Francisco Molina, el candidato socialista a revalidar el cargo de alcalde tras las elecciones municipales
Francisco Molina, el candidato socialista a revalidar el cargo de alcalde tras las elecciones municipales - ABC

Resultados elecciones municipales Sevilla 2019El alcalde de Bormujos confía en un acuerdo con Cs que evite el pacto a la andaluza propuesto por el PP

Tras un «primer contacto» con la formación naranja, el regidor socialista Francisco Molina espera continuar las conversaciones para avanzar en la creación de un «gobierno estable»

Así contó ABC de Sevilla las elecciones municipales y sus resultados, minuto a minuto

BormujosActualizado:

Ante la propuesta del PP de Bormujos para que los cinco concejales populares de la nueva corporación surgida de las elecciones municipales formen gobierno con los también cinco ediles cosechados por el PP, «siguiendo el modelo del Gobierno en la Junta de Andalucía», extremo para lo cual sería igualmente necesario el apoyo de Vox, el alcalde en funciones de la localidad y candidato socialista a revalidar el cargo, Francisco Molina, ha anunciado que ha iniciado contactos con la formación naranja y confía en un «acuerdo lógico» entre el PSOE como fuerza más votada y el partido naranja.

En declaraciones a Europa Press, Francisco Molina ha lamentado que la candidata popular a la Alcaldía de Bormujos, Lola Romero, haya invitado a Cs a negociar un gobierno de coalición siguiendo «el modelo del gobierno en la Junta de Andalucía», que supere la mayoría simple cosechada nuevamente por los socialistas, toda vez que la citada operación requeriría el apoyo de Vox a la candidatura alternativa al PSOE en el pleno de investidura.

En ese sentido, ha avisado de que la candidata popular «votó al PSOE» en las elecciones municipales de 2011, con lo que a su entender concurrir ahora como cabeza de lista del PP pone en tela de juicio su «credibilidad».

Pero sobre todo, Francisco Molina ha defendido que ante el resultado de las últimas elecciones municipales, «el acuerdo más lógico, lo que el pueblo está pidiendo y lo que piden los votantes del PSOE y Cs», es la conformación de un «gobierno estable» entre los socialistas como fuerza más votada y el partido naranja. Más aún, según ha agregado, cuando a lo largo del último mandato, las relaciones entre ambas fuerzas «han sido buenas».

A tal efecto, ha explicado que ya ha cursado una «primera llamada» a los responsables locales de Ciudadanos, pendientes entonces de analizar la situación en clave local y del comité nacional de pactos de la formación naranja, saldado finalmente con una estrategia dirigida a favorecer acuerdos con el PP aunque con posibles pactos con candidatos socialistas que «renieguen» de las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez.

En cualquier caso, Francisco Molina ha expuesto que tras aquel primer contacto con Cs, espera continuar las conversaciones para avanzar en la creación de un «gobierno estable» entre el PSOE y Cs.

En el municipio aljarafeño de Bormujos, que cuenta con más de 21.000 habitantes, las elecciones municipales se han saldado con el PSOE revalidando su condición de fuerza más votada, si bien sólo consigue siete de los 21 concejales de la Corporación y el PP, Ciudadanos y Vox suman en su conjunto 12 concejales, uno más de la mayoría absoluta.

En concreto, después de que el socialista Francisco Molina haya gobernado Bormujos estos últimos cuatro años en coalición con Participa, pues en 2015 logró ocho concejales y necesitaba tres para la mayoría absoluta, el mismo número de ediles cosechado por Participa, en estas elecciones el PSOE ha logrado en Bormujos siete ediles frente a cinco del PP, cinco de Cs, dos de Adelante y dos de Vox.

Dado el caso, Francisco Molina vuelve a ser el candidato más votado, si bien sus siete concejales están lejos de la mayoría absoluta de once ediles, que sí lograrían el PP, Cs y Vox sumando sus fuerzas, toda vez que el PP de Sevilla ya ha anunciado su intención de promover «gobiernos del cambio en aquellos municipios donde los sevillanos así lo hayan pedido» y, de hecho, está promoviendo en esta localidad un acuerdo según «el modelo de la Junta de Andalucía».