El presidente del PP andaluz y presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, votando en Málaga - EFE

Resultados elecciones Andaluzas 2019El PSOE vuelve a ganar en Andalucía pero podría gobernar sólo Sevilla y Huelva

El PP mejora su resultado en Málaga y Almería y los pactos como el que cambió el color de la Junta podrían llevarle a recuperar Granada y Córdoba

SevillaActualizado:

El PSOE ganó ayer las elecciones en Andalucía por tercera vez consecutiva en menos de seis meses. Pero puede que la victoria le termine sabiendo muy amarga de nuevo. No tanto como el pasado diciembre pero será agridulce la digestión de los resultados que arrojaron ayer las urnas. Pues pese a imponerse en cuatro capitales de provincia (en 2015 sólo ganaron en Huelva), los socialistas podrían perder poder territorial con respecto a hace cuatro años.

Si suman PP, Ciudadanos y Vox, que irrumpe en numerosos ayuntamientos, arrebatarían a los socialistas las alcaldías de Córdoba y Granada, donde volvió a ganar el PSOE tras tres décadas. Y mantendrían, con el acuerdo del centro derecha, la de Jaén. Es decir, que de controlar cuatro capitales podrían quedarse sólo con dos (Sevilla y Huelva). En Cádiz la fuerza populista comandada por José Manuel González se impone con grandísima diferencia. «Kichi» seguirá siendo alcalde.

El PSOE gana pero con el escrutinio de ayer los socialistas andaluces acrecientan el principal problema que tienen: el futuro de su liderazgo orgánico. Ayer de nuevo el partido del puño y la rosa mejoró su resultado con respecto a aquellas elecciones autonómicas de diciembre (nueve puntos más que en el 2D) demostrando que el problema no era sólo nacional ni tenía esteladas de fondo, como se empeñó en argumentar Díaz tras la debacle. También era de la propia candidatura. El ataque final desde Ferraz puede estar cerca.

La mejor noticia para los socialistas es sin duda que consolidan la alcaldía de la principal urbe andaluza. En Sevilla volverán a gobernar. El actual regidor solventó el trámite sin sorpresas y se acercó a un 40% de apoyo ciuadano. La sucesión de Juan Ignacio Zoido no se ha afrontado con éxito en las filas populares, que se dejan cuatro concejales en la gatera.

El PP, por tanto, se ve de nuevo derrotado a nivel global. No sólo eso. En algunas plazas de relevancia su apoyo popular se reduce drásticamente y amenaza el futuro de la formación, obligándole a una catarsis para recuperar lo que fue hace sólo ocho años, cuando gobernaba todas las capitales andaluzas y cinco de las ocho diputaciones provinciales.

Salvar los muebles

Pero de nuevo la paradoja. A pesar de todo ello podrá decir que salva los muebles. Sobre todo si sigue funcionando el pacto de la Junta. La fuerza del flamante presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se muestra imbatible en Andalucía Oriental y mejorado su resultado en sus dos principales bastiones, Málaga yAlmería.

En Málaga capital, la apuesta por Francisco de la Torre, pese a los 76 años de edad, se ha revelado todo un acierto. El regidor ha demostrado que su gestión era un «plus» para una marca a la baja.De la Torre ha mejorado su respaldo con respecto a su anterior cita con las urnas y «se come» a Ciudadanos, que difícilmente podrá negarse a apoyarle después de haber perdido el edil que precisamente ha ido a parar al PP. El litoral malacitano también conserva su fidelidad a este partido. En Marbella, la alcaldesa Ángeles Muñoz se quedaba de nuevo al borde de la mayoría absoluta. En Estepona su regidor barre con 21 concejales de 25. Quienes creyeron que su crédito podía deslizarse por un pronunciado tobogán se equivocaron de pleno.

Para los populares Córdoba también es un éxito. Logran desbancar a la alcaldesa, la socialista Isabel Ambrosio, y podrán formar gobierno con la anuencia de Ciudadanos yVox.

Almería se confirma también como eterno bastión de la fuerza conservadora. En la capital su alcalde, Ramón Fernández Pacheco gana apoyos y puede tener como socios a Vox o a Ciudadanos. En esta provincia también era muy esperado el resultado que pudiera obtener Vox después del enorme éxito que cosechó en las elecciones autonómicas de diciembre. En efecto, la formación que preside Santiago Abascal logra un importante éxito al quedar como tercera formación en la provincia.En El Ejido, donde el problema de la inmigración se está revelando como clave en la conformación del voto, queda segunda, solo superada por el PP, que vuelve a ganar.

Las elecciones de ayer también sirvieron para confirmar otro axioma. Los resultados de Ciudadanos decrecen conforme el destino del voto se acerca al administrado. Igualaron o empeoraron su resultado en las capitales. Eso sí, volverán a ser decisivos.