Tráfico prevé importantes retenciones a partir de este mediodía
La carretera de Valencia (A-3), en dirección salida de Madrid - efe
segunda fase de la operación semana santa

Tráfico prevé importantes retenciones a partir de este mediodía

Entre este miércoles y el lunes habrá más de 7,5 millones de desplazamientos. El jueves por la mañana también habrá complicaciones

ep
Actualizado:

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que entre este miércoles y el próximo lunes a las 24.00 horas se produzcan 7,5 millones de desplazamientos, coincidiendo con la segunda fase de la operación Semana Santa que comenzó el pasado viernes y en la que participan unos 10.000 agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

En esta segunda fase, la más importante por volumen y desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red de carretera, está previsto que surjan complicaciones a partir del mediodía en las salidas y accesos de los grandes núcleos urbanos, tanto del interior peninsular como los situados en la periferia y costa.

Previsiblemente, las retenciones en las salidas de las grandes ciudades se irán incrementando a lo largo de la tarde para trasladarse más tarde a los lugares de destino. El año pasado, este primer miércoles de vacaciones los principales problemas se registraron entre las 18.00 y 21.00 horas, con 160 kilómetros de retenciones acumulados.

El jueves por la mañana también es previsible que se produzca un incremento del tráfico a la salida de los núcleos urbanos, a los que se sumarán a mediodía los conductores de Cataluña y Valencia que inician sus vacaciones.

«Pegasus»

Esta segunda fase concluirá a las 24.00 horas del lunes 1 de abril con la operación retorno que tendrá lugar durante el domingo y el lunes de Pascua, ya que en las Comunidades de Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y la Rioja es festivo. En el resto de autonomías, día no lectivo para escolares y universitarios, se prevé también que se produzca una importante cantidad de movimientos de retorno que se sumarán a los de un día laborable cualquiera.

Con motivo de esta operación especial, la DGT ha estrenado un nuevo sistema que medirá la velocidad a la que circulan los vehículos en las carreteras desde el aire, mediante un mecanismo instalado en uno de sus helicópteros, llamado «Pegasus».

Esta nueva herramienta no puede ser detectada por los detectores de radar, debido a la altura a la que vuela y se usará principalmente para controlar la velocidad de los vehículos que circulan por las vías convencionales, las que no tienen separación física entre los carriles de ambos sentidos, y en las que suele ser más difícil establecer controles con vehículos con radar.