IU acusa a Cascos de cobrar 10.000 euros al mes como diputado y cargo del PP
Francisco Álvarez Cascos - efe

IU acusa a Cascos de cobrar 10.000 euros al mes como diputado y cargo del PP

El mandato de los diputados y senadores es incompatible con el desempeño de cualquier otro puesto

efe
Actualizado:

El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos incurrió, según IU, en una ilegalidad en la etapa en la que compaginó este cargo con el de parlamentario al cobrar una retribución fija por su puesto en el partido, algo «incompatible» con el Estatuto del Diputado y que además ocultó a la Cámara.

Los diputados de IU Gaspar Llamazares y Ricardo Sixto han explicado en el Congreso que Álvarez Cascos recibió un «sobresueldo» por su responsabilidad en el PP y no lo declaró porque, de haberlo hecho, se hubiera tenido que reunir la Comisión del Diputado para discutir sobre la incompatibilidad de esta situación.

Sixto, que hace dos semanas pidió a la Mesa del Congreso junto a Llamazares un informe sobre la declaración de bienes y actividades del exdirigente popular, ha dejado claro que Cascos sí informó de que además de diputado ejercía como secretario general (entre 1994 y 1996) pero no comunicó que percibía por ello un sueldo de 10.000 euros mensuales.

«Una cosa es una dieta de un viaje o una charla y otra cosa es percibir mensualmente un sueldo», ha dicho Sixto, quien ha recordado que el artículo 157 de la Ley de Régimen Electoral expresamente establece la incompatibilidad en estos casos.

De acuerdo con la legislación, el mandato de los diputados y senadores será incompatible con el desempeño de cualquier otro puesto, profesión o actividad, públicos o privados, por cuenta propia o ajena, retribuidos mediante «sueldo, salario, arancel, honorarios o cualquier otra forma.

La ley, ha añadido Llamazares, solo permite percibir una remuneración por «charlas en el ámbito académico» y todo lo demás «se rechaza» y cuando más, ha exclamado, «una retribución permanente». Los sobresueldos, ha afirmado el diputado, «no sólo son éticamente reprobables y escandalosos sino ilegales».

Izquierda Unida esperará al dictamen de la Comisión del Estatuto sobre el caso de Cascos y ver qué preceptos legales establece y la jurisprudencia de la comisión antes de pedir nuevos informes sobre otros diputados que hayan podido incurrir en estas incompatibilidades.