Pedro Sánchez apela a Mas y a Rajoy: «Se acabó el tiempo de los reproches, llegó el tiempo de la negociación»
Pedro Sánchez, junto a Iceta, en el congreso del PSC - efe

Pedro Sánchez apela a Mas y a Rajoy: «Se acabó el tiempo de los reproches, llegó el tiempo de la negociación»

El líder del PSOE promete al PSC no abandonar la «reforma federal» y descarta una «gran coalición en España y en Europa»

Actualizado:

En L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), ciudad fetiche para el socialismo catalán, el municipio de mayor tamaño que conserva en sus manos tras las sucesivas debacles electorales de los últimos años, el secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez, ha prometido al PSC que el partido no abandonará su propósito de construir una «España federal» que alivie las tensiones territoriales.

En este contexto, y abordando el debate soberanista, Sánchez ha atribuido el mismo nivel de responsabilidad en el «choque de trenes» a la «derecha madrileña que centraliza y a la derecha catalana que ha abrazado e independentismo» y lanza el «mensaje falso de identificar libertad y separación».

Al respecto, y a pocos días de que los presidentes Mariano Rajoy y Artur Mas se reúnan, Sánchez se ha dirigido a ambos: «Se acabó el tiempo de los reproches, llegó el tiempo de la negociación para avanzar en la reforma constitucional que necesita España».

En este contexto, y sin entrar a valorar aspectos concretos de la actualidad política, como el controvertido apoyo del PSC a la ley de Consultas catalana (sobre la que Artur Mas quiere convocar la consulta del 9-N), el nuevo líder del PSOE ha recurrido otra vez a la promesa de una reforma constitucional, fórmula mágica con la que a su criterio se solucionarán no solo las tensiones territoriales en España, sino también el quebranto social que ha generado la crisis.

De igual forma, y justificando el «no» de los eurodiputados socialistas al acuerdo para hacer a Jean-Claude Junncker presidente de la CE, Sánchez ha asegurado que «ni en España ni en Europa» el PSOE apostará por «una gran coalición» con quienes quieren «desmontar el estado del bienestar».

Al margen de la intervención de Sánchez, y más tarde de la presidenta andaluza, Susana Díaz, el congreso del PSC ratificará esta mañana la elección de Miquel Iceta como nuevo líder del partido, así como la nueva ejecutiva propuesta por él.

Iceta ha confeccionado una nueva dirección que trata de integrar a todas las sensibilidades del partido, empezando por colocar a uno de los líderes del sector crítico, Àngel Ros, alcalde de Lérida, como nuevo presidente de la formación. Tras haber conseguido atajar lo que se intuía como una desbandada de los catalanistas, la verdadera revalida de Iceta viene en adelante, en un otoño político en la que el PSC tendrá que hacer valer, de manera simultánea, su apoyo a la celebración de una «consulta legal» en Cataluña con el envite de Artur Mas y el 9-N.