Madina y Chacón responden a los barones leales a Díaz con la petición de un tiempo nuevo
Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Madina, en el Congreso - Efe
Relevo de Rubalcaba en el PSOE

Madina y Chacón responden a los barones leales a Díaz con la petición de un tiempo nuevo

Pedro Sánchez valora presentar su candidatura sea cual sea el método de elección y Patxi López destaca el liderazgo de la presidenta de la Junta

J.G.M.
Actualizado:

Las opciones de Eduardo Madina y Carme Chacón para hacerse con el liderazgo del PSOE pasan por el voto de los más de 200.000 militantes de la formación. Si el relevo de Alfredo Pérez Rubalcaba depende del voto de los delegados, Susana Díaz es la mejor colocada. La presidenta de la Junta de Andalucía, al frente de la federación socialista más importante, controla el «aparato» del partido y es, junto al presidente asturiano, la única dirigente socialista al frente de una autonomía. Ayer, nueve barones refrendaron su candidatura, lo que ha provocado la inmediata reacción de Madina y Chacón.

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, entrevistado en la cadena Ser, ha recordado a los barones del partido que «el futuro pertenece al conjunto de los militantes, no a unos pocos por muy secretarios generales». La idea de Madina para renovar el PSOE implica un congreso abierto en el que voten todos los militantes «para todo el que quiera presentarse». La opción de un congreso controlado por el partido se aleja de lo que requieren los nuevos tiempos. «Otro partido no puede empezar con métodos de viejo partido», ha dicho.

Según Madina, Susana Díaz sería una «grandísima candidata», y por ello no cree que ni a ella ni a ningún otro militante les dé miedo el voto del conjunto del partido. Tras los pronunciamientos de ayer, Susana Díaz tiene el respaldo de Andalucía (234 delegados), Comunidad Valenciana (87), Comunidad de Madrid (79), Castilla-La Mancha (58), Aragón (48), Canarias (30), Murcia (26), Cantabria (17), Navarra (17), Navarra (8), La Rioja (6) y Melilla (1). Aún quedan ocho federaciones por pronunciarse.

Chacón ha acudido a los platós de Antena 3 para insistir en la necesidad de abrir el partido y ha atribuido el movimiento de los secretarios generales autónomicos a la «ceremonia de la confusión» que ha permitido Alfredo Pérez Rubalcaba con su errática gestión, después de anunciar el lunes que dejaría el cargo por los malos resultados de las elecciones europeas. «Quien dirige tiene que dirigir, y si no, lo deja», ha dicho.

Preguntada por Susana díaz, Chacón ha destacado su «coraje y valentía» y su «sensibilidad» para gobernar Andalucía. Ha afirmado que tienen una «buenísima relación» y que la entiende cuando dice que su «prioridad es Andalucía», pero no ha respondido a si se plantea una candidatura en «tándem» con ella, de manera que Díaz sea secretaria general del PSOE y ella candidata a la Moncloa.

Quien también aspira a liderar el PSOE es el diputado por Madrid Pedro Sánchez, que ha expresado en Onda Cero su «disposición total» a presentar su candidatura, algo que lleva preparando durante meses. Sánchez ha dejado claro que tiene «fuerza y energía acumulada» como para dar el paso y que está evaluando los apoyos con los que cuenta antes de tomar la decisión, y lo hará con independencia de que se haga un congreso abierto o no. Eso sí, espera que la polémica por el método de elección -«no es tan importante el cómo sino el qué»- se resuelva «de una vez por todas».

Por su parte, Patxi López, que se ha autodescartado en la carrera sucesoria, ha afirmado que «lo que ha hecho Susana Díaz en Andalucía es lo que necesita el PSOE». El exlendakari se ha sumado a aquellos que apuestan por «unir al partido, tener una dirección fuerte, trasladar ilusión a la militancia, salir a la calle y ganar unas elecciones», y ha emplazado a Susana Díaz a adoptar «decisiones personales» dirigidas a aclarar si se presenta o no como candidata.

El expresidente andaluz Manuel Chaves ha ido más allá en su defensa a Susana Díaz y ha destacado en RNE que es la única que tiene el carácter, la personalidad y el liderazgo necesario para desempeñar con garantías la secretaría general del PSOE. «No sé si otros lo podrán demostrar», ha recalcado el expresidente, para quien ve «perfectamente compatible» la presidencia de la Junta con la secretaría general del PSOE. Madina ha expresado sus dudas de que esto sea posible.