta nacional publicada por el CIS el pasado mes de octubre ya fue polémica pues el PSOE de Pedro Sánchez obtenía seis décimas más en estimación de voto que en el CIS de septiembre pese a bajar cinco puntos en estimación directa de voto.

Diversos sociólogos criticaron públicamente entonces el denominado método Tezanos, consistente en aplicar una simple regla de tres a partir de los datos directos de voto y simpatía.

Mucha simpatía

Los datos de simpatía de la encuesta andaluza (un 16,3 por ciento se declara atraído por el PSOE frente a un 5,3 por Ciudadanos, el 3,5% por el PP y 2,3 por Podemos) habrían desviado tanto el resultado del PSOE andaluz al alza que no parece haber sido en esta ocasión la única indicación en el cocinado de la encuesta para evitar sesgos indiscretos. Con todo, hasta el momento, la del CIS es la única encuesta que no refleja desgaste del PSOE en Andalucía.

Fuentes socialistas reconocían ayer cierta preocupación ante el optimista resultado del sondeo ya que podría generar desmotivación en su electorado. Susana Díaz se limitó a comentar que su encuesta «es la del día 2 de diciembre, lo que decidan los andaluces».

[Ver más: Susana Díaz: «Yo salgo con ilusión por una mayoría amplia»]

En cuanto a valoración del líderes, la presidenta andaluza gana la encuesta con 4,1 puntos, sobre los 3,5 de Juan Marín (Cs); los 3,4 de Teresa Rodríguez (Podemos) y el 3,1 que recibe Juanma Moreno (PP).

[Ver más: Susana Díaz, la líder más valorada, aunque suspende con un 4,1]

Además de la estabilidad del poder socialista andaluz, el sondeo del CIS indicaría como tendencia un nuevo derrumbe del PP, que perdería escaños en todas las provincias. Los populares dejan de ser segunda opción política en Sevilla y Córdoba, donde les adelanta Podemos e IU; también en Granada, donde pasaría a ser cuarta fuerza política, al igual que en Cádiz.

[Ver más: El PP cede escaños a Ciudadanos en todas las provincias]

Estreno de Vox

De esta situación se beneficia sobre todo Ciudadanos, que doblaría su representación parlamentaria, pero también permitiría a Vox obtener su primer parlamentario andaluz por Almería. Las mayores pérdidas de voto popular se situarían en la provincia más oriental, en Córdoba y Granada.

Ayer, tras conocerse la encuesta, Juan Marín, candidato de Ciudadanos y apoyo del PSOE en la pasada legislatura, se apresuraba a presentar a su partido como «el voto útil para acabar con 40 años del PSOE-A y abrir una nueva etapa», destacando que en el caso de confirmarse los datos del sondeo el PP obtendría el peor resultado de su historia.

[Ver más: Marín, sobre la encuesta: «El cambio ya ha comenzado»]

A horas del inicio de la campaña electoral, la encuesta del CIS también pone en duda la rentabilidad electoral de la confluencia de Podemos e IU en «Adelante Andalucía». Sumaría el mismo número de escaños que en 2015 con similar porcentaje en intención de voto. Peor le sienta la decisión de la gaditana Teresa Rodríguez de presentarse como cabeza de lista por Málaga. Allí, como en Cádiz, Adelante Andalucía podría perder un escaño.

[Ver más: Teresa Rodríguez: «Adelante Andalucía es la única fuerza que puede crecer»]

En las elecciones andaluzas de 2015, la encuesta del CIS, entonces presidido por Félix Requena, combinó errores y aciertos en su pronóstico de intención de voto. Así, acertó en el hundimiento del PP, al que auguraba que pasaría de tener 50 a 34 diputados, uno más de los 33 que finalmente consiguió la formación de Juanma Moreno. Acertó igualmente con el resultado de IU, formación a la que le otorgaba entre 4 y 5 diputados. Aquella encuesta del CIS se quedó corta en el reparto de escaños al PSOE al que dejaba con 44 frente a los 47 que le otorgaron las urnas y sobre todo erró en la estimación de escaños de Podemos y Ciudadanos en la primera comparecencia electoral autonómica de ambas formaciones.

[Ver más: Errores y aciertos del CIS en su encuesta previa a las pasadas elecciones andaluzas de 2015]

La encuesta del CIS fue realizada a partir de 4.920 entrevistas en 290 poblaciones entre el 15 y el 30 octubre (periodo en que se produjeron las inundaciones de Málaga y se celebró el Consejo de Ministros de Sevilla). Admite un error de más menos 1,4 por ciento, (mayor en la traslación de intención de voto por provincias) y refleja que un 26% de los encuestados no tenían entonces decidido qué votarán el 2 de diciembre.