Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, de Adelante Andalucía - J.M.SERRANO
Elecciones andaluzas 2018

Teresa Rodríguez se niega a apoyar un pacto entre PSOE y Ciudadanos para el Gobierno de Andalucía

Adelante Andalucía sale de las negociaciones por la investidura puesto que no son «concluyentes» para la misma

SevillaActualizado:

Si había alguna remota posibilidad, Teresa Rodríguez, candidata de Adelante Andalucía a la Junta, la ha cerrado definitivamente. La confluencia de Podemos e IU no van a participar en negociaciones para apoyar o facilitar la investidura de Ciudadanos porque consideran que es un partido de «derecha» y por lo tanto no pueden apoyarlo, «porque hemos pedido votos pero respetamos mucho a la gente que nos ha votado y ahora no vamos a cambiar; vamos a ser coherentes».

La también coordinadora de Podemos en Andalucía respondía así también a Pablo Iglesias, su líder estatal, quien había pedido en esta misma mañana de miércoles la abstención de Adelante Andalucía para evitar que Vox entrase en el Gobierno. Sin embargo, Teresa Rodríguez ha hecho gala de su defendida autonomía regional, explicando además que no piensa dimitir y que Podemos en Andalucía tiene mecanismos de revocación de los cargos, que pueden activarse por los inscritos si así lo consideran oportuno.

La candidata de Adelante Andalucía ha explicado que este mismo miércoles la llamó la presidenta en funciones, Susana Díaz, con la que ha tenido un contacto breve, pero no se han emplazado para la ronda de negociaciones sobre la investidura que ha planteado la dirigente socialista puesto que Rodríguez ha dejado clara su postura. «Le he dicho que yo hablo lo que quiera pero no somos concluyentes para la investidura, así que si tiene más apoyos, que se los vaya buscando».

Rodríguez ha reiterado que no están en ninguna negociación para investiduras de los tres candidatos, (que Antonio Maíllo, el coordinador de IU ha calificado como una «hidra de tres cabezas») y que su estrategia pasa por «seguir construyendo nuestro propio proyecto y cuál va a ser nuestro papel en el Parlamento andaluz».

«Cuando acabe el baile de máscaras de los tres candidatos, ya veremos, porque ahora no hay nada de negociar porque está todo el pescado vendido», ha dicho dejando claro que cuenta con un acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox. «El problema no es sólo la investidura sino la legislatura que se plantea con recortes de derechos por lo que vamos fiscalizar más que nunca al Gobierno».

Respecto al aumento de apoyo a Vox, que ha obtenido 12 escaños, ha afirmado que es un «fenómeno poliédrico» que tiene un componente de «voto popular, que es lo que nos ocupa, no nos preocupa, y sobre lo que debemos hacer una reflexión».

La candidata de Adelante Andalucía ha asegurado que el 75 % del voto a Vox es masculino, de hombres que quizás han podido sentir como «una amenaza el movimiento feminista, por lo que tenemos que explicarles que el feminismo es bueno para la sociedad y no es una amenaza contra nadie». Teresa Rodríguez ha dicho que la mayoría de los votantes de Vox proceden del PP,«un partido en descomposición por la corrupción y en el que hay una derecha franquista sociológica».

Apoyo a las manifestaciones

La lideresa de Podemos, Teresa Rodríguez ha apoyado claramente las manifestaciones en las calles contra los resultados electorales y la entrada de Vox en el Parlamento. «No son reprochables; la democracia también es movilizarse y expresarse en la calle y nos parece muy bien que lo hagan los jóvenes de manera espontánea y con unas movilizaciones desvinculadas de nuestra organización».

Sin embargo, Rodríguez no ha tenido más remedio que condenar los incidentes producidos en Cádiz, «son terribles, condenables y todos los calificativos que se ocurran».

La nueva coalición Adelante Andalucía ha ratificado además en este miércoles que mantendrán la unión de Podemos e IU como grupo parlamentario y para las próximas elecciones municipales.

Así lo han decidido por unanimidad las cuatro formaciones que componen la confluencia: Podemos, IU, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, según ha anunciado el coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, quien ha lamentado que el PP parece que «va a asumir todo lo que le diga Vox», como la eliminación de Canal Sur