Susana Díaz en un acto institucional celebrado el pasado jueves
Susana Díaz en un acto institucional celebrado el pasado jueves - E.P.
Elecciones en Andalucía 2018

Susana Díaz no logra cerrar ninguna reunión con el resto de partidos para su investidura tras las elecciones

La presidenta en funciones visitó Huelva este viernes y se reunió con unos 250 militantes y cuadros en la sede del partido

M.R.Font | S.Benot
Actualizado:

La presidenta de la Junta en funciones anunció en la noche electoral del pasado 2 de diciembre que, como había ganado las elecciones, iniciaría una ronda de contactos con todos los partidos políticos para «ser un dique de contención a la extrema derecha» y lograr un Gobierno de estabilidad para Andalucía. Pretendía repetir las mismas imágenes que ya se produjeron en 2015: el Palacio de San Telmo como escenario privilegiado de unos encuentros bilaterales con Susana Díaz de principal protagonista.

Entonces pasaron por allí no sólo los portavoces de todos los grupos políticos sino también las secretarias generales de UGT y Comisiones Obreras y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara. La entonces candidata a la Presidencia escenificaba así su voluntad de acuerdo con una liturgia que la hacía tener el foco mediático en la conformación del Gobierno. Ahora, tres años y medio después, esta estrategia no le ha resultado y se ha convertido en un fracaso.

Susana Díaz ha llamado por teléfono a Teresa Rodríguez (candidata de Adelante Andalucía) y a Juan Marín (de Ciudadanos) pero no ha logrado cerrar ninguna reunión con ellos. Ambos le han dicho rotundamente que no, una respuesta que no esperaban los socialistas quienes llaman a superar las diferencias personales (mensaje para Teresa Rodríguez) y lo prometido en el fragor de la campaña (a Juan Marín).

A pesar de esta negativa, que les muestra claramente que no tienen opciones de revalidar el Gobierno, los socialistas siguen aferrados a la posibilidad de que las negociaciones entre el PP y la formación naranja se vayan al traste para lo que están presionando con toda su maquinaria y sus energías.

Mientras tanto, Susana Díaz se está poniendo de perfil en su labor como presidenta de la Junta en funciones. Esta semana apenas ha tenido un acto institucional, una entrega de premios, en la Palma de Condado. También ha bajado el tono como secretaria general del PSOE pero esa es otra batalla y ahí sí que sigue jugando con sus cartas. De hecho, está haciendo una ronda por las provincias. Aunque se trata de encuentros cerrados al público.

Este viernes por la mañana, Susana Díaz acudió a la sede del PSOE de Huelva, situada en la calle La Palma, a una reunión a la que asistieron unas 250 personas, cuadros y militantes, para analizar los resultados electorales. Una reunión a la que asistieron el alcalde Gabriel Cruz y el secretario general del PSOE onubense Ignacio Caraballo. Ahora lo que preocupa, sobre todo, son las municipales.