Elecciones municipales 2019Espadas ganaría, pero tendría que apoyarse en Adelante o Ciudadanos

El PP no tendría ninguna opción para la Alcaldía en Sevilla durante las elecciones municipales y perdería al menos dos concejales, aunque Beltrán Pérez sube con respecto a sondeos anteriores

Elecciones municipales en Sevilla 2019: Todo lo que tienes que saber

SevillaActualizado:

Juan Espadas será alcalde de Sevilla cuatro años más si se cumple el pronóstico del «Barómetro de Percepción Social y Política de Sevilla Capital» que ha realizado para ABC la empresa demoscópica «Dataestudios, Investigación y Estrategia». Este sondeo, que se ha llevado a cabo entre los días 13 y 16 de mayo sobre una muestra de 600 personas, otorga al PSOE una victoria clara en las elecciones municipales del próximo domingo 26 de mayo con una horquilla de 12-13 concejales frente a los 11 que tiene actualmente. Por contra, pronostica para el PP una caída desde los 12 ediles actuales a 7 u 8. La estimación de voto otorga a los socialistas un porcentaje del 38,1 y a los populares un 22,2, por lo que ambas fuerzas serán, en principio, las que se jueguen el bastón de mando de la ciudad. Sin embargo, este sondeo sólo da opciones de gobierno a Espadas y ninguna a Beltrán Pérez, que no sumaría suficientes concejales con ninguna combinación teniendo en cuenta que la corporación municipal se compone de 31 concejales y para la mayoría se necesitan 16.

El barómetro sitúa como tercera fuerza política a la confluencia de Podemos con IU, que se denomina Adelante Sevilla, con un 16,2 por ciento de los votos y una horquilla de 5-6 concejales, los mismos que actualmente suman ambos partidos en el Ayuntamiento. Luego quedaría Ciudadanos, que mejoraría con respecto a las anteriores elecciones con un 14,4 por ciento de los sufragios y entre 4 y 5 concejales frente a los 3 que tiene ahora, pero se desplomaría con respecto a los sondeos anteriores, donde llegó a tener unas expectativas de hasta siete ediles. Por último, Vox entraría en la Plaza Nueva con uno o dos capitulares y el 5,8 por ciento de los votos, justo en el límite de quedarse sin representación.

El cambio por la derecha, sin apoyos

Este panorama deja expedita la Alcaldía a Espadas de nuevo, aunque tendría que pactar con otro partido para conseguirla: bien con Adelante Sevilla, que fue la fuerza que lo invistió hace cuatro años, bien con Ciudadanos. Estas son las únicas posibilidades porque el cambio por la derecha no suma mayoría. En el mejor de los casos, la alianza entre PP, Ciudadanos y Vox alcanzaría los 15 concejales, uno menos de los que se necesitan para ser investido.

No obstante, la encuesta arroja un dato que deja abierto el resultado a sólo una semana de la cita con las urnas: el 45 por ciento de los entrevistados no contesta a quién votará. Según la estimación de los autores del barómetro, la mayor parte de este porcentaje optará por la abstención, pero hay hasta un 10 por ciento de margen que sí acudirá al colegio electoral y que podría cambiar las cosas, aunque en el ajuste probabilístico que se ha llevado a cabo ya está contabilizado este hipotético voto aplicando técnicas demoscópicas que ofrecen un margen de error de un 4,1 por ciento.

Lo cierto es que el PP lo tendría imposible según Dataestudios, pero Beltrán Pérez subiría un poco con respecto a las encuestas de junio y diciembre de 2018, en las que llegó a caer a los seis concejales, el peor resultado histórico del PP. Pérez igualaría el suelo de los populares, obtenido por Soledad Becerril en 1987 y 1991 con 8 concejales, por lo que no empeoraría aquellos datos. Esto lo ha conseguido gracias a la caída en la intención de voto de Ciudadanos, que en junio daba 7 ediles en los sondeos y ahora sólo aspiraría a 5. En este partido hay otro dato curioso: sólo el 37,8 por ciento de las personas que confiesa haberlo votado con anterioridad asegura que repetirá. Su índice de fidelidad es, por tanto, bajísimo, algo que hay que relacionar directamente con el cambio de candidato a apenas unos meses de la cita electoral. La renovación de la lista naranja ha afectado muy negativamente a sus expectativas en las encuestas.

