De izquierda a derecha: Patricia Yurena, Paloma Lago, Marta Díaz y Txabi Franquesa
De izquierda a derecha: Patricia Yurena, Paloma Lago, Marta Díaz y Txabi Franquesa
Arranca la 48 edición de pasarela Adlib

Paloma Lago fue el centro de todas las miradas en la pasarela ibicenca

Ayer dio comienzo una nueva edición de la semana de la moda de Ibiza, la Adlib, donde las jóvenes promesas de la isla reinterpretaron los ancestros de la moda de la isla

Actualizado:

Ibiza, la isla con un encanto especial por su sol, sus playas y sus gentes, puso en marcha ayer la 48 edición de su semana de la moda, la pasarela Abdlib. Cuatro días en los que poder disfrutar de las propuestas de la moda ibicenca que 37 diseñadores de la isla nos sugieren para el verano 2020. Las puntillas y la pasamanería no faltarán. Sus señas de identidad, al igual que el blanco, ese color que todo el mundo establece como moda ibicenca. Aunque, en honor a la verdad, la moda ibicenca siempre tiene mucho color.

Y haciendo gala de esa forma de vestir tan dulce y a la vez tan atrevida, apareció en el recinto ferial Paloma Lago, vestida por Ichiana Ibiza. Un vestido blanco roto con encaje y una cazadora blanca de cuero bordada con esos colores que se pueden encontrar en la isla, entre el mar y la montaña. Espectacular. Emocionada por ser partícipe por primera vez de esta pasarela, nos confesa la exmodelo: «He pasado muchos veranos navegando por Ibiza y Formentera, en velero, hasta en moto de agua. Lo he disfrutado como estoy disfrutando estar aquí».

En la primera jornada de esta edición, tomaron la pasarela las nuevas promesas de la moda, la conocida como Futur Adblib. En el que seis diseñadoras muy jóvenes compitieron por alzarse con el premio a la mejor colección. De entre las seis, todas con buenas ideas, destacó para el jurado, que este año presidía la diseñadora María Escoté, una especialmente: Natalia Martínez, que elaboró una pequeña colección, eran seis salidas, con una revisión de los ancestros de la moda de la isla, vistiendo a una payesa nada convencional. Un trabajo de una gran creatividad y magnífica elaboración.

Antes de ella aparecieron sobre la pasarela la jovencísima Charlotte, con una colección elaborada a partir de retales de cortinas y tapicerías. Una propuesta original por internarse en el mundo sostenible. Gabriela Durán fue más sofisticada en su colección, donde el blanco puro de gasas y tules se mezclaban con plumas. Una novia ibicenca. La tercera de las concursantes era Romina Espósito que fue la única que se atrevió a sacar dos de las seis salidas para hombre. Neus Rubio e Iris Torres, las dos últimas en concursar, se inspiraron en los colores del mar de las islas Pitiusas.

La jornada no terminaba con el concurso, tendrían ocasión de lucir sus colecciones los anteriores ganadores de este premio como: Patricia Perales, que puso todo el énfasis en la versatilidad, que a base de cremalleras podían transformarse en prendas diferentes, todo en tejidos más técnicos, menos guipures y puntillas ibicencas.

La que fuera ganadora en 2009, Rebeca Ramis, moderniza las propuestas típicas de la moda abdlib, aunque se mantiene fiel al blanco como fondo de sus prendas, combinadas con colores suaves.

Las curvis toman la pasarela de la mano de Alfonso Sánchez, que hay que señalar su buen hacer con las prendas. Logra sacar lo mejor de esa mujer que tiene más masa corporal de lo debido. Eso sí, se decantó por el negro combinado con dorado. Las modelos, con desparpajo, lograron sacar un aplauso del público asistente. Competían con la guapísima modelo Patricia Yurena . Y eso es mucho competir.

Cerraron el desfile las propuestas de seis integrantes de la Escuela de Arte de Ibiza, la cuna de los nuevos diseñadores. Sobre la pasarela, originalidad y buen trabajo. Puede que el año que viene veamos a algunas de sus alumnas con una colección propia. Materia prima hay por lo que pudo verse ayer.