Erika Leiva, un vestuario y una voz para recordar a Rocío Jurado

  • Estilo de vida
  • HACE 2 años, 17 días
foto-portada-erikarociojurado

La linense confía los cuatro trajes de su espectáculo «Sevilla siente a Rocío» a los diseñadores Lina 1960 y Miguel Reyes

«Aunque me voy, no me voy, y aunque me voy, no me voy, y aunque me voy, no me ausento, y aunque me voy de presencia, me quedo de pensamiento. Aunque me voy, no me voy» con esas pocas palabras Rocío Jurado dejó mudo en varias ocasiones a cualquier plató, personal o animal que se le pusiera por delante. Y lo que dijo se ha hecho realidad, diez años después de la desaparición de la más grande, Erika Leiva, una de las nuevas voces de la copla actual, la recuerda e idolatra hasta el punto de haber ideado un espectáculo-homenaje en el sevillano Teatro de la Maestranza para que el legado de la chipionera siga presente con más fuerza que nunca. La artista de La Línea de la Concepción sigue sin creerse el arrollador éxito que tuvo su «Sevilla siente a Rocío» el pasado martes 6 de septiembre en la capital andaluza ante 1800 almas que añoraban la presencia de esa Rocío eterna que ha encontrado en Erika la perfecta vía para llegar a sus fans.

Cuatro diseños para más de dos horas y media de actuación. Dos diseñadores de la tierra, por un lado la archiconocida firma de moda flamenca Lina 1960. Rocío y Mila, hijas de la emblemática diseñadora que vistió en su momento a Rocío Jurado, Carmen Sevilla y muchas más artistas, han tomado el relevo ampliando las posibilidades de la marca y que para Erika Leiva han creado de forma exclusiva dos trajes muy diferentes entre sí. El segundo elegido fue Miguel Reyes, el modisto de cabecera de la linense desde que concursara en la primera edición de «Se llama Copla» (2008, donde quedó tercera) y que también ha puesto su sello en este homenaje a Rocío Jurado con otros dos diseños creados para la ocasión.

GALERÍA
Rocío Jurado en una actuación de 1999. Foto Archivo

Rocío Jurado, la que llegó para desacomplejar y renovar la forma de vestir la copla, la reina del destape, del escote, de las gasas, de las transparencias, del estudiado exceso… La misma por la que no pasan los años, desde los sesenta hasta 2016, no hay quien la olvide. Y pobre del que lo consiga. Como si por su voz, por sus manos y su temple desagarrado no hubiera pasado el tiempo. Erika Leiva considera a la chipionera como «la voz indiscutible, la voz de España». «Ya pueden nacer artistas que no habrá nadie a su altura», reconoce la joven  que se subió segura, pero con respeto, a ese escenario sevillano de la Maestranza, el mismo que tantas veces antes había pisado Rocío, para un teatro abarrotado que puso en pie desde la primera nota hasta la última.

Mi intención no es parecerme a ella, sería un error, yo tengo que ser Erika Leiva

«Cada artista es única, yo puedo cantar sus canciones y habrá gente a la que le recuerde a ella, pero mi intención no es parecerme a ella, sería un error, yo tengo que ser Erika Leiva y dejar mi sello en cada tema», nos confiesa. Su espectáculo se dividió en cuatro partes: balada, copla, balada de nuevo y flamenco para terminar, y para cada una eligió un diseño diferente y acorde a los temas de Rocío que iría interpretando. Todos ellos con nuevos y frescos arreglos, que aún respetando el aire más añejo o clásico, renovaban a esa Rocío Jurado eterna para darle su espacio al estilo de Erika.

GALERÍA
Erika Leiva con diseño de Lina en el espectáculo «Sevilla siente a Rocío». Foto: Guillermo Mendo

La primera salida fue con un traje de noche de Lina 1960 acompañado de complementos de Benjamín Bulnes. «Un traje muy elegante, con el primero no quería que uno que se pareciera mucho a lo que llevaba Rocío, quiero crear también mi propio estilo desde el vestir hasta el cantar», explica a Bulevar Sur. Y con el abrió los brazos a Dios y al primer tema de la noche, «Como las alas al viento». Como si pidiera permiso, a través de esa plegaría, para emprender el reto de ofrecer el homenaje que Sevilla le debía a Rocío Jurado.

Desde Lina nos hacen llegar todos los detalles de este vestido: un diseño de color gris realizado en crepe-satén, tul bordado con lentejuelas, cristal y gasa natural a juego. El cuerpo de esta delicada prenda fue bordado en cristal y la falda evasé destacaba por su original corte con volantes de gasa natural. «Rocío y Mila, de Lina, desde el primer momento consiguieron captar lo que quería y no es nada parecido a lo que había visto anteriormente en ninguna artista de copla».

GALERÍA
Erika Leiva con diseño de Miguel Reyes en el espectáculo «Sevilla siente a Rocío». Foto: Guillermo Mendo

«El segundo traje que sacó está hecho con un tejido de alta costura italiano, con flecos y aplicaciones de encaje e hilos de plata. Todo muy artesano, hecho a mano», nos explica su creador, Miguel Reyes. Cuando Erika le contó que iba a realizar este espectáculo y le encargó dos de los trajes, de este en concreto le dijo que quería flecos, muchos flecos. A partir de ahí nació la «enorme creatividad», según la artista, de su modisto.