Juan Espadas le gana a su propio partido

En consecuencia, los expertos de Dataestudios concluyen que «no resulta extraño observar, en las expectativas electorales del PSOE, un importante crecimiento respecto a los resultados de 2015, pasando del 32% de entonces a una cifra en torno al 38%. De hecho, esta mejora de la intención de voto en las próximas municipales supera, incluso, al resultado alcanzado por el PSOE en Sevilla capital en las pasadas Elecciones Generales de abril, en las que obtuvo el 32,7% de los votos». Dicho más claro: Juan Espadas le ganará a su propio partido en la capital si se cumplen estas previsiones.

Por su parte, «el Partido Popular experimenta un notable descenso. Del 33,1% de 2015 (12 concejales) pasaría a una cifra en el entorno del 22% (y entre 7 y 8 concejales)». Pero el barómetro insiste en la importancia del voto oculto: «Es necesario recalcar que el 45% de los entrevistados no reconoce, en este momento, cuál va a ser el sentido de su voto, por lo que entendemos que, hasta el último día, puede haber ciertos cambios en la configuración final del Consistorio». Lo más llamativo para los autores en este sentido es el caso de Ciudadanos, que tiene el menor porcentaje de fidelidad, mientras que el PSOE y Adelante Sevilla «muestran los mayores porcentajes de votantes fieles o que repetirían». En el caso del Partido Popular, «muestra una fidelización importante respecto a los votos obtenidos en la generales de abril (el 62,9% de los votantes repetirían), no así en comparación a las municipales de 2015, respecto a las que podría perder más del 50% de los votos».

Su mayor fuga está a su derecha, con un 7,4 de votantes que se marchará a Vox, aunque las esperanzas del PP están en el número de personas que votaron a este partido en las anteriores municipales y que ahora no confiesa si repetirá, un 35,8 por ciento. Si a esto se le suma que el partido con más indecisos es Ciudadanos, con un 45,9 por ciento de personas que todavía no tiene clara la papeleta que introducirá en la urna, el escenario queda muy abierto, aunque los afines a la fuerza naranja también podrían decantarse por el PSOE.

Esta es la gran incógnita que queda por resolver a una semana de los comicios, por lo que habrá juego en los últimos días de la campaña. Aun así, el comportamiento electoral que desvela la encuesta es muy favorable para el PSOE. El 52,7 por ciento de los encuestados —incluidos los que no han declarado a quién votarán— cree que ganará Juan Espadas y sólo el 11,2 piensa que la victoria será para el PP, que además tiene mucho mayor grado de rechazo que la formación socialista. A los populares nunca los votaría el 15,4 por ciento de los electores, mientras que al PSOE lo rechaza el 4,9. En este parámetro quienes más repudio acumulan son los partidos situados en los extremos ideológicos. Adelante Sevilla cuenta con la animadversión del 28,9 por ciento de los votantes y Vox, ganador indiscutible en esta clasificación, repele al 46,5 por ciento.

Todo esto va en consonancia con las simpatías que los encuestados confiesan. El partido con más afines es el PSOE, con un 28,8 por ciento de partidarios incondicionales. Le sigue el PP con un 18,2 y Adelante Sevilla con un 10,2. El resto de organizaciones obtiene ya apoyos muy residuales.

En definitiva, el escenario queda muy despejado para que Juan Espadas revalide la Alcaldía y conserve el gobierno de la ciudad durante cuatro años más, pero tendrá que hacerlo llegando a un acuerdo por la izquierda con los populistas o hacia el centro derecha con Ciudadanos. En último extremo, si no alcanzara ningún pacto, el reglamento de elección de alcaldes le permite coger de nuevo el bastón de mando tras agotar las votaciones porque el PSOE será, con toda seguridad, el ganador de las elecciones en Sevilla el 26 de mayo.