Juanma Moreno charla el lunes 27 con Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Alberto Núñez Feijóo (Galicia) en el Comité Nacional del PP
Juanma Moreno charla el lunes 27 con Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Alberto Núñez Feijóo (Galicia) en el Comité Nacional del PP - EFE

Resultados elecciones municipales 2019Juanma Moreno «vende» el pacto a la andaluza y Susana Díaz entra en su cuenta atrás

Ábalos pide «relanzar el PSOE en Andalucía» tras la primera reunión de la líder con Sánchez

SevillaActualizado:

El destino era el mismo: Madrid. El AVE, también. Pero las sensaciones no podían ser más diferentes entre los dirigentes del PP y PSOE, Juanma Moreno y Susana Díaz, respectivamente, que viajaban el día de la resaca electoral en el mismo vagón desde Sevilla. La secretaria general del PSOE andaluz iba en el asiento justo de detrás de su sustituto en la Presidencia de la Junta. La anécdota en este caso puede elevarse a categoría del escenario que deja para ambos la jornada de las elecciones municipales y europeas del pasado domingo. Moreno acudió a la reunión del Comité Nacional del PP. Aterrizó en Génova con la satisfacción de haber abierto el camino a otros dirigentes populares para exportar su «pacto a la andaluza» -gobierno con Ciudadanos y apoyo de investidura de Vox- a ayuntamientos como el de la capital de España y comunidades como Madrid, Aragón y Murcia.

En cambio, la líder del PSOE-A tomaba el tren rumbo a Madrid con un destino al frente de la federación andaluza más que incierto. En La Moncloa se reunió por primera vez con Pedro Sánchez después de cuatro procesos electorales (autonómicas, generales, municipales y europeas) que han demostrado que a su partido le ha ido mejor, con los datos en la mano, cuando candidatos distintos a ella y elegidos desde Ferraz han copado las listas.Los resultados en las europeas son elocuentes. El PSOE ha reunido 537.292 papeletas más (12,6 puntos) que en las andaluzas del 2 de diciembre. En el caso de haber logrado los mismos apoyos, los socialistas no habrían perdido el Gobierno andaluz.

La comparación con otros «barones» de su partido también desmonta su relato de que ella ha derrotado al «trifachito». Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, han conseguido mayorías absolutas en Castilla-La Mancha y Extremadura. Ella, como cabeza de cartel, se quedó a 22 escaños de una holgada mayoría en el Parlamento andaluz en diciembre.

La lideresa andaluza sabe de más que es Ferraz quien negociará los pactos en las principales plazas

Pero si algo tiene la secretaria general del PSOE andaluz es olfato político. A Susana Díaz no le ha faltado tiempo para coger un AVE, junto a su secretario de Organización, Juan Cornejo, y visitar a su jefe en Madrid antes de que el partido se despertase tras la larga noche electoral. La lideresa andaluza sabe de más que es Ferraz quien negociará los pactos en las principales plazas y ha ido a Madrid para tratar de reivindicar su liderazgo orgánico en Andalucía. «Ha ido a negociar pero no se ha enterado que no tiene cartas para hacerlo» explicaba a ABC un alto mando socialista.

Sin congreso extraordinario

El mensaje pactado que se trasladó fue más conciliador. El secretario de Organización del PSOE federal, José Luis Ábalos, llamó ayer a «aunar esfuerzos» para «relanzar el partido en Andalucía», tras la reunión. Eso sí, abogó por «revisar la estrategia que hemos de diseñar para que sea una alternativa» y negó un congreso extraordinario en el PSOE-A. Desde San Vicente (sede regional) explicaban que ha sido «una muy buena reunión de coordinación y trabajo conjunto». Susana Díaz sabe que la dirección federal no quiere abrir una nueva guerra sino que la presidencia de las diputaciones provinciales parezca consensuada y considera que ahí puede meter una cuña. Lo grave para ella es que todo el partido está hablando ya del destino que le ofrecerá Sánchez. En el PSOE buscan un relevo tranquilo. Quieren que caiga como «fruta madura».

La situación interna de Moreno es distinta. Quien daban por desahuciado el 2 de diciembre —tras apoyar a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias— se ha convertido en algo parecido a un pionero, en un referente del PP, en el dirigente territorial con mayor poder institucional, en un líder. Sus palabras son escuchadas con atención dentro del PP, tanto como las de su amigo, el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo. Ayer coincidieron en atribuir el resultado electoral a el giro al «centro». Moreno «vendió» en Génova en que la fórmula andaluza es «absolutamente posible» trasladar a otras comunidades y ciudades, dijo.

El dirigente popular no se concedió ayer un momento para la autocrítica, aunque no le faltan motivos. Los resultados demuestran que la marca del PPse ha desangrado electoralmente donde se ha entregado a las rencillas internas. Es revelador que le ha ido peor en las capitales y provincias de Sevilla, Huelva, Jaén y Cádiz. En la capital onubense, la candidatura que encabezaba la popular Pilar Marín ha perdido la mitad de los ocho concejales que tenía, mientras el alcalde socialista, Gabriel Cruz, ha rentabilizado su mandato con una mayoría absoluta. En el PP de Huelva desertó su responsable de redes, Wenceslao Font, que ha sacado dos ediles como alcaldable de Vox a la Alcaldía. Guillermo García de Longoria, exdiputado y exsecretario provincial del PP, ha entrado en el Ayuntamiento como número dos en la lista de Ciudadanos.

En Sevilla, el candidato Beltrán Pérez (PP) ha retrocedido en cuatro concejales. El partido ha pasado por una profunda división entre facciones irreconciliables durante mucho tiempo. Eso también ha podido pasar factura.

Otros dos alcaldes ex populares han revalidado mayorías con la formación naranja: Enrique Puñal, en Cárcheles, y Manuel Fernández Vela, en Aldeaquemada

Si hay un territorio donde los populares partían con una posición más debilitada por las escaramuzas internas, ése es Jaén, donde dos corrientes se enfrentaron en una guerra por el poder tras el congreso de mayo de 2017. Uno de los aspirantes, Miguel Moreno, el alcalde de Porcuna, se fue a Ciudadanos. Otros dos alcaldes ex populares han revalidado mayorías con la formación naranja: Enrique Puñal, en Cárcheles, y Manuel Fernández Vela, en Aldeaquemada. El alcalde popular, Francisco Javier Márquez, no las tiene todas consigo para revalidar el bastón de mando. El PSOE le ha superado y la llave la tiene Ciudadanos. En Cádiz, Juancho Ortiz (PP), hombre de del presidente provincial, Antonio Sanz, ha ofrecido un pacto al PSOE y Cs con pocas posibilidades de prosperar tras perder cuatro de sus diez ediles.

En cambio, allí donde el PP es más fuerte ha aguantado mejor. En Málaga, el alcalde Francisco de la Torre consigue cerca de 37.000 votos más que la lista europea del PP (es nada menos que un 40% más: tuvo 94.444 votos). En Almería, Ramón Fernández-Pacheco obtiene 10.000 votos más.

En el PP Sebastián Pérez, enfrentado al exalcalde José Torres Hurtado —que dimitió tras su detención en la Operación Nazarí-, no ha cuajado. Como prueba el hecho de que la lista europea cosechó 4.439 votos más que la del candidato a la Alcaldía.