La marcha de José Antonio Griñán, en diez frases y tres excusas diferentes
El socialista José Antonio Griñán, durante la comparecencia ante la prensa para despedirse de la Junta de Andalucía - efe

La marcha de José Antonio Griñán, en diez frases y tres excusas diferentes

El dirigente socialista ha oficializado su renuncia al Palacio de San Telmo asumiendo que el escándalo de los ERE ha impulsado su adiós

Actualizado:

El ya expresidente de la Junta de Andalucía ha oficializado su marcha del Palacio de San Telmo asumiendo que el escándalo de los ERE ha relanzado su despedida repentina. Ésta ha sido su comparecencia, en diez frases y tres justificaciones diferentes:

1-. «Es imposible obviar que los ERE han dañado la imagen de la Junta, que ha supuesto un gravísimo obstáculo para ejercer la acción política desde la normalidad y, sobre todo, una ofensa muy grave para tantas y tantas personas que están pasando privaciones». En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el último que ha presidido como presidente, José Antonio Griñán ha aducido tres razones para dimitir. Un «aspecto personal y familiar» que no ha querido especificaren ningún momento. De hecho, se ha mostrado bastante lacónico al responder a los informadores que por ahí no pensaba pasar y no iba a entrar a dar detalles. Junto a ésta, otras dos motivaciones más políticas: la necesidad de abordar un cambio generacional con su marcha y la «erosión» sufrida con el caso de los ERE, que ya acumula 116 imputados. «Doy un paso atrás para que este asunto deje de entorpecer la política cotidiana. Hay que proteger a la Junta, ha dicho, del «debate monopolizado por el presidente y su relación con el caso de los expedientes» de regulación de empleo fraudulentos.

2-. En cambio, se ha expresado en relación a la instrucción diligente de la juez Mercedes Alaya: «No contemplo en absoluto que se me pueda imputar delito alguno». «No hay ninguna figura delictiva que se me pueda imputar», ha incidido.

3-. El presidente andaluz ha aclarado que su marcha no supone en ningún caso que asuma «ninguna responsabilidad política». Ha llegado a entonar: «Mi escaño es mío, ¿por qué tengo que abandonarlo?». Ésta ha sido la contestación al informador de ABC que le ha preguntado si mantiene su escaño de diputado autonómico para blindarse ante una posible imputación por el caso de los ERE.

Defiende contra viento y marea su honorabilidad y confía en que el tiempo pone todo en su sitio4-. En diversas ocasiones durante la larga rueda de prensa, ha manifestado que se han proferido y volcado contra él una sarta de mentiras y que confía en que el tiempo «pondrá a cada uno en su lugar».

5-. Pese al desgaste evidente que ha lastrado su imagen política desde que el escándalo de los ERE salpicase su gestión al frente de la Consejería de Economía, luego ya convertido en presidente de la Junta tras «el dedazo» de Manuel Chaves, ha considerado que todos «los políticos han de asumir su provisionalidad». «Yo nunca he tenido la tentación de mantenerme en el cargo», ha afirmado tras presentar oficialmente su dimisión.

6-. Deja el testigo a la que ha sido su responsable de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz. Y lo hace dejándole sobre el tapete todas las incógnitas sobre un hipotético giro en la coalición con la Izquierda Unida de Diego Valderas que le aupó a él hace catorce meses al cetro presidencial. Griñán se ha mostrado convencido de que «debería hacer la transición para el cambio, que no puede ser un lavado de cara, sino un ajuste con los tiempos». Según sus palabras es un cambio que él «no podía protagonizar».

7-. Griñán se ha mostrado «satisfecho» por el hecho de que por primera vez en los 31 años de historia de la autonomía y después de un proceso de primarias «exprés», sea una mujer la que vaya a dirigir las riendas en el hispalense Palacio de San Telmo, sede de la Junta. Él, por su parte, ha defendido en todo momento su honorabilidad tras 43 años de servicio público, ha instado a recuperar la credibilidad perdida por la clase política y ha destacado el «honor» que le ha supuesto ser presidente de Andalucía.

8-. Ha sorprendido a los presentes cuando ha anunciado que iba a publicar, y así lo ha distribuido a la prensa que cubría la comparecencia pública y abierta a interrogantes, sus declaraciones de patrimonio y de la Renta desde que había llegado a la Junta, en 2009 y hasta 2012. Mientras repartía sus declaraciones patrimoniales y de la renta, decía: «Me retiro de la Junta de Andalucía pero no de mi compromiso político». Griñán asume la «erosión» de la Junta por el «EREGate» y los 116 imputados 9-. El dirigente socialista ha dejado sin cerrar algunas incertidumbres, como al de su marcha y un posible adelanto electoral que hasta ahora había negado. «Hay circunstancias que pueden permitir o no un adelanto electoral, pero eso lo tiene que decidir la futura presidenta». «En qué circunstancias sean, ya no es mi cuestión», ha apuntado algo atribulado.

10-. Finalmente, pese al desgaste asumido por los ERE, ha justificado de un tercer modo su abandono: es necesario, ha aseverado, propiciar un «cambio generacional en la Junta para que sintonice mejor con la sociedad de hoy».