El arte de poner la mesa

  • Estilo de vida
  • HACE 3 meses, 3 días
cuarto-de-maravillas-vajilla-tropical-4-p

La imaginación manda en esta carrera por poner la mesa más original. Unos platos pintados a mano, unas estrellas de mar, unas flores seleccionadas, cubertería dorada...

Hasta de las aficiones que más nos divierten hay que descansar. No sólo porque a veces estamos saturados y necesitamos cambiar de actividad, sino fundamentalmente porque limpiamos la mirada, la forma de observar las cosas. En la época en la que trabajaba como restauradora no había manera de disfrutar de los cuadros por sus composiciones, las temáticas o el colorido. Los tenía que ver de cerca, encontrando las faltas, localizando repintes y reintegraciones, mirándolos de lado para ver cómo estaba aplicado el barniz y si estaba suficientemente tenso el lienzo, tocándolos con suavidad cuando me lo permitían (y a veces cuando no).

Un poco eso mismo me ha pasado con el blog. Si me invitaban unos días a un precioso hotel en Fuerteventura me sentía obligada a estudiar todo aquello digno de verse para luego contarlo en un post. Con una cierta ansiedad si en el plan no cabía parar el coche para fotografiar una duna que no me podía perder.

Así que decidí que había llegado el momento de olvidarme temporalmente del blog (en los últimos cuatro años no había cogido nunca un periodo de descanso más largo de dos semanas). Refrescar la mente, ir a la boda de un primo a Bilbao cambiando ver la última exposición del Guggenheim por hartarme de chatos y pintxos con mis primos, gastar mi tiempo en cosas diferentes y conseguir no tener remordimientos por no aprovechar cada minuto del día.

Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales

He estado leyendo, he estado nadando para intentar recuperar un hombro recién operado, he disfrutado de mis hijos -que cada vez pasan menos tiempo en casa- y he encontrado placer en otras cosas distintas a escribir. Como pintar. Más concretamente, pintar platos. Y así he conseguido aunar dos cosas que me encantan: pintar y decorar las mesas. Porque en verano tenemos más tiempo para largas comidas familiares y es muy agradable sentarse a una mesa con un mantel bonito, una vajilla original, un centro de mesa alegre. Y si además hay un arroz negro (el plato favorito de mi hija) pues fantástico.

Poner la mesa se ha convertido en un arte en sí mismo. Decoradores reconocidos, interioristas, floristas, organizadores de bodas y dueños de catering, compiten por ver quién encuentra una cubertería más novedosa, unas flores más llamativas, unos platos más sofisticados. Mesas barrocas a más no poder, con motivos marinos, campestres, apostando por el blanco y la simplicidad, por la mezcla de estampados y texturas, con oro o incluso con plástico. La imaginación al poder.

Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales

Y en esto, Instagram ofrece un escaparate privilegiado. Hay hasta un maravilloso concurso de mesas de verano organizado por una preciosa tienda de Madrid, El Almacén de Loza, donde desde 1987 contribuyen a dar categoría a las mesas casuales e informales con todo lo necesario sin necesidad de pagar unos precios desorbitados. Porque no sólo están bonitas con vajillas de Limoges.

Os voy a enseñar la última que yo he puesto para tomar el arroz negro que no puede faltar en mi casa cuando están mis hijos. Con los platos que he pintado este mes de julio mientras oía sin parar a Cesárea Evora, Dulce Pontes y Carminho. (¡Todos tenemos derecho a un poco de saudade!).

Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales

El mantel brocado blanco es de Zara Home, al igual que las servilletas grises, los platitos de pan y las bolas de cristal para poner velitas. La jarra naranja de policarbonato -¡me encanta!- es un regalo de mis hermanas por mi cumpleaños, la compraron en Alquitara, en Sevilla. Las estrellas de mar son portuguesas, encontradas en el Algarve el verano pasado. La cesta de mimbre –y su tapa- se las compré a Juani en Vejer. En ellas he colocado unas guindillas rojas y unas soleidoras (sí, así se llaman las verdes) de Viveros El Lago en El Puerto de Santa María. La cubertería dorada la tengo hace muchos años, ya le falta un poco de brillo pero ahí siguen súper actuales.

Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales Vajilla de Forma Vey en una mesa decorada con motivos veraniegos tropicales

¿Os gusta?

Si queréis participar en el concurso de @elalmacendeloza tenéis que etiquetarlos en vuestra foto y poner el hastag #2018cmv. ¡Animaos! Y si queréis ver más platos de los que pinto, podéis seguirme en @formavey.

Fotos: Cuarto de Maravillas

Cuarto de maravillas
«Cuarto de maravillas» es un blog sobre cultura y estilo de vida. Un sitio donde descubrir curiosidades.

Más en Estilo de vida