Patxi López, sobre Susana Díaz: «Me encanta que haya gente con poderío en el PSOE»
Patxi López, secretario general del PSE - efe

Patxi López, sobre Susana Díaz: «Me encanta que haya gente con poderío en el PSOE»

El líder socialista vasco confirma que facilitarán las cuentas del Gobierno del PNV por la «responsabilidad de país» aunque este inicie su vía soberanista

Actualizado:

Patxi López, secretario general de los socialistas vascos y uno de los fijos en las quinielas para conquistar Ferraz, asegura estar «encantado» por la irrupción del nuevo liderazgo de la andaluza Susana Díaz, a la que el propio Rubalcaba alabó en su ascenso interno con un elocuente «cuanto más poderío tenga, mejor». López, «barón» de notable ascendencia dentro del PSOE por su gestión como primer lendakari socialista, asegura que «todo el Partido Socialista tiene una magnífica opinión de Susana Díaz» y de «lo que ha pasado» en la federación andaluza, que ha sido capaz de resistir en el poder otro mandato más y acaba de encumbrar a su nueva líder con un 98,6% de los votos en su congreso regional. Un cónclave en el que estuvieron casi todos los principales dirigentes socialistas, a excepción precisamente de Patxi López, quien tenía previsto acudir pero tuvo que permanecer en el País Vasco a consecuencia de la hospitalización de un familiar directo.

«Me encanta que en el PSOE haya gente con poderío, gente que cose bien el partido, que tiene capacidad de liderar y de hacer propuestas», ha señalado el líder vasco, recordando a su vez que el abanico puede ser amplio. «Hay gente en el partido de estas características, dispuesta a dar un paso adelante» para asumir la principal responsabilidad de dirección de Ferraz en la era post Rubalcaba. Según Patxi López, la Conferencia Política de Madrid confirma que los socialistas ya han pasado su «travesía del desierto» y están «dispuestos» a recuperar el timón del Gobierno en España. «El PSOE mantiene su vocación de mayoría y de partido de gobierno, porque el gran objetivo es llegar al Gobierno para cambiar de raíz las políticas que está imponiéndonos el PP», ha aseverado durante una rueda de prensa celebrada en Bilbao.

Distancia con Zapatero

López ha vuelto a despegarse de la herencia económica del Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero al defender que, si fue «inteligente» buscar «evitar el rescate» de Europa, «algunas de las medidas que se tomaron» en el terreno económico no fueron «las más acertadas y oportunas» porque no eran «acordes» a los «principios» del PSOE.

«Abstención crítica» a las cuentas del PNV

En la misma comparecencia, Patxi López ha justificado su «abstención crítica» a los presupuestos del Gobierno de Iñigo Urkullu (PNV) en la «responsabilidad de país» y en su ánimo de no «bloquear» la recuperación económica. Todo lo contrario, ha añadido, la negociación socialista con el PNV en estos últimos meses permitirá incluir importantes enmiendas a las cuentas que cristalizarán en un plan por el empleo de 6.290 millones de euros, mayor esfuerzo inversor en infraestructuras, más ayudas a la «economía real y productiva» y un incremento de los recursos para sostener los servicios públicos en el País Vasco.

López ha rechazado además que el impulso soberanista del PNV para redactar un «nuevo estatuto» vasco vaya a suponer un freno a su acuerdo económico y ha llamado a «no desviar la atención» de lo que le «importa» a la sociedad vasca; esto es, la «crisis y sus consecuencias» y «no la cuestión soberanista». Los socialistas han asegurado que aún no tienen fecha de reunión anunciada por Sabin Etxea para iniciar el debate sobre «autogobierno» entre partidos.

Bildu, enmienda total; PP, explorará el acuerdo

«El país necesita estabilidad (…) Euskadi no se puede permitir otro año como este», ha afirmado el secretario general de los socialistas vascos, que han llegado a un acuerdo más amplio con el PNV para reformar la política fiscal y sentar las bases para una reforma del entramado institucional vasco. Con todo, ha asegurado que el suyo no es un «apoyo ciego» y que el PSE se mantiene como «un partido de oposición» al Gobierno de Iñigo Urkullu, que este año no pudo aprobar sus cuentas y las retiró sin ni siquiera presentarlas en el Parlamento para evitar la imagen del fracaso. EH Bildu ha anunciado este martes que presentará una enmienda a la totalidad, mientras que el PP –que se sumó al pacto fiscal de PNV y PSE– aún explora la posibilidad de llegar a acuerdos con el Gobierno vía enmiendas.