Diseñadores de moda andaluces

CastleBaby, alta costura vintage infantil hecha en Sevilla

  • Moda
  • HACE 3 años, 1 mes
castlebaby-entrevista-portada

Esta marca busca su sitio en la moda de lujo con sus faldones de bautizo, vestidos de arras, comunión y ceremonia

El hobby de su madre, que enamoraba a familia y amigos, se convirtió en una buena idea empresarial. Gabriela Ibáñez Castillo es la responsable de CastleBaby, una firma de Sevilla que se define como alta costura infantil de estilo vintage. Su madre, María José, ha sido la inspiración para conseguir ese toque especial que no han encontrado en el mercado de la ropa para niños.

GALERÍA
Diseños de moda para niños de Castle Baby

Ropa como la de nuestro antepasados, con un toque actual, y hecha con las mismas técnicas de entonces. Batones de bautizo, trajes de comunión, vestidos de arras y ceremonias, así como prendas especiales para niños en las que la calidad y artesanía prima por encima de todo.

Nos acercamos a su estudio de diseño para conocer los detalles de cómo nace esta interesante casa de moda infantil que desde Sevilla ya envía, solo gracias a su tienda online, prendas al resto del mundo y que ve muchas posibilidades de futuro en la internacionalización.

Gabriela de Castle Baby

Con el nacimiento de Gabrielita, su hija, comenzó a buscar ropa especial y no la encontraba. «Como nosotras tenemos maña para la costura por mi madre (habla también de su hermana Sara), empezamos a hacerle ropita, a la gente le gusta, las amigas nos empiezan a hacer pedidos y a partir de ahí nos lo planteamos». CastleBaby nace entre 2011 y 2012 y parte de la idea del gusto «por el estilo vintage y la ropa de niños de toda la vida, pero con un toque un poco nuevo», explica Gabriela. «La clave es la calidad de materiales y de su proceso de creación, hecho por costureras de Sevilla de forma súper artesanal. Es Imposible encontrar eso». Ahí han encontrado su nicho de mercado, uno que valora esas cualidades. «No competimos tanto en precio como en esa exclusividad que ofrece Castle Baby».

Castle viene de Castillo, el apellido materno, y lo han escrito en inglés porque pretenden que su firma de moda infantil de lujo «made in» Sevilla llegue a internacionalizarse. «Porque en el mercado español notamos que se valora y gusta, pero el nivel adquisitivo es menor que en otros países donde valoran lujo, tradición y artesanía…». Este es un homenaje merecido a María José que empezó a crear CastleBaby mucho antes de imaginar que, lo que fue su entretenimiento durante años, ahora sería un serio proyecto familiar. «Cuando mi madre se casó, se fue a vivir fuera de Sevilla. Se quedó embarazada y pensó que para no aburrirse podía coser», relata Gabriela. Continúa contando la historia su madre: «Lo primero que hice fue ir a una tienda, preguntar a la señora cómo empezar a hacer un jersey y ella me asesoró. Me compré una revista, una madeja de lana beige -porque no sabía si era niño o niña- y unas agujas. Y desde entonces hasta hoy”.

Las prendas que hacía esta maestra, ahora jubilada, creaba las prendas por las noches para sus hijas, para hacer regalos y luego comenzó con su nieta. Cuando Gabriela imaginó un proyecto de una marca de moda infantil para una asignatura de un máster, todo pareció poder convertirse en realidad. Aquella era una buena idea, ¿por qué no llevarla a cabo?

castle-baby-moda-infantil-estudio

«Movemos por tienda online bastante y tenemos un punto de venta en Madrid. Empezamos con el boca a boca y ahora del extranjero nos llegan pedidos a la web, hasta de Oriente Medio», dice Gabriela. Ahora se plantean ir a la feria Pitti Bimbo en Florencia porque creen que es la más exclusiva de las internacionales. «Hemos solicitado que nos inviten, pero tienen que ver tu trayectoria y trabajo antes. En enero vamos como visitantes y creemos que para verano del 2016 sí podremos presentar nuestra colección».

La materia prima que ofrecen es exclusiva, con encajes cosidos a manos y tejidos como linos italianos, belgas y muchos que son de fábricas que han cerrado. El producto estrella de CastleBaby es el que viste a los bebés para sus bautizos. «Nos movemos con trajes de cristianar que van de los 400 a los 1500 euros». Comprar un CastleBaby debe verse como una inversión, un batón que podrá ser vestido por generaciones sin pasar de moda. «Cuando un biznieto se lo ponga y vea las iniciales grabadas dentro, revivirá ese momento otra vez». También hacen réplicas o restauraciones de faldones antiguos. La clave para que esto funcione, además de la alta calidad, es que su estilo es «atemporal y si te gusta es para siempre. No es un estilo exagerado, tiene materiales exclusivos pero con elegancia y estilo».

Los próximos pasos de la empresa es poner corners en tiendas españolas que se ajusten a su estilo (buscan nuevos espacios en Madrid, Sevilla, Marbella y por el norte). «El corner nos permite personalizar el espacio y seguir creando imagen de marca. Como marca de lujo tenemos que mimarla mucho y que crezca poco a poco y manteniendo el control. Poner un punto de venta hoy en día no es rentable y el riesgo no nos gusta». Para el extranjero sí que piensan en la posibilidad de comenzar con tiendas multimarca para ir dándose a conocer.

La moda infantil de Francia, Inglaterra y la Rusia del XVIII es la que inspira a Castle Baby

La filosofía de la moda CastleBaby es todo lo contrario a la «fast fashion»: «Todo se produce a mano por el compromiso ético, pagamos sueldos justos, nada es de economía sumergida, buscamos y damos una nueva oportunidad sobre todo buenas modistas con experiencia que saben técnicas tradicionales que muchas jóvenes no saben», explica Gabriela. Muy «slow fashion», de hecho.

No solo es un diseño de aspecto antiguo, también lo hacen como antes. «El mismo proceso que a finales del siglo XIX cuando solo había una máquina de coser para dar puntadas», añade María José. El alma máter de CastleBaby cuenta dónde encuentran la inspiración: «Son muchas veces reproducciones con toques modernos de vestidos de principios de siglo XX, nos documentamos buscando revistas, libros específicos… En España hay muy poco, la moda de niños ha estado muy abandonada y todo es igual. Francia e Inglaterra son los países que más nos inspiran, también la Rusia de finales del XVIII».

GALERÍA
Traje de bautizo de Castle Baby modelo Duomo
Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
#Lomásleído: «Dar con los 44 de Vox», esta era la misión de #LiarlaPardo en Marinaleda. Esclarecer qué ha ocurrido… https://t.co/pNap2hTQYM - 7 horas ago
Bulevar Sur

Más en Moda