Los tres parlamentarios de Ciudadanos por Granada, tras conocerse los resultados.
Los tres parlamentarios de Ciudadanos por Granada, tras conocerse los resultados. - ABC
Elecciones Andalucía 2018

Resultado elecciones andaluzas en Granada: El PSOE aguanta el tipo con la pérdida de un solo escaño

El PSOE resiste en las zonas rurales y vence desplomándose en la capital y alrededores, donde el PP amortigua el impacto electoral y Ciudadanos experimenta un notable crecimiento mientras Vox irrumpe con fuerza y arraiga

Elecciones andaluzas: resultados, ganador y reacciones en directo

GranadaActualizado:

Rara vez la victoria se asemejó tanto a una derrota. Con casi 27 puntos, lágrimas y un silencio sepulcral, el PSOE volvió a ganar este domingo en Granada con los peores resultados de su historia reciente en unas elecciones andaluzas, aunque aguanta el tipo en comparación con el desplome en otras provincias. Obtuvo cuatro parlamentarios frente a los cinco de los comicios de 2015. El acusado retroceso de los socialistas, similar al de la coalición de Podemos e Izquierda Unida, que también pierde un escaño, constata el avance de las formaciones de derechas. PP, Ciudadanos y Vox pasan a ser mayoría tras unas elecciones en las que la capital y los municipios metropolitanos han determinado un vuelco sin precedentes en Andalucía.

El PP, a la baja desde su anterior 30% y con tres parlamentarios fruto de su actual 23%, y Ciudadanos, que se dobla y crece de uno a tres representantes, han logrado adelantar por la derecha al bloque de izquierdas gracias al escaño logrado por Vox, que irrumpe y arraiga en Granada, donde la formación celebró uno de los mítines más multitudinarios de la campaña, en el que vaticinaron su potente irrupción. Los tres partidos suman siete de los trece parlamentarios a repartir en la provincia, la misma mayoría mínima con la que contaban hasta este domingo los socialistas más Adelante Andalucía. Ahora, el bloque de izquierdas roza los 170.000 electores, por debajo de los 230.000 que superan PP, Ciudadanos y Vox. Un vuelco que también se evidencia en el número total de votos por partidos.

El bloque de izquierdas en Granada roza los 170.000 electores, por debajo de los 230.000 que suman PP, Ciudadanos y Vox

El PSOE pierde unos 55.000 y cae hasta los 111.000 después de una campaña de perfil bajo, poco activa, lastrada por la corrupción y caracterizada por la escasa visibilidad de la cabeza de una lista continuista que tampoco ha entusiasmado a un sector amplio de la militancia. Suplida con mensajes oficialistas y gestos de gestión institucional –a todos los niveles– más pensados para atraer la atención de medios de comunicación convencionales, de corte local y regional, que para copar los espacios donde han redoblado esfuerzos el resto de formaciones al tiempo que los socialistas ponían fin al aislamiento ferroviario o se multiplicaban las ofertas de empleo público.

PP (que pasa de 136.000 a 95.000 votos, perdiendo casi la misma cifra de papeletas que ha ganado Vox con un barato pero rentable plan de redes sociales) y Ciudadanos (alcanza los 76.000 votantes, 33.000 más que en las anteriores elecciones) trataron de movilizar a sus bases con los candidatos a pie de calle, puerta a puerta, con la presencia de líderes nacionales prácticamente a diario en actos y foros repartidos por multitud de municipios. En cuanto a Adelante Andalucía, toca suelo con unos 30.000 votos menos con respecto a los 90.000 que habría aglutinado la confluencia de IU y Podemos, anclados en sus crisis existenciales.

