Los indicios contra Magdalena Álvarez que salpican a José Antonio Griñán
La exconsejera de Hacienda, Magdalena Álvarez - efe
trama ere

Los indicios contra Magdalena Álvarez que salpican a José Antonio Griñán

La exconsejera de Hacienda, imputada en la trama de los ERE

Actualizado:

Las cosas se tornan difíciles para Magdalena Álvarez. Quien fuera Consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía entre los años 1994 y 2004 ha sido imputada por la juez Mercedes Alaya por el caso de los ERE.

La instructora del caso ha decidido dar un «paso cualitativo» en la instrucción y en un auto publicado este martes ha imputado a 20 nuevos cargos y excargos de la Junta de Andalucía. Entre ellos a la actual vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, Magdalena Álvarez.

La magistrada considera que Álvarez podría haber faltado a sus obligaciones como Consejera de Hacienda, puesto que entre los quehaceres que se desprenden del ejercicio de su cargo, está el de velar por los derechos económicos y la posterior ejecución del presupuesto de la Hacienda Andaluza.

Entre los años 2000 a 2004, se creó en su Consejería, la Secretaría General de Hacienda, de la que pasaron a depender la Dirección General de Presupuestos y la Intervención General. En el seno de esta administración y bajo su mandato se elaborarían las normas en las que se recogían las partidas de financiación que fueron destinadas irregularmente a subvenciones sociolaborales. Consecuentemente, parece que pudo producirse una clasificación inadecuada de los créditos, saltándose a todas luces el procedimiento administrativo.

Apunta a Griñán

Al respecto, en los pasillos del Congreso, el portavoz del PP Vicente Martínez Pujalte ve «difícil que sea imputada la exministra de Fomento Magdalena Álvarez en el caso de los ERE de Andalucía y no ocurra lo mismo con el presidente andaluz, José Antonio Griñán», aunque ha subrayado que de la justicia se cree todo.

A renglón seguido, ha afirmado que «No sé si es que la justicia va paso a paso, o es que se imputa a la exministra y no a Griñán por cualquier razón distinta de la judicial y es para no perder el caso».