Se concede más de un indulto al día desde el Gobierno de Aznar, en 1996, hasta 2013
La familia y defensa del fallecido por el kamikaze de la AP-7 de Valencia presentó miles de firmas para que el Gobierno revocase el indulto concedido al conductor. El Supremo dictó jurisprudencia en noviembre de 2013 - mikel ponce
medida de gracia de los ejecutivos

Se concede más de un indulto al día desde el Gobierno de Aznar, en 1996, hasta 2013

Un informe detalla que el Ministerio de Ruiz-Gallardón ha sido de los menos «indulgentes» con los condenados, dio «frenazo» en junio pasado a esta prerrogativa y aprobó 204 en todo el año

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Han querido adherirse a este recurso personajes tan dispares como el toreroJosé Ortega Cano, el exalcalde marbellí Julián Muñoz y Emilia Soria, la madre que se encontró una tarjeta de crédito que no era suya y decidió emplearla para abonar un importe inferior a los 200 euros en pañales y comida para sus hijos. Los dos primeros no lo recibieron, la tercera sí. Se le concedió también el indulto como medida de gracia al conductor kamikaze que acabó con la vida de una persona en la autopista AP-7, cuando circulaba entre Valencia y Alicante en dirección contraria y esto avivó una agria polémica hasta que finalmente el Tribunal Supremo declaró nulo ese «levantamiento» de la condena justificado por el departamento de Justicia del Gobierno. La familia del fallecido se felicitó por la decisión judicial. Era noviembre de 2013. Esta decisión marcó un antes y un después en la jurisprudencia y la opinión pública, con asiduidad «rebotada» con esta medida.

Personajes públicos y rostros menos conocidos solicitan a través de sus defensas esta medida tratando de eludir la cárcel. El consentimiento gubernamental suele indignar a la población, sobre todo en los casos más llamativos o que han activado en los medios el sonajero que toca a condena social. El malestar ciudadano llega a poner contra las cuerdas esta decisión, que tramita el Ministerio del ramo, en este caso capitaneado por Alberto Ruiz-Gallardón, que recaba firmas contra la liberación de un «a priori» culpable. La última lista de una docena de indultos concedidos en 2013 se dio a conocer el pasado viernes 31 de enero, cuando apareció publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Remitía a su aprobación en el Consejo de Ministros del pasado 27 de diciembre. Según la recopilación de todos los indultos del ejercicio 2013 que elabora anualmente la Fundación Ciudadana Civio y difunde en la página web www.elindultometro.es, el año pasado el departamento de Gallardón impuso un «frenazo» expeditivo a la concesión de esta medida, en plena tormenta judicial tras dos sentencias del Supremo que cuestionan y hasta vetan de forma velada su arbitrariedad. De acuerdo con este balance, en total el Gobierno de Rajoy autorizó durante 2013 204 indultos, lo que supone el dato más bajo desde 1996.

Esta Fundación reseña la notable reducción en estas concesiones detectada desde junio de 2013. De hecho, se demuestra que durante los primeros seis meses del año el Ejecutivo popular sumaba 150 indultos, y hasta que el Consejo de Ministros del 31 de octubre no aprobó otros 23 indultos se había provocado un estancamiento superlativo de la medida.

El «indultazo» del fin de milenio

El Indultómetro revela, asimismo, que fueron más de 500 los indultos concedidos en 1996, para llegar al súmmum en 2000, cuando el también gabinete del castellano-leonés elevó la cifra hasta 1.744, el «cénit» en la serie histórica estudiada y que se atribuye al «indultazo» del fin de milenio. Desde que se computan públicamente, el Gobierno de Aznar fue el que más recurrió a esta figura legal, aunque en este análisis no se recogen los indultos dados por el expresidente Felipe González, entre 1982 y 1996. En los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y los dos años de Mariano Rajoy al frente no se ha abusado de la medida, se desprende de este recuento.

Este informe detalla que entre los años 1996 y 2013 se concedieron 10.350 indultos, lo que supone una media de 550 indultos al año o, lo que es lo mismo, un promedio de 1,49 indultos al día, y eso a pesar de que se concibe ésta como una «medida excepcional».

Pese a ser una medida excepcional, se computan 10.350 indultos desde 1996La mayoría de los 204 indultos concedidos en 2013 se otorgaron a drogodependientes o delitos contra la salud pública (87 de los 204), seguidos de 28 por lesiones y otros 24 por hurtos y robos. Tres personas fueron indultadas tras haber sido condenadas por delitos de detención ilegal y secuestro, y cuatro tras haber cometido un homicidio penado. El dato de 2013 se asemeja en la serie cronológica examinada a 2001, cuando se concedieron 245 medidas de gracia.

El mayor y menor récord, para el PP

El dato más elevado y el menor en número de indultos corresponde, en ambos casos, a gobiernos del Partido Popular, reseña la Fundación, que además rememora varias concesiones que abrieron el fuego de la controvesria: entre los que salieron a la calle el año pasado gracias a la intervención del Gobierno se encontraban el empresario canario Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, condenado a tres años y un día de cárcel por realizar obras ilegales en una zona de especial protección ambiental y que, tras el indulto, ha recibido la adjudicación de varios contratos jugosos como el de parte de la seguridad del Metro de Madrid y el que vela por la seguridad en varios edificios inscritos al organigrama del Ministerio de Defensa. También despertaron gran ruido mediático los casos del gallego David Reboredo, que se hallaba entre rejas tras haber vendido papelinas de heroína y en cuyo caso fue la presión popular la garante de la medida de presión sobre el departamento de Justicia; o el del empresario que estafó varios millones de euros a AENA; también el agente de los Mossos d'Esquadra que aprovechó su condición para agredir a un vecino en liza por una plaza de aparcamiento; y una empleada pública, socialista de Sevilla, que había sido expedientada y condenada por malversación a través de su cargo.

Las decisiones sobre Alfredo Sáenz y el kamikaze marcaron la inflexiónA juicio de la Fundación Ciudadana Civio, que monitoriza este recurso, el año 2013 «ha supuesto un punto de inflexión en cómo la opinión pública recibe la concesión opaca de los indultos, y a ello contribuye que por primera vez podamos consultar los datos completos y en perspectiva», alega Eva Belmonte, responsable de Proyectos de la entidad. Continúa apreciando que 2013 «ha dejado dos importantes decisiones judiciales sobre esta materia. La primera en febrero, cuando el Supremo tumbó una parte del indulto concedido "in extremis" por el Gobierno de Zapatero al exconsejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz». Esta sentencia consideró que el Ejecutivo socialista «se había extralimitado al tratar de limar los antecedentes penales de quien fuera "número dos" desde Emilio Botín» en la entidad financiera. Belmonte también alude al auto que en noviembre pasado logró paralizar un indulto muy discutido: el Supremo admitió que no podía entrar a valorar netamente las razones que llevaban al Gobierno a conceder o no esta medida de cierta condescendencia con el reo que provocó la muerte de una persona en carretera; no obstante, el decreto no señala «las razones de justicia, equidad o utilidad públicas» exigidas en la ley y para adaptarse a la jurisprudencia, los indultos recientemente autorizados incluyen como coletilla, según Belmonte, «estimando que, atendiendo a las circunstancias del condenado, concurren razones de justicia y equidad»...

Entre 1996 y 2013 los distintos Gobiernos han hecho uso en 10.350 ocasiones de esta prerrogativa, publicada siempre en el BOE y de la que la web indicada recoge una ficha destacada para cada caso por separado que se quiera conocer, al dedillo.