Juan Espadas celebrando los resultados - Juan Flores

Resultados Elecciones Municipales Sevilla 2019Juan Espadas (PSOE) seguirá siendo alcalde en Sevilla con las manos más libres

El PP sufre un pinchazo que lo retrotrae treinta años, Ciudadanos crece a medio gas, Adelante se viene abajo y Vox irrumpe en el pleno municipal

Resultados de las elecciones municipales en Sevilla

SevillaActualizado:

Juan Espadas podrá seguir gobernando el Ayuntamiento merced a una holgada mayoría obtenida en las elecciones municipales de Sevilla 2019 después de que su principal oponente, el PP de Beltrán Pérez, sufriera un retroceso histórico que lo retrotrajo a resultados de hace más de 30 años. Ciudadanos avanza tímidamente después de cambiar de candidato a menos de seis meses de las elecciones, Adelante Sevilla se lleva una gran decepción porque suma un edil menos que los que tenían Participa e IU antes de formar coalición y Vox irrumpe por vez primera en el Ayuntamiento de la capital.

El Consistorio que sale de estos resultados deja manos libres a Juan Espadas, el actual alcalde. Puede elegir entre gobernar en solitario como ha hecho estos cuatro años, reforzado por las urnas tanto en número de votos, como en porcentaje, como en ediles. Tendrá, eso sí, que salvar el escollo de la investidura porque el hecho de ser la lista más votada no le garantiza automáticamente ser elegido alcalde si los tres partidos a su derecha (PP, Ciudadanos y Vox) unen sus catorce concejales para votar a Beltrán Pérez, por ejemplo.

Pero esta posibilidad es sólo una hipótesis remota. A Espadas le basta con un acuerdo de investidura como el de hace cuatro años para ser elegido. Y eso en el caso de que los tres partidos del centro y de la derecha logren ponerse de acuerdo en aupar al sillón de la Alcaldía al que, sin duda, es uno de los grandes derrotados de la jornada electoral.

Pinchazo del PP

El PP sufre un retroceso histórico. En número de concejales vuelve a los niveles de 1987 (entonces Alianza Popular) o 1991, cuando la papeleta la encabezaba Soledad Becerril. Pero el PP de Beltrán Pérez se ha desfondado incluso en los distritos que eran su feudo habitual como Los Remedios, donde logra imponerse pero por debajo de la mitad de los votantes cuando llegó a disponer hace ocho años de porcentajes de sufragios que superaban el 80%. El PP ha sido incapaz de retener a sus propios votantes. Los aproximadamente 70.000 votos cosechados ayer están muy lejos de los 106.321 de hace cuatro años, de los 166.040 con que Zoido arrasó hasta lograr la mayoría absoluta con veinte concejales y de los 128.776 de hace doce años.

Muchos de sus votantes se han decantado por el talante moderado y centrado que representa Juan Espadas. El actual alcalde es el triunfador sin discusión. Los socialistas han vuelto a un porcentaje por encima del 40%, lo que no sucedía desde 2007, cuando el PSOE empató a quince concejales con el PP de Zoido. Entonces, por encima de ese porcentaje le valió a Monteseirín para sumar quince concejales y renovar por tercera vez su mandato. Ayer, a Espadas no le ha dado para más que trece concejales. En este sentido, el mandato de esta corporación municipal que se constituirá el 15 de junio es bastante semejante a la que ahora acaba, aunque la distancia entre el primer y el segundo partido en el Consistorio asegura una mayor tranquilidad para Espadas durante los cuatro próximos años.

La oposición, estancada

En cuanto al resto de partidos, ninguno ha cumplido la expectativas salvo Vox. La formación derechista ha logrado entrar en el Ayuntamiento de Sevilla con poco más de 25.000 votos y hará oír su voz en el pleno municipal a partir de ahora.

Ciudadanos se queda con una sensación agridulce porque respecto de hace cuatro años, cuando irrumpió en la escena política local, sólo ha ganado un concejal y menos de diez mil votos después de haber cambiado de candidato en la recta final del mandato y haber presentado a Álvaro Pimentel casi sin tiempo de placearlo.

Adelante Sevilla es otra gran derrotada de los comicios locales de ayer. Sólo el batacazo del PP le priva del vergonzoso título de fracaso. Habían unido sus fuerzas Izquierda Unida y Participa Sevilla con dos y tres concejales en la actual corporación, pero la suma de ambos ha sido una resta, porque han perdido un edil. Y encima tendrá que apoyar a Espadas.