Decorar las mesas de centro: cuatro propuestas según la personalidad

  • Estilo de vida
  • HACE 2 años, 2 meses

¿Fashionista, amantes del arte, nostálgica o naturalista? Estos son los elementos con los que decorar tu mesita

De Despeñaperros para abajo tradicionalmente se ha usado mesa de camilla delante del sofá. Pasar la tarde al calor de un brasero (antes de picón, ahora eléctrico) arropada con unas faldas de chenilla o terciopelo, leyendo un libro o viendo una película en la televisión, es uno de los placeres que todos tenemos en nuestro imaginario de tardes lluviosas en el sur. Aunque nos olvidamos del frío horroroso que supone tener que ir a la cocina por un vaso de agua o contestar al timbre; preferimos morir deshidratados y que parezca que no hay nadie en casa… ¡cualquier cosa antes que salir de debajo de las faldas de camilla!

Una vez extendido el uso de calefacción por radiador (ya está bien de engañar a los foráneos con eso de que en Sevilla no hace frío), la mesa de camilla deja de ser imprescindible y, en muchos casos, se sustituye por una mesa de centro baja.

¿Cómo las decoramos? ¿Cuáles son los elementos que hacen una mesa bonita? Os enumero las cosas que a mi me gusta tener a la vista y a mano.

1. Libros. Nunca fallan. Puedes elegir algunos que tengas bonitos o aquéllos que te gustaría ojear en un rato de tranquilidad sentada en el sofá. Si no eres muy de libros, unas revistas pueden valer.
2. Flores. Otro imprescindible. Son ideales los ramos de flores cortadas, pero como no siempre se pueden tener, nos conformamos con una planta o unas pequeñas florecillas en un vaso.
3. Una caja. Vienen bien para esconder las cosas que no nos gusta que estén a la vista, pero que son necesarias en un salón: mandos de la televisión, el cargador del móvil, unas gafas para ver de cerca -los puretas- o de lejos -los estudiantes miopes-, etc.
4. Velas. Las hay muy decorativas y, si las encendemos, aportan calidez al ambiente. Un truco para que no nos dé cargo de conciencia quemar cera es usar portavelas con tealights (son baratísimas y duran unas cuantas horas).
5. Algún elemento que dé olor. Un perfumador, incienso, jazmines, velas aromáticas, algún cítrico… Los olores son importantes para hacernos sentir bien.
6. Algo que aporte colorido. Ahora están muy de moda las porcelanas del siglo XX (¿no habéis visto papagayos por todos sitios?) o las figuras de cristal veneciano. Que alegre la mesa y atraiga la atención.

Os voy a enseñar cuatro ejemplos que yo pondría:

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-1

Esta mesa me gusta llamarla del Coleccionista de Arte.
– En primer plano, un cuaderno con collages del artista Manuel Bouzo.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-2

– Las revistas de arte de FMR son de las más bonitas que yo conozco, no sólo por la calidad de las imágenes, sino por la original y bella elección de temas que presenta habitualmente.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-3

-Tres piezas de una colección de huacos (cerámica precolombina), dos de ellas antropomórficas y la tercera una vasija ceremonial (que he llenado de kumquats para dar color y un cierto aroma a cítricos).
– Caja argentina realizada con un tejido indígena antiguo.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-4

– Bajo el jarrón con mimosas, una pequeña escultura de iroko y papel de Lucila Rodríguez de Austria.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-5

Mesa del Naturalista (o dueño de un Cuarto de Maravillas)
– Insectos varios: libélula de cartón, saltamontes dorado y escarabajo rojo de Zara Home que aporta la nota de color.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-6

– Coral blanco y lupa y abrecartas con mango de caracolas marinas.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-7

– Sobre unos libros antiguos, unos minerales traídos de Brasil.
– En lugar de flores, un cactus de formas orgánicas.
– La caja es de incrustaciones de hueso y piedras, comprada en Jordania.
– Número de FMR con un artículo sobre Gabinetes de Curiosidades.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-8

Mesa de una fashionista:
– Revistas AD sobre una bandeja de rattán de Becara.
– Cesta púrpura para mantener el orden.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-9

– Vela troquelada De la Ballena, portavelas y ambientador de Zara Home.
– Unas orquídeas blancas juegan con la altura y equilibran los colores.

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-10

En esta última mesa que os presento he querido rendir homenaje a las mesas de camilla de las abuelas. Esas que acumulan multitud de fotografías aprisionadas entre la tela y el cristal, algunas en blanco y negro, en las que aparecemos los padres, los hijos y los nietos en distintos momentos de nuestras vidas: una adolescente vestida de gitana con la flor sobre la oreja, un marinerito de primera comunión y cruz de madera al cuello, sentada en la arena con dos años en una playa sesentera, cinco hermanas colocadas por edades en una pared encalada, un niño rubio (¿o es una niña?) con un bañador de tirantes a rayas…

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-11 cuartodemaravillas-mesas-de-centro-12 cuartodemaravillas-mesas-de-centro-13

-La caja es de Lucila Rodríguez de Austria.
– Sobre un libro de autores selectos, unos prismáticos de ópera antiguos y unas flores en un sencillo bote de mermelada..

¿Os gustan?

cuartodemaravillas-mesas-de-centro-14

Las fotos son de Lucila Vidal-Aragón y Cuarto de Maravillas

Cuarto de maravillas
«Cuarto de maravillas» es un blog sobre cultura y estilo de vida. Un sitio donde descubrir curiosidades.

Más en Estilo de vida