Electores votando en un colegio de Córdoba
Electores votando en un colegio de Córdoba - EFE
ELECCIONES ANDALUCÍA 2018

Retrato robot de los andaluces que han votado por el cambio político en las elecciones

El PP atrae el voto de más edad y dos tercios de electores de Vox eran hombres, según el sondeo de Dataestudios para ABC

SevillaActualizado:

Detrás del vuelco político que se ha producido en Andalucía, hay un votante hastiado por la gestión de la hegemonía autonómica más larga de la democracia española. Un voto de desahogo, de protesta y de castigo que ni el radar del poderoso PSOE andaluz supo detectar y tampoco la mayoría de estudios demoscópicos que se quedaron muy cortos en sus cálculos.

La encuesta postelectoral realizada por Dataestudios para ABC dibuja la radiografía sociológica del cambio. Las elecciones autonómicas del 2 de diciembre dejaron un escenario nuevo, marcado por el desplome del PSOE, que saca los peores resultados de su historia, y la irrupción de un partido nuevo a la derecha del PP, Vox, que ha sido el catalizador de ese malestar acumulado durante años para 400.000 votantes.

La encuesta, basada en entrevistas telefónicas a los votantes del PP, Ciudadanos y Vox, ofrece datos reveladores y otros que no lo son tanto. De los tres candidatos que concurrieron a las elecciones por estas tres formaciones, Juanma Moreno, el candidato popular, es el que aglutinó el mayor porcentaje de voto femenino. El 55,8 por ciento de sus votantes eran mujeres y el 44,2 por ciento restante, hombres.

Los votantes de Vox se ubican en la derecha moderada mientras que un 12% de los de Cs se definen de izquierdas

En el caso del partido naranja, que presentó a Juan Marín como aspirante a la Presidencia de la Junta de Andalucía, el 46,5 por ciento de las papeletas las escogieron mujeres mientras que Vox recibió sólo el 34% del voto femenino. Dos de cada tres votantes del partido de Santiago Abascal eran hombres. Entre otras propuestas electorales, Vox propugna la derogación de la ley de violencia de género y «de toda norma que discrimine a un sexo de otro» para sustituirla por otra ley contra la violencia en el «ámbito intrafamiliar», así como la supresión de las subvenciones a «organismos feministas radicales».

El 97 por ciento de los votantes del PP, Cs y Vox cree necesario un cambio y se muestra muy crítico por la situación actual de la comunidad, lastrada por indicadores negativos de paro, riqueza y educación que no han logrado revertir las decenas de miles de millones de pesetas y euros invertidos durante 36 años y medio de gestión socialista.

Tanto Vox como Ciudadanos tienen más gancho entre el elector joven. Uno de cada tres papeletas que fueron a parar al juez Francisco Serrano, el candidato de Vox a la Presidencia autonómica, procedían de votantes de entre 18 y 35 años, casi empatados con los de Cs (32,5%), mientras que sólo uno de cada cinco que apoyó al PP se encuadraba en esta franja de edad.

El amplio suelo electoral de los populares se asienta sobre los votantes de 56 años o más, que suman el 47,8%. Sólo el 19,4% de la población de esta edad apostó por Vox y un 28% eligió a Ciudadanos. Vox encontró su mayor caladero entre los votantes de entre 36 y 55 años, que suman el 47,4%, frente al 32,1% que optaron por el PP y el 39,5% que cogieron la papeleta del partido que preside Albert Rivera. Ciudadanos es, de las tres fuerzas, el que muestra mayor equilibrio entre los distintos segmentos de votantes.

El votante de Cs, de centro

La encuesta de Dataestudios elaborada para ABC también pide a los votantes que se sitúen en el espectro ideológico en una escala de 0 a 10, siendo el 0 la posición más radicalizada a la izquierda y el 10, el punto más extremo de la derecha.

Los votantes de Cs, cuyo ideario ha pasado de la socialdemocracia en sus inicios a la etiqueta del «liberalismo progresista», se ubican en el valor 5,2, casi en el punto medio de la escala. Un 12% de sus votantes procede de la izquierda. No en vano, los estudios de trasvase de papeletas muestran que Marín, socio parlamentario de Susana Díaz en la pasada legislatura, ha captado la mayoría de votos perdidos por el PSOE que no han ido a la abstención. Los votantes del PP se sitúan algo más escorados a la derecha, en el punto 5,9 de la escala. El 78% de los mismos eligen los valores 5, 6 y 7.

Por último, los votantes de Vox se posicionan a la derecha del PP: en el punto 6,9 sobre 10. Sin embargo, entre quienes eligieron al juez Serrano son una minoría (12,1) los que eligieron las posiciones más extremas del espectro ideológico (9 y 10). Vox ha captado votos en todo el arco político del centro a la derecha.