Juanma Moreno se dirigió a los miembros de la Junta Directiva del PP de Sevilla que analizó los resultados electorales del 2-D - Rocío Ruz

Elecciones en Andalucía 2018PP y Ciudadanos avanzan en un pacto con Moreno en la presidencia tras las elecciones andaluzas

Villegas subraya que su única línea roja es que el PSOE no esté en el Gobierno y deja margen a un acuerdo que incluirá Gobierno y Parlamento

Actualizado:

PP y Ciudadanos comienzan hoy a las cuatro de la tarde en el Parlamento la primera ronda de negociaciones para decidir el próximo gobierno andaluz. Nadie duda de que la disposición a alcanzar un acuerdo rápido de ambas formaciones es total para responder al mandato de las urnas por el cambio. El camino lo allanó ayer aún más el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, al asegurar que la única «linea roja» de su partido es que el PSOE no esté en el Gobierno. Ya no es una prioridad que Marín sea el presidente, lo que aclara el camino de Juanma Moreno hacia San Telmo.

No es, sin embargo, un asunto cerrado, como lo demuestra la advertencia que hacía ayer Inés Arimadas en una entrevista televisiva de que el PP tendrá «meses duros» en materia de corrupción y podría situar a Moreno en la tesitura de tener que dar explicaciones como presidente de la Junta, por lo que consideró que es «más razonable» que Juan Marín, su candidato «sin mochila», presida la Junta. La observación hace pensar en que podrían incluirse de antemano condicionantes a la presidencia de Moreno en el pacto si se diera un supuesto de que fuera señalado en algún caso de corrupción.

Que Moreno sea el presidente sí es una premisa «absolutamente irrenunciable e innegociable» para el PP, como explicó ayer en rueda de prensa la vicesecretaria de Comunicación de los populares, Marta González.

En la mesa de negociación se sentarán hoy Moreno y Marín y los secretarios generales de ambas formaciones, Teorodoro García Egea, por el PP, y José Manuel Villegas, por Ciudadanos. Villegas tiene antecedentes en negociaciones en el mismo escenario ya que dirigió en nombre de su formación la del pacto de investidura de Susana Díaz en 2105.

El acuerdo espera cerrarse antes del 27 de diciembre, fecha de constitución de la Cámara andaluza. Hay prisas para sortear el ruido de fondo que está generando el PSOE ante el acuerdo. Antes de comenzar la negociación ya se barajan nombres de consejeros de uno y otro partido en los mentideros políticos. No faltan nombres significativos como Bendodo y Oña, por los populares o Imbroda por la formación naranja, sin que se sepa siquiera si Cs entrará en el Gobierno. En todo caso, las quinielas y rumores serán inevitables. Una de las mayores preocupaciones en los partidos, que se abordará esta misma tarde, es la comunicación de los acuerdos. Se teme que haya filtraciones interesadas, y no precisamente desde las direcciones de ambos partidos, para dinamitar la negociación.

La intención es negociar sobre propuestas antes de abordar nombres y reparto de sillones. Y habrá que aclarar si ambos partidos estarán en el Gobierno -opción que prefiere el PP y parece la más segura- o Ciudadanos apoya un pacto de investidura renunciando a asumir responsabilidades en el Ejecutivo andaluz. La negociación, no obstante, incluirá el Gobierno y la Mesa del Parlamento para prevenir estrategias de otros partidos que puedan restarles representatividad.

En el documento inicial de ambos partidos estará la reforma fiscal con eliminación del Impuesto de Sucesiones y bajada del tramo autonómico del IRPF. El PP avanzó ayer que incluirá el fin de la subasta de medicamentos.

Moreno, ante el acuerdo

«¿Queréis cambio? Pues vais a tener cambio». Juanma Moreno, se dirigía ayer con este mensaje a la Junta Directiva del PP de Sevilla. «Todos deben saber leer los resultados» que señalan que Andalucía quiere «alternancia», señaló el líder popular, y «los votantes «nos han puesto los primeros, luego a Ciudadanos y luego, a Vox».

Al hilo del cambio de color de la Junta, el candidato a la Presidencia se dirigió directamente a la aún presidenta andaluza, la socialista Susana Díaz, para pedirle que se marche «con dignidad». El líder del PP andaluz indicó a Díaz que debe cerrar ya su etapa al frente de la Junta y la instó a que no ponga «palos en las ruedas de Andalucía» en su despedida.

En su intervención, el líder popular explicó que con la alternancia política en Andalucía, se podía dar por «finalizada la Transición en España». «Estos son días que suenan a históricos porque lo son», explicó, antes de afirmar que su intención es hablar «con todos» para construir una nueva Andalucía. Sin embargo, «las conversaciones con Ciudadanos, por similitud programática, serán más cercanas», aseguró.