Miembros de Justicia por la Sanidad, con Spiriman al frente, en la rueda de prensa
Miembros de Justicia por la Sanidad, con Spiriman al frente, en la rueda de prensa - L.R.
ELECCIONES DE ANDALUCÍA 2018

Una manifestación «contra la corrupción» y la «mafia» en la jornada de reflexión de las elecciones andaluzas

La asociación Justicia por la Sanidad, presidida por Spiriman, pretende salir a la calle el próximo 1 de diciembre

GranadaActualizado:

La asociación Justicia por la Sanidad ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa en la que han informado de la convocatoria de una manifestación «contra la corrupción» en la jornada de reflexión de las elecciones autonómicas, así como sobre las distintas causas judiciales en las que está inmersa la propia asociación y su presidente, Jesús Candel, más conocido en redes sociales como Spiriman, que ha tildado de «mafia» a la administración en Andalucía.

Candel ha comparecido ante la prensa durante una hora en compañía del médico nutricionista Enrique Marín y del profesor Antonio Higueras para exponer los motivos de la convocatoria de la manifestación «contra la corrupción moral, política y judicial»: «Estamos cansados de que nos estén tomando el pelo», ha aseverado el médico de Granada, que ha concretado que la marcha partirá desde el Ayuntamiento de Sevilla y terminará en el Palacio de San Telmo, sede del gobierno de la Junta de Andalucía.

Los convocantes consideran que cumplen con todos los requisitos legales para manifestarse en la jornada de reflexión, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, que permite la celebración de concentraciones políticas en víspera electoral siempre y cuando su incidencia en los comicios sea «remota o indirecta», y solo podría prohibirse si la junta electoral pertinente justificara que el objetivo final es la captación del voto. En el supuesto de que el permiso les sea denegado, recurrirán ante los tribunales: «Si esto se niega a la ciudadanía andaluza, me parece bastante grave».

Voto nulo

Preguntados por este periódico, los ponentes de Justicia por la Sanidad han negado que pueda influir el hecho de que buena parte de los miembros directivos hayan pedido abiertamente y en repetidas ocasiones el voto nulo en las próximas elecciones andaluzas. «Esa es mi opinión», ha afirmado Jesús Candel, que ha insistido en que la ciudadanía vote «a quien quiera», sin dejar de recordar que «tenemos un gobierno que está podrido de corrupción». Por su parte, Higueras ha advertido que la asociación «no ha pedido el voto nulo, porque es apartidista».

Jesús Candel ha puesto el énfasis en la «guerra sucia» que mantiene contra él la administración y tras la que se encuentran las «garras» de Susana Díaz, a la que acusa de indirectamente emplear fondos públicos en su «persecución» en tribunales por parte de personas «ligadas al PSOE». Candel ha señalado a la presidenta de estar detrás de algunas de las denuncias por injurias y calumnias que existen contra él, como la que presentó el periodista Juan Pérez, contra el que la asociación se ha querellado por los contratos presuntamente irregulares que habría recibido por parte del Servicio Andaluz de Salud por valor de 400.000 euros.

«Tropelías» en los juzgados

A lo largo de la hora que ha durado la convocatoria de prensa, los ponentes han desgranado algunas de las 17 causas abiertas en los juzgados, como la querella que acaba de ser archivada y en la que la asociación Justicia por la Sanidad relata una serie de «tropelías» que, según ha comentado Antonio Higueras, no han querido ser escuchadas por parte de la dirección de los hospitales granadinos y que tampoco ha tenido recorrido alguno ni en la Fiscalía ni en el Colegio de Médicos de Granada, a pesar de las seis horas de grabaciones de testigos que sostienen las acusaciones vertidas.

Se trata, en concreto, de la denuncia sobre presuntas irregularidades en el servicio de Nefrología en materia de trasplantes de órganos contra el jefe del área, Antonio Osuna, así como personal directivo del SAS, como el antiguo director médico, Manuel García Montero, o el propio gerente de los hospitales granadinos en el momento en el que se consuma la fusión hospitalaria, Manuel Bayona. Según Higueras, la «única respuesta» dada por la administración ha sido la de «colocar» a Antonio Osuna en el tribunal de las polémicas oposiciones de Nefrología, en las que se produjo un grave «error de impresión».

La asociación Justicia por la Sanidad ha criticado el rápido archivo de esta causa por parte del Juzgado de Instrucción 9 de Granada en menos de una semana. Los tribunales también han dado carpetazo a otras denuncias «tras no haber realizado ni una sola prueba», como la que impulsó la asociación contra antiguos y actuales cargos de la Consejería de Salud por las unidades de gestión clínica. «Eso sí, mis insultos no se han archivado», ha aseverado Candel, en referencia a la causa por supuestas injurias y calumnias contra, entre otros, el jefe de servicio de Nefrología, Antonio Osuna.

Candel ha afirmado que pretende denunciar a aquellos jueces que prevariquen: «Viendo lo que está pasando, me parece vergonzoso que funcionarios públicos utilicen argucias para obstaculizar nuestras denuncias». La asociación también ha informado de que otras denuncias sí se están tramitando, como el presunto acoso sexual a una trabajadora del Hospital Virgen de las Nieves o el contrato para la dotación del Hospital del Campus de la Salud, que se estaría incumpliendo por parte de la empresa tecnológica adjudicataria, según sostiene Justicia para la Sanidad.