Los tres candidatos a liderar el PSOE polemizan por ser más de izquierdas
Eduardo Madina, Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias - Jaime García

Los tres candidatos a liderar el PSOE polemizan por ser más de izquierdas

Pedro Sánchez recula y convocará la primarias el 30 de noviembre para elegir candidato a La Moncloa. Madina ataca al madrileño: «Soy lo que veis, aquí no hay nada más»

Actualizado:

«Qué bien, va a salir un estupendo programa de izquierda», ha reconocido con ironía el candidato de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, tras escuchar a los dos favoritos, Pedro Sánchez y Eduardo Madina. [Así hemos contado al minuto el debate entre los tres aspirantes al liderazgo del PSOE]

Porque lo cierto es que uno y otro han rivalizado por agradar los oídos de los casi 200.000 militantes que les van a votar o no el próximo domingo y que están situados mas a la izquierda que el votante. Hoy han hecho un ensayo en un sucedáneo de debate en la sede de Ferraz, no en un plató de televisión, ante una audiencia compuesta por un centenar de afiliados -33 por cada una de las tres candidaturas- y moderados por la presidenta de la Asociación de la Prensa, Carmen del Riego.

Desde el minuto uno, Sánchez y Madina han polemizado en todo y se han lanzado muchas puyas. El momento más tenso ha llegado cuando Sánchez ha dicho que discrepa de Madina en que Cataluña tiene derecho a una « consulta», porque cree en la soberanía de todos los españoles, y Madina ha dicho: «Yo no voy a decir los lunes que España es una nación y, el jueves, que son dos». Y además le ha reprochado que hable de «pueblo español» más que de «ciudadanos, que es mi lenguaje».

Sin complejos

Madina, por su parte, ha retado a Sánchez a mantener lo que declaró en la entrevista a ABC: que convocaría las primarias del 30 de noviembre para elegir candidato a la Presidencia del Gobierno solo si «conviene» a los barones y alcaldes que se someten a las elecciones de 2015.

Pedro Sánchez ha anunciado que convocará esas primarias pero ha exhortado a sus rivales a que «hablemos de lo que importa a la ciudadanía», del paro y sus problemas cotidianos. Sánchez ha dicho que el PSOE tiene que «quitarse los complejos» y defender que bajo sus 21 años se han producido los mayores avances en España.

Ha reconocido que fue un «error« haber indultado al consejero delegado del Santander Alfredo Sáenz en el ultimo consejo de Ministros de Zapatero, así como haber nombrado a Miguel Ángel Fernández Ordóñez gobernador del Banco de España.

Derogar el Concordato

Madina ha ido más allá al señalar como un error no haber derogado todavía el Concordato con la Iglesia Católica y haber permitido que los cargos públicos estuvieran en los consejos de las cajas de ahorro y llevaran a la «miseria» a miles de ahorradores. Inmediatamente, Sánchez ha recogido el guante y ha dicho que hay que acabar con los «privilegios de la Iglesia Católica».

José Antonio Pérez Tapias ha pedido un referéndum sobre Monarquía y república y dijo que cuando Zapatero cambió el artículo 135 de la Constitución para priorizar el pago de la deuda, «el error fue de todo el partido» por permitirlo.

En el capítulo de propuestas las ha habido de lo más variado: desde una Ley de Muerte Digna, por parte de Sánchez, a un rechazo a la gran coalición con el PP.

Contra el «aparato»

Madina ha estado más incisivo en los derechos -contra el «machismo asesino» ha comprometido una Ley de Igualdad- y Sánchez en la necesidad de que haya un voto masivo para «cambiar España».

Sánchez ha dicho que, si pierde, se integrará en la Ejecutiva de Madina, a quien integrará si gana, pero éste ha replicado: «Sois lo que veis, aquí no hay más». Madina ha concluido así con una puya a Pedro Sánchez, al que acusa de ser un instrumento de Susana Díaz y los aparatos regionales.