PP y Ciudadanos, este miércoles en Sevilla - R. DOBLADO | Vídeo: EP
Andalucía

Acuerdo en Andalucía: PP y Ciudadanos pactan que Vox esté en la Mesa del Parlamento andaluz y Juanma Moreno presida la Junta

Un representante del partido naranja presidiría la Cámara autonómica, según el acuerdo alcanzado por las dos fuerzas

Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía con 59 votos

SevillaActualizado:

El máximo responsable del PP andaluz y candidato, Juanma Moreno, se convertirá en el próximo presidente de la Junta de Andalucía y Ciudadanos se hará con la presidencia del Parlamento andaluz con el apoyo de Vox. Además, el partido del juez Francisco Serrano tendría garantizado un sillón en la Mesa del Parlamento. Este es el acuerdo alcanzado este miércoles por la comisión política de los populares y Ciudadanos que negocia un nuevo gobierno de coalición en Andalucía que acabe con 36 años y medio ininterrumpidos de hegemonía socialista.

El acuerdo en Andalucía, alcanzado tras casi dos horas de negociación, deja en el aire la entrada de Adelante Andalucía, la coalición de IU y Podemos, en la Mesa del Parlamento, a cambio de facilitar que el próximo presidente de la Cámara sea de Ciudadanos, según la propuesta lanzada hoy por el líder de la formación naranja, Juan Marín. Todas las quinielas apuntan a la diputada almeriense Marta Bosquet, de Cs, pero Juan Marín, presidente de Ciudadanos en Andalucía, ha preferido no desvelar el nombre de su candidato amparándose en la paridad del órgano y en la aceptación del acuerdo por parte de la confluencia de Podemos e IU, que debate el asunto en la Comisión Colegiada que celebra a principios de semana.

Esta tarde los líderes de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, se reunirán para decidir si aceptan entrar en el acuerdo o, de lo contrario, lo rechazan, como ha hecho el PSOE, que se ha autoexcluido de todo acuerdo que implique dar entrada a Vox en el órgano de representación del Parlamento y renunciar a la Presidencia de la Cámara por ser el partido más votado en los comicios del 2 de diciembre.

El acuerdo alcanzado esta mañana por el PP y Ciudadanos pasaría por que el partido de Albert Rivera ostente la presidencia del Parlamento, que las tres vicepresidencias se las repartan el PP, PSOE y Adelante mientras que las tres secretarías sean para el PSOE, PP y Vox, según ha detallado Juan Marín al término de la reunión. Partiendo de la tesis de que PP y Cs quieren que los cinco grupos estén presentes en la Mesa, los minoritarios, Adelante Andalucía y Vox, tendrían que acceder a un puesto cada uno: una vicepresidencia y una secretaría.

Acuerdo en la Mesa

Para que todos los grupos políticos con representación en la Cámara tengan un puesto con voz y voto en la Mesa del Parlamento, como proponen el PP y Cs, es necesario que los mayoritarios renuncien cada uno a dos puestos en favor de los minoritarios. Esto se traduce en que la cesión de una secretaría a favor de Vox y una de las tres vicepresidencias a Adelante Andalucía hacerse con este puesto. El PSOE, con 33 escaños, tiene dos puestos asegurados, pero la coalición de Podemos e IU podría quedarse fuera.

En caso de aceptar la composición propuesta por Cs y PP, a Adelante Andalucía les bastarían los 17 votos de sus diputados para conseguir una vicepresidencia y no tendría que votar a ningún representante de otro partido. Esta composición libraría a Ciudadanos de quedar encasillado en el bloque de las derechas con el PP y Vox, habida cuenta de la incomodidad que esta foto le produce para sus aspiraciones de convertirse en una tercera vía de corte liberal entre las izquierdas y las derechas, como propugna a nivel europeo con su alianza con el presidente galo, Emmanuel Macron.

Si se cumplen las cuentas que manejan ambos grupos con la connivencia de Vox, partido con el que el PP mantendrá hoy una reunión, el acuerdo allana el camino al líder andaluz del PP, Juanma Moreno, para convertirse en el próximo presidente de la Junta de Andalucía, el primero que no es del PSOE tras casi cuatro décadas de Autonomía. «Es más que previsible que yo sea el próximo presidente de la Junta de Andalucía», ha asegurado Juanma Moreno, en la rueda de prensa posterior a la reunión.

El dirigente popular incluso puso fecha a su investidura. Si se cumple el calendario trazado, el 16 de enero podría votarse al sustituto de Susana Díaz en el Palacio de San Telmo y «cinco o seis» días antes se conocería la configuración del nuevo gobierno de coalición PP-PSOE, con una casi segura vicepresidencia en manos de Juan Marín.

Marín allana el terreno a Moreno para ser presidente de la Junta de Andalucía: «No va a ser obstáculo»

El candidato de Ciudadanos fue más remiso a la hora de revelar la identidad del futuro presidente andaluz. Pero sí facilitó pistas a los periodistas al asegurar de forma nítida, por primera vez, que está dispuesto a ceder al PP la Presidencia de la Junta. El acuerdo para ceder el máximo órgano del Parlamento a un diputado o diputada de Ciudadanos, sin duda, ha contribuido a deponer las posturas iniciales. Marín ha señalado que ha comunicado personalmente a Moreno que «la Presidencia de la Junta no será obstáculo para que ese gobierno del cambio llegue a Andalucía». No ha querido ser más concreto cuando los periodistas le han preguntado, pero tampoco ha hecho falta. Ese planteamiento ha sido refrendado después por Moreno.

La de hoy es una jornada de nervios, frenesí de llamadas telefónicas y reuniones a contrarreloj en el Parlamento de Andalucía. No sólo está en juego la composición de la Mesa de la Cámara autonómica, a 24 horas de la votación, sino también la repetición de las elecciones autonómicas, tras los comicios del 2 de diciembre, los primeros en los que las fuerzas de izquierda, por primera vez en la historia, no suman la mayoría absoluta.

El control de la Mesa del Parlamento es determinante para que PP y Ciudadanos puedan gobernar y llevar a cabo las 90 iniciativas que han pactado como hoja de ruta del cambio para acabar con 36 años y medio de hegemonía socialista en Andalucía.

La Mesa del Parlamento es el órgano que ordena los debates y valida las iniciativas que presentan y votan los grupos políticos. Pero su papel va más allá de ser un mero moderador de la actividad política. Según el reglamento del Parlamento, el presidente de la Mesa es el encargado de proponer al candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Susana Díaz ya ha dicho que apuesta por presentarse pese a no contar con apoyos suficientes para su elección.

El PSOE (33 escaños) y Adelante Andalucía (17 escaños), la coalición creada por Podemos e Izquierda Unida, suman 50 votos, lejos de la mayoría absoluta, que son 55 diputados. El rol del presidente del Parlamento explica el interés del PP y Ciudadanos en colocar al frente de la misma a un diputado afín, un presidente del partido naranja, a cambio de que Juanma Moreno, el candidato del PP (26 escaños) sea el próximo presidente de la Junta de Andalucía en un gobierno de coalición con Ciudadanos (21 escaños), que necesariamente debe contar con los votos de Vox (12 diputados).