Rubalcaba mantiene su idea de hacer un frente «anti-PP» para llegar a La Moncloa
Protesta por la LOMCE a las puertas del Congreso - ignacio gil

Rubalcaba mantiene su idea de hacer un frente «anti-PP» para llegar a La Moncloa

Algunos barones del PSOE creen que con la decisión de aprobar en diciembre la fecha de las primarias solo busca «ganar tiempo» hasta 2015

Actualizado:

Tras la filtración de que Alfredo Pérez Rubalcaba se dispone a negociar en diciembre con los barones la fecha de elección del candidato del PSOE a La Moncloa, no son pocos los cuadros socialistas que ven en ello solo un intento de «ganar tiempo». Según esa tesis, el secretario general sabe que una gran mayoría del partido ansía aprobar «ya» la fecha y la presión interna empezaba a amenazar la paz en la Conferencia Política del 8, 9 y 10 de noviembre.

Pero Rubalcaba no estaría cediendo por eso, sino confiado en sacar provecho de la división de esa mayoría, dicen las fuentes consultadas. Y es que a alguno de los candidatos, como Eduardo Madina, no le importa medirse antes de las elecciones europeas de mayo de 2014. Es diputado y, si gana, podría empezar a ejercer la oposición en el Congreso desde el día siguiente. No es ese el caso de Patxi López o, llegado el caso, Susana Díaz, que ha entrado con fuerza en las «quinielas».

El líder socialista ha mantenido hasta la fecha que las primarias deben «pegarse» lo más posible a las generales de 2015, con el apoyo tácito del PSC, -ayer su portavoz adjunta en el Parlament, Montserrat Capdevila reiteró que no va a entrar en el asunto-, y de un PSOE andaluz en pleno relevo de poder. Y podría revalidar en diciembre el apoyo de ambas federaciones, y de otras que mantienen bajo perfil (Asturias, Cantabria o Castilla y León), para retrasar el calendario de nuevo.

Rubalcaba, fiel a su estrategia dilatoria desde que se aupó a la Secretaría General, está dejando que se visualice un frente «anti-PP» del PSOE y el resto de fuerzas parlamentarias, a modo de ensayo de una posible mayoría tras las elecciones de 2015. Algo que varios de los consultados por ABC considera «irreal». Argumentan que el sistema electoral impide un empate a escaños de los dos grandes -lo más cerca que quedaron PSOE y PP fueron 16 escaños en 2008, con una diferencia del 4% de voto- y además sería «muy difícil lograr un acuerdo contra el PP si es el partido más votado. Eso no sería presentable», reconoce un veterano diputado.

El debate se distiende

De momento, su decisión de acelerar la aprobación del calendario ha aliviado en parte el tenso debate interno y ayer ya no opinaba solo el ex alcalde de San Sebastián, partidario de que el candidato a La Moncloa se elija antes de las elecciones europeas de mayo de 2014. Los líderes del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que ven peligrar sus propias opciones de victoria en las autonómicas de 2015 si no hay otro cartel electoral a La Moncloa, ya no ocultan que quieren las primarias, antes o después de las europeas, pero nunca después de otoño de 2014 porque contaminaría sus nominaciones.

García Page no habló ayer -opinó el día anterior en Toledo, como anfitrión de Rubalcaba-, pero Vara sí lo hizo, para señalar que, a partir de la Conferencia Política, «hará falta una nueva hoja de ruta».

A partir de diciembre, insistió, «los tiempos de las primarias van a estar llamando a la puerta todos los días» porque los candidatos municipales y autonómicos necesitan «un tiempo de recorrido». «Nos tendremos que sentar alrededor de una mesa los que tengamos algo que decir y tomar una decisión», insistió. Algo que comparte Tomás Gómez, instando a «sacar conclusiones» en la Conferencia Política. Sabido es que Gómez quiere el relevo de Rubalcaba -en diciembre del año pasado le instó a dimitir-, por más que ahora mantenga un silencio táctico. Ha pactado con Ferraz la «paz» en Madrid para ser él candidato a las autonómicas, sin un candidato alternativo, a cambio de que el aparato del PSM respete a Jaime Lissavetzky como candidato a la alcaldía de la capital.

La secretaria general de los socialistas de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, muy afín al «rubalcabismo», comentó que las primarias deben ser «en el mejor momento para el partido y para los ciudadanos», pero introdujo el matiz de que se «decidirá» en la Conferencia política «todos juntos».