He tenido a Rocío Jurado en cuenta a la hora de diseñar los dos trajes para Erika Leiva

«El tocado era más antiguo, recordando ese aire un poco más a Rocío en Azabache con un vestuario más rococó, más cargado… Miguel es uno de los grandes para este estilo», nos dice Erika. «Para este traje me inspiré en esa época de la copla antigua, con esos tonos caldera, naranjas, ocres…», recuerda el modisto que asegura haber tenido el estilo de Rocío en mente tanto para este como el vestido que le siguió en el espectáculo. Cuando llegó ese look de Rocío más diva, la de las lentejuelas, la de las gasas…

GALERÍA
Erika Leiva con diseño de Miguel Reyes en el espectáculo «Sevilla siente a Rocío». Foto: Guillermo Mendo

«He tenido a Rocío en cuenta a la hora de diseñar los dos diseños, el morado además era muy Rocío Jurado, con esas mangas de gasa recogidas, como ella solía ponerse», reconoce Miguel Reyes. Un diseño de lentejuelas de dos tamaños, y con mangas de gasa de seda natural con puños de lentejuelas. «Queríamos algo que a la gente le recordara ese estilo y forma de vestir de la Jurado, sin que fuera ninguna copia».

De cómo jugaba con la moda Rocío Jurado, Miguel Reyes recuerda sobre todo la etapa en la que la vestía el gaditano Antonio Ardón. «Con las mangas muy anchas, mucho tejido, a ella le gustaba mucho la gasa y que volara en el escenario. De hecho, después del concierto me ha comentando que uno de los trajes más impactantes del espectáculo de Erika fue el morado porque además de recordar a Rocío, impactaba por su puesta en escena».

De la mano de Pepín Castillo, que vistió a todas las grandes estrellas de la copla, ha conseguido crear Miguel Reyes ese indiscutible estilo coplero en sus diseños. «Siempre me dio buenos consejos que ahora empleo a la hora de vestir a las artistas. Me recomendaba que pensara bien los colores, que no pusiera esfuerzo en cosas muy pequeñitas porque no se aprecian en el escenario, que apostara por vuelos, gasas, muchos flecos…», recuerda con cariño de uno de sus mentores. Sucede con este estilo, reconoce, que cuando se ve el traje en la percha puede parecer «incluso recargado», pero una vez se sube al escenario todo cambia. «Sobre todo si lo lleva una artista como Erika Leiva», comenta.

GALERÍA
Erika Leiva con bata de cola de Lina en el espectáculo «Sevilla siente a Sevilla». Foto: Guillermo Mendo

Para cerrar el espectáculo, con el bloque más flamenco, Erika Leiva impresionó a su público con una bata de cola de Lina. «En gasa marfil con lunares combinados en rosa y adornada con encajes en color blanco y mantón de manila», apuntan desde la marca. «Los dos diseños que hemos realizado para Erika Leiva son trajes únicos, realizados con mucho mimo, pasión y tiempo que guardan el secreto de la costura hecha a mano».

«Y aunque siempre que la copla se cante con sentimiento y de verdad, da igual lo que te pongas, es verdad que hablamos de un género que requiere ese toque andaluz en el vestuario para que no pierda la esencia y además, a mí me ayuda mucho a meterme en el papel», responde Erika Leiva.

Lleva to la vida poniendo voz a los temas de la más grande y llegó a conocerla en persona en una cena-homenaje celebrada en La Línea. Nunca olvidará ese momento en el que le cantó (ya se encontraba enferma Rocío Jurado) y ésta la animó a seguir con su carrera, a que no tirara la toalla, y le dijo que era artista muy auténtica. «La Querida», «Mi amante amigo», «Como las alas al viento»… A Erika Leiva le resulta imposible quedarse con uno solo de los temas que Rocío le ha regalado para esa noche inolvidable e irrepetible en la que embelesó a Sevilla para siempre. Para su modisto y amigo Miguel Reyes, sobre aquel escenario y en aquel momento «nació la estrella que lleva dentro y ahora es “La Leiva”, como ya existen “La Pantoja”, “La Jurado”…».

Mi idea es tirar hacia Latinoamérica con baladas, rancheras…

Una vez superado con matrícula de honor este trabajo en honor a Rocío Jurado, a Erika le toca seguir trabajando porque a final de septiembre se estrenará su nuevo single y a principios de octubre el disco, un tributo al compositor Manuel Alejandro (también autor de muchos de los grandes temas de Rocío Jurado). «Mi idea es tirar hacia Latinoamérica con esta música de baladas, rancheras, con buenos arreglos, temas quizá algo más comerciales, pero sin perder su esencia. No son copla, pero tienen un punto de dramatismo con el que estoy muy cómoda», nos adelanta. Seguro que allí tampoco se resisten a la fuerza de La Leiva.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

@rponcedominguez

Periodista freelance. Cultura, Moda y Belleza. Al frente de @Relier_Sevilla Coordinadora de @BulevarSur para @abcdesevilla y Colaboradora de @anocheceenneofm
RT @ElLiberalSVQ: ⚫️ CULTURA| @rponcedominguez nos trae esta entrevista con @IamMariaHesse 👩🏻‍🎨 «Un 2% de mi trabajo me lo da Sevilla, el… - 3 meses ago

Más en Estilo de vida