Ibarra critica que el PSOE va a elegir «un monarca absoluto» como secretario general

El expresidente extremeño estima que Rubalcaba debería haberse marchado, que el partido «hace trampas» y está «avergonzado» de la tromba de barones apoyando a Susana Díaz

l.l.c.
Actualizado:

No es ninguna sorpresa que Juan Carlos Rodríguez Ibarra, expresidente de Extremadura, está en contra de las primarias en el PSOE. Hoy a su llegada a un acto homenaje a los diputados constituyentes en el Congreso, también ha dejado claro su rechazo al proceso que está improvisando su partido para relevar a Alfredo Pérez Rubalcaba mediante el voto directo de los militantes, fórmula que a su juicio impide «controlar a esa gente», que a su vez no controlará al próximo líder del socialismo, de modo que --ha vaticinado-- el PSOE «cometerá el error de elegir a un monarca absoluto antes que a un secretario general».

Ibarra ha ido más allá, ha prevenido contra «hacer cosas que parecen trampas», en relación al cambio sobre la marcha de las reglas del juego, y ha subrayado que la Ejecutiva que está organizando la transición debería haberse ido, y si no «ser neutral. Respecto a Rubalcaba, ha sido rotundo: «lo sensato --ha dicho-- hubiera sido marcharse».

El que fuera uno de los barones más poderosos del PSOE ha reconocido sentirse «un poquito avergonzado» de ver a los actuales líderes socialistas territoriales salir en tromba a apoyar a la presidenta andaluza, Susana Díaz, para que dé el paso e intente liderar el partido. Ibarra ha insinuado que están teledirigidos y que, de ser así, deberían escuchar «la voz de la calle, que se pregunta por qué no dimiten».

Asimismo, y respecto a que el PSOE se salte «su Constitución, que es el Estatuto, para inventarse subterfugios», el dirigente extremeño ha advertido de que Cataluña podría tomar nota y «copiar» ese comportamiento.