El PP ha sido la primera fuerza en Granada capital, donde ha rondado el 27% de los votos, seguido por Ciudadanos, con cerca del 21%

Los problemas internos tambén han sido un claro obstáculo para el PP, donde recientemente se han librado pugnas que todavía se mantienen vivas. Aunque los populares pierden un parlamentario y muestra resultados irregulares en el interior de la provincia, consiguen amortiguar la tendencia a la baja en la costa y en las urbes de mayor tamaño; muestra de ello es la capital, donde el PP ha sido la fuerza más votada con casi el 27% de los votos, diez puntos menos que hace tres años, seguidos por Ciudadanos, que alcanza el 21%, mientras que el PSOE queda rezagado con el 18% y próximo al 15% de Adelante Andalucía, a poca distancia de Vox. Allí, en la ciudad de la Alhambra, ha recabado Vox el 12,66% de los votos, por encima del promedio andaluz, a su vez ligeramente inferior respecto a la media provincial, por encima del 11,3%.

Celebración de los resultados en la sede del PP de Granada.
Celebración de los resultados en la sede del PP de Granada. - PEPE MARÍN

Una hipotética e imposible traslación de estos resultados a las próximas elecciones municipales en Granada supondría una clara mayoría de derechas capaz de desbancar al PSOE, que gobierna desde hace dos años y medio en minoría. Más allá de la capital, la Diputación de Granada, igualmente en poder de los socialistas en este momento, podría cambiar de signo por los ajustados movimientos de fichas que se están produciendo en el área metropolitana, clave del tablero provincial en el que volverán a medir sus fuerzas los partidos políticos dentro de pocos meses.

Un cambio metropolitano

Si bien el apoyo a Vox en muchos de los pueblos interiores ha sido prácticamente testimonial, en municipios del cinturón de la capital, como Armilla, Maracena, Otura, Las Gabias, Cúllar Vega, Atarfe o Peligros, ronda e incluso supera el 13% del total. Un escenario similar al de varias poblaciones de la Costa Tropical granadina hasta donde siguen llegando con frecuencia pateras; la última, este mismo domingo, tras una oleada que, del mismo modo que ha ocurrido en enclaves equiparables de Almería, ha permitido que arraigue con facilidad el discurso contra la inmigración irregular y el islam promulgado por Vox, avalado por porcentajes que llegan a rebasar la veintena de puntos. Este auge no es solo apreciable en rincones el sur, sino también en municipios del norte, como Baza o Castril. Y ello con un programa electoral casi idéntico al del PP, el cual tampoco era excesivamente novedoso respecto al de anteriores citas electorales.

El PSOE ha perdido apoyos en la capital y alrededores, donde Ciudadanos y Vox ganan terreno

El otro ascenso significativo con respecto a las elecciones de 2015 es el de Ciudadanos. La lista provincial encabezada por Mar Sánchez ha podido actualizar y doblar sus apoyos al pasar del 9% al 18%, aproximadamente, con dos nuevos representantes que se unen al parlamentario que ya tenía por Granada. También en el caso de esta formación han sido claves los resultados de la capital y alrededores, mientras el PSOE ha protagonizado un retroceso generalizado en muchos de sus bastiones en los últimos tiempos. Por ejemplo, en Armilla los socialistas han perdido su hegemonía, quedando por detrás de Ciudadanos, que marca una tencencia al alza y por primera vez se impone en localidades aledañas, como Ogíjares o La Zubia. Curiosamente, el perfil de municipios con sospechas de corrupción en los que la formación naranja ha enfatizado su campaña.

El PSOE retrocede en la capital y alrededores, aunque resiste en las zonas rurales con márgenes de hasta el 75%

En paralelo, los socialistas resisten y sigue ganando en las zonas rurales. En el caso de Gorafe, los socialistas se han impuesto con el 70% de las 350 personas que ejercieron su derecho al voto este pequeño pueblo. Hay más. En Lentegí, con poco más de dos centenares de participantes, el 65%. O en Pedro Martínez, un municipio de un millar de habitantes, hasta el 73,4%. En el nuevo mapa andaluz siguen imperando las extensiones territoriales de rojo y solo el centro y la periferia se tornan de otros colores. Las victorias del PSOE han sido holgadas, con alrededor de la mitad de los votos, en diversas localidades del interior de la provincia: Fonelas, Jayena, Lugros, Pampaneira, Lanteira, Moclín, Santa Cruz del Comercio...