García-Page toma posiciones para liderar el PSOE
Patxi López y Emiliano García-Page. Archivo - efe

García-Page toma posiciones para liderar el PSOE

El alcalde de Toledo se apoya en Susana Díaz en el desayuno informativo de Nueva Economía

Actualizado:

Si cabe alguna duda de las ambiciones de Emiliano García-Page con respecto a tomar posiciones para liderar el PSOE, conviene saber que el alcalde de Toledo hablará esta mañana en el conocido foro político que Nueva Economía organiza periódicamente en Madrid y que ha elegido para su presentación a Susana Díaz. La presidenta de Andalucía, el cargo institucional más importante del socialismo y estrella emergente del partido. Imprescindible en esta plaza tomar nota de las presencias y las ausencias, y hoy a buen seguro faltarán sitio para acomodar invitados.

Emiliano García-Page hace meses que figura en todas las listas de candidatables a las primarias junto a Patxi López, Eduardo Madina y Carme Chacón, aunque como los demás, nunca ha despejado sus intenciones. Hoy tampoco lo hará, aunque tampoco se cerrará la puerta. Cuando se celebre el proceso, estará a las puertas de empezar su propia campaña electoral para competir en Castilla-La mancha contra María Dolores de Cospedal, una circunstancia que condiciona su estrategia y su calendario propio, que también deberá incluir unas primarias regionales en el caso improbable de que le surja un competidor.

En el 38 congreso del partido celebrado en la primavera de 2012, el alcalde de Toledo -uno de los pocos que mantiene el PSOE en las capitales de provicina tras su hecatombe en las urnas de 2011- apoyó a Rubalcaba, pero como líder transitorio que daría paso en un tiempo prudencial a un relevo. Para García-Page, ese momento ya ha llegado, por lo que ha sido uno de los que nítidamenten han pedido primarias en el partido y, además, sostiene en solitario que el actual secretario general de los socialistas no concurrirá a esa elección interna para ser el aspirante a La Moncloa.

Hoy Emiliano Garcia-Page tendrá como telonera a Susana Díaz, aun a riesgo de que una palabra de ella le robe cualquier titular. Tanto da, llega acompañado de quien ahora mismo es la figura más influyente del socialismo en activo. Y la que más manda en el PSOE.