Susana Díaz se ha sentido respaldad por la Ejecutiva Regional - J. M. SERRANO

Elecciones en Andalucía 2018Susana Díaz: «Hubiera dimitido si hubiera perdido pero he ganado las elecciones andaluzas»

La presidenta en funciones descarta su dimisión y anuncia que hablará con todas las fuerzas políticas menos con Vox

SevillaActualizado:

La presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, se ha sentido reforzada por su Ejecutiva Regional en la mañana de este lunes tras la reunión que han mantenido en la sede regional del PSOE. «Hubiera dimitido si hubiese perdido, pero he ganado las elecciones así que mi obligación es dialogar con todos los partidos constitucionalistas», ha dicho la presidenta que ha comparecido con rostro serio, vestida de negro, ante los medios de comunicación, en una multitudinaria rueda de prensa.

Susana Díaz ha reconocido que no están «contentos» con el resultado electoral pero ha destacado que cuenta con la confianza de su Ejecutiva «para seguir al frente del proyecto socialista en Andalucía». «Hemos entendido el mensaje y tomamos nota», ha dicho aunque ha defendido que el PSOE sigue siendo «el partido de los andaluces porque hemos ganado en el 80% de los municipios y tenemos un millón de votos».

Mensaje a Ferraz

La autocrítica ha sido mínima, «no hemos ido a la velocidad que deberíamos con la agenda social, no la hemos recuperado al ritmo que la gente demandaba y no hemos sabido explicar las dificultades a las que nos enfrentábamos», ha dicho con voz clara Susana Díaz quien ha llamado a la reflexión, «de todo el PSOE porque estas elecciones son el inicio de un ciclo electoral en toda España».

Unas palabras que se entienden como respuesta a las que ha pronunciado el secretario de Organización del PSOE federal, José Luis Ábalos, quien le ha enseñado la puerta de salida a Susana Díaz explicando que si no se consigue el éxito, «hay que dar un paso atrás».

La lideresa socialista no se siente responsable del auge de la extrema derecha, al contrario, culpa precisamente a Adelante Andalucía de haber propiciado su subida, «yo venía avisando desde hace una semana y la izquierda en lugar de centrar su críticas en ellos, me las hacían a mí y ahora tenemos a la extrema derecha que hace estragos en el mundo».

Es más, Susana Díaz ha dicho públicamente que va a iniciar una ronda de contactos con todos los partidos constitucionalistas para formar Gobierno, «con todos menos con Vox».

Pero se trata de una negociación en la que ella impone ya sus condiciones. No está dispuesta a marcharse ni tampoco a facilitar el Gobierno de la Junta de otra fuerza política, por más que eso suponga dejar fuera del Gobierno a Vox. «Si quitamos a la extrema derecha, es evidente que hay una mayoría de izquierdas en Andalucía. Yo no voy a naturalizar a la extrema derecha»