José Luis Agea, alcalde de Chilluévar
José Luis Agea, alcalde de Chilluévar - ABC

Elecciones municipales Andalucía 2019Dos alcaldes de pueblos de Jaén gobiernan sin ningún concejal en la oposición

Ambos regidores son socialistas, los de Chillúevar y Escañuela

Javier López
JaénActualizado:

Jaime Campmany ironizaba en un artículo sobre el éxito de un amigo poeta en unos juegos florales celebrados durante la dictadura. Al preguntarle cómo le había ido, el vate le dijo que muy bien: «Los del pueblo aplaudían como procuradores». En democracia, empero, es difícil concitar el elogio de todas las bancadas. Salvo que, como ocurre en los ayuntamientos de los municipios jiennenses de Chillúevar y Escañuela, únicamente esté representado un partido.

El PSOE de Chillúevar gobierna sin oposición en el Ayuntamiento. La formación socialista fue la única que obtuvo representación en las elecciones locales de 2015. Dada esta circunstancia, en este municipio los plenos no son broncos y los acuerdos se adoptan por unanimidad.

El alcalde, José Luis Agea está convencido de que tras las elecciones del próximo 26 de mayo habrá representación de otro partido, presumiblemente el PP. Y lo ve como un síntoma de salud democrática porque la presencia de ediles rivales es conveniente en las corporaciones. No llega a decir que echa de menos la civilizada refriega inherente a la confrontación de ideas políticas, pero considera bueno el sistema de contrapesos.

El alcalde puntualiza, no obstante, que se siente orgulloso de que en los comicios de 2015 los vecinos de este municipio de casi 1.500 habitantes integrado en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas le dieran un apoyo casi unánime. En concreto, sus 9 concejales, el total de la Corporación, se deriva de los 857 votos obtenidos, frente a los 73 que consiguió el PP.

«Aquí el debate es constructivo, propositivo». Es la ventaja, aclara, del hecho insólito del que disfruta. Tanto más cuanto que el municipio no siempre ha sido socialista: en dos mandatos fue gobernado por el PP.

La falta de ediles de otra fuerza política impide que a los vecinos llegue información desde dos fuentes distintas. De manera que ellos mismos se dirigen al alcalde para pedírsela por lo que la vía pública se ha convertido en una prolongación del pleno. «Me hacen preguntas en la calle o en los bares sobre los proyectos». La ausencia de oposición no implica en modo alguno que el equipo de gobierno haga lo que le plazca. La gestión está fiscalizada por el Gobierno central, el Tribunal de Cuentas y el interventor municipal. Lo que garantiza el respeto a la ley tanto del Ayuntamiento de Chilluévar como el de Escañuela, gobernado también en solitario por el PSOE.

José Luis Agea y su homólogo de Escañuela, Francisco Javier Sabalete, han comentado entre ellos lo atípico de su situación compartida. En el municipio de la campiña jiennense, la formación socialista consiguió en las elecciones de hace 4 años los 7 concejales de la corporación. Su candidato obtuvo en concreto más del 80 % del sufragio emitido. De los 597 vecinos que votaron, 495 respaldaron al candidato del PSOE.

Iznatoraf, plaza fuerte del PP

El PP, ausente en Chillúevar y Escañuela, tiene su plaza fuerte en Iznatoraf. La resistencia popular al embate socialista en este municipio jiennense es constante. El PSOE, partido hegemónico en la provincia, nunca ha ganado en él en unas elecciones municipales. Si hay una población vinculada a la causa conservadora es este. Tanto es así que en las recientes elecciones generales fue el único del territorio en el que el PP fue la lista más votada.

Frente a las 95 localidades de la provincia en las que ganó el PSOE, este enclave de la sierra de La Villas apostó de nuevo por la formación popular. Lo ha hecho siempre, aunque el pacto entre socialistas y un partido independiente escindido de la formación popular permitió a la fuerza de izquierdas ostentar la alcaldía desde 1999 a 2003. Desde entonces gobierna el PP, si bien en los comicios de 2015 ganó únicamente por 10 votos de ventaja.