El singular secreto de belleza de Tom Cruise: mascarilla de excrementos de ruiseñor

El actor de Hollywood utiliza una interfaz a base de este ingrediente que elimina la piel muerta y actúa como exfoliante quitando el polvo y la suciedad que se acumula en el rostro

ABC
Actualizado:

Cada día, los famosos sorprenden con un nuevo secreto de belleza, ya lo hizo Kim Kardashian con el uso de mascarillas con su propia sangre para rejuvenecer la piel. Ahora es Tom Cruise el que deja atónitos a todos sus seguidores con el uso de una técnica cuanto menos peculiar.

El actor de Hollywood recurre para mantener las arrugas a raya y la piel tersa a una mascarilla que tiene como peculiaridad que está hecha a base de excrementos de ruiseñor, arroz integral y agua. Una técnica que al parecer lleva utilizando años y no le avergüenza en absoluto. Este ingrediente de ave tiene enzimas que eliminan la piel muerta y actúan como exfoliante quitando el polvo y la suciedad que se acumula en el rostro

Fue un buen amigo el que le aconsejó este tipo de tratamiento, asegurándole que notaría un gran cambio en la piel, como adelanta Showbiz Spy. Suave, exfoliada y con un brillo natural. Cierto es que a sus 56 años, el protagonista de «Misión imposible» se mantiene en plena forma y su rostro podría pasar por una persona de una edad inferior.

Eso no quita que Tom Cruise también haya recurrido al bótox y la cirugía estética, pues en los últimos meses su rostro ha mostrado algún que otro cambio evidente. No es la primera vez que se habla de este atípico tratamiento. Hace unos años, el «Daily Mail» publicó que Victoria y David Beckham también recurrían a este método.