Corcuera, la reaparición de un político conflictivo
El exministro socialista José Luis Corcuero, entrando a los juzgados de Sevilla acusado de alterar el orden público - juan flores
psoe

Corcuera, la reaparición de un político conflictivo

El que fuera titular de la cartera de Interior en la era González aseguró que el Estado federal, que propone el PSOE, es «solo una palabra inventada»

Actualizado:

«Qué es eso del derecho a decidir?, ¿ qué es eso del Estado Federal? –que propone el PSOEes solo una palabra inventada para salir del atolladero que nosotros –por los socialistas– no hemos generado». Contundente, incisivo y siempre polémico, así es José Luis Corcuera y así de volcánico se manifestó ayer el exministro de la era González durante un coloquio sobre socialismo en el que no pudo reprimir su controvertido e inesperado discurso.

Corcuera, que se encontraba entre el público asistente al debate entre el presidente del PSOE, Manuel Chaves, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro –titulado «El socialismo en España ¿Camino de rosas?»– saltó como un resorte cuando los oradores hablaban del derecho a decidir para preguntarse «¿Qué es «En el Estado español, ningún subterfugio, ni bromas»eso del derecho a decidir?, ¿qué es eso del Estado federal?». «Al que se quiere cargar la Constitución porque dice, como el portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, que hará la consulta, le llamamos demócrata de toda la vida, y a quienes dicen que esto se arregla con Rajoy, qué le decimos? ¿Esto es una broma?», interpelaba exasperado el exministro socialista.

Ni corto ni perezoso, Corcuera –aprovechando el título de la conferencia– sentenció su apelación asegurando que «para que esto sea un camino de rosas sería conveniente que el PSOE tuviera clarísima la transparencia y la idea de que en el Estado español, ningún subterfugio, ni bromas».

Reprobado por sus compañeros de partido

Por supuesto, su expresividad fue reprobada por la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, quien le replicó que el PSOE es un «partido federal» y «federalista», con una «larga tradición en «es inútil a estas alturas discutir sobre este asunto»relación al federalismo», y que los socialistas «saben y comprenden muy bien lo que es un Estado federal».

Más crítico que la portavoz parlamentaria se mostró el exministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quien tachó de «inútil» el planteamiento de Corcuera, argumentando que «es inútil a estas alturas de la historia democrática de nuestras sociedades discutir sobre este asunto. El Estado Federal es perfectamente posible y garantiza la cohesión entre distintos Estados», afirmó tajante.

El carácter le costó 300 euros de multa

El exministro socialista de Interior, –absuelto por la Audiencia Nacional del desvío de fondos reservados para el pago de sobresueldos a altos cargos en 2002– regresó de nuevo así a la esfera «Mi escolta y yo vamos para adentro» (...)«Usted no sabe con quien está hablando»mediádica después de protagonizar otros momentos polémicos. Sin ir más lejos en noviembre de 2011, fue condenado a pagar una multa de 300 euros por una falta contra el orden público al intentar acceder a la Feria de Abril de Sevilla por un lugar reservado para coches oficiales.

La sentencia del Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla indicaba que Corcuera intentó acceder sin identificarse y dijo al policía local que le interceptó «Mi escolta y yo vamos para adentro», luego añadió «Usted no sabe con quien está hablando» y «Yo sí le estoy amenazando», todo ello «en forma despectiva».

«Ley de la patada en la puerta»

José Luis Corcuera ocupó la cartera de Interior desde 1988 hasta 1993 en sustitución a José Barrionuevo. Durante esta etapa tampoco se salvó de las críticas por la ley de protección de la seguridad ciudadana que popularmente se conoció como «Ley Corcuera» o «Ley de la patada en la puerta».

Tanto es así que incluso el Tribunal Constitucional llegó a declarar nulo el apartado segundo de su artículo 21 que decía textualmente: «A los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, será causa legítima para la entrada y registro en domicilio por delito flagrante el conocimiento fundado por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que les lleve a la constancia de que se está cometiendo o se acaba de cometer alguno de los delitos que, en materia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, castiga el Código Penal, siempre que la urgente intervención de los agentes sea necesaria para impedir la consumación del delito, la huida del delincuente o la desaparición de los efectos o instrumentos del delito».