La exposición de Erwin Blumenfeld, el revolucionario de la fotografía de moda, llega a Sevilla

  • Moda
  • HACE 1 mes

Hasta el de 10 de enero se puede disfrutar en Sevilla de algunas de las imágenes más icónicas del famoso fotógrafo de moda alemán y del documental producido por su nieto

GALERÍA
Exposición de Erwin Blumenfeld en CICUS en Sevilla. Foto: R.P.

Sevilla no siempre tiene la oportunidad de que recalen en la ciudad exposiciones que unan moda, cultura y la historia de un verdadero icono con la intensidad que lo hace «Erwin Blumenfeld: lujo, calma y voluptuosidad». El pasado jueves se inauguró la muestra fotográfica con la proyección del documental «The man who shot beautiful women» y con la presencia del nieto del legendario fotógrafo de moda, Remy Blumenfeld.

Bulevar Sur no perdió la oportunidad de asistir a este evento en el que se habló de la estética de una época, de adelantarse a las tendencias creándolas, de arte y moda y de personalidad. La exposición y el documental pueden verse de forma gratuita hasta el próximo 10 de enero de 2020 en el CICUS (c/ Madre de Dios, 1/3 en Sevilla).

La figura de Erwin Blumenfeld se convierte en indispensable para cualquier amante de la moda o del arte, o de ambas. Este fotógrafo alemán que comenzó desarrollándose en el dadaísmo con los collages evolucionó hacia el surrealismo y acabó siendo uno de los preferidos de las más prestigiosas revistas de moda internacionales. Mucho más que moda, un nuevo enfoque que cambiaría para siempre el futuro de la fotografía de moda.

Tras huir del nazismo de Alemania a Holanda, después a Francia, pasar por un campo de concentración, y terminar en EEUU, Erwin Blumenfeld pudo firmar las más grandes portadas de Vogue, Harper’s Bazaar, Cosmopolitan… Su figura es fundamental para definir la cultura visual de la moda, que se convierte en uno de los elementos claves para entender la sociedad de la segunda mitad del siglo XX, entre 1940 y 1969.

Esta exposición muestra una selección de fotografías en color de sus trabajos para este sector donde se aprecia la delicadeza, el complicado mundo interior y el estilo propio que marcará a todas las generaciones de fotógrafos que le  han seguido. Más que un fotógrafo, Erwin Blumenfeld era un artista realmente original que revolucionó la manera de mirar (y vender) no solo la moda, también el mundo y la belleza, desde su experiencia con las vanguardias. Una perspectiva de innovación alejada de lo comercial que impresionó al reconocido Cecil Beaton.

 

blumenfeld-cartel

En la exposición puede verse también el documental, realizado por Remy Blumenfeld, productor de televisión y nieto del artista, quien ha realizado una destacada labor de documentación para mostrar no sólo la trayectoria de una vida fascinante, sino que además explora la compleja relación entre el artista y el mercado. Siempre alejado de las normas y experimentando los límites intangibles de la fotografía en cada uno de sus trabajos.

La chica de la Torre Eiffel, el retrato de Grace Kelly con el marco dorado, la portada del ojo y la boca y todas las celebrities de los años 40, 50 y 60 que quisieron posar para él… Audrey Hepburn, Betty Davis, Marlene Dietrich, Lucille Ball y muchas más. Es y será copiado (o fuente de inspiración) para cualquier fotógrafo. Incluso Chanel ha hecho tributo en forma de vídeo a una de sus fotografías más icónicas.

Y aunque Erwin Blumenfeld sentía que prostituía su arte y su talento trabajando para las revistas, precisamente esa rebelión interna consiguió espectaculares trabajos que cambiaron para siempre la fotografía de moda elevándola a muestras artísticas.

Por encima de las muchas anécdotas personales, como su posible bisexuales, destaca cómo salvó sus trabajos fotográficos ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana de Francia. Una desconocida que conoció en una cafetería custodió dos maletas con sus fotografías y negativos todo el tiempo que necesitó hasta que pudo escapar a Nueva York.

También es muy interesante conocer el dato de que dos collages que Blumenfeld había hecho de Hitler antes de la guerra fueron luego utilizados como propaganda aliada o que recién llegado a la Gran Manzana con apenas recursos se compró un traje y se presentó en Harper’s Bazaar, la revista de moda más importante de EEUU. También sorprenderá cómo cautivaba a las modelos, lo primero que les decía al ponerse tras la cámara es si querían casarse con él. Su capacidad innovadora parecía no conocer límites, supo entender antes que nadie que la industria de la moda se movía en la fotografía pero que también necesitaba más, de su imaginación surgen los primeros fashion films en los años 60.

portada-ojo-vogue

Su obsesión por la belleza le llevaba a buscar más allá de la superficie, encontrar ese retrato psicológico (como él lo llamó) que le permitiera destapar esa realidad que parecía inalcanzable para el resto. Erwin Blumenfeld también trabajó en el autorretrato experimentando con máscaras, pantallas, diferentes efectos…

La complejidad de su personalidad se transmite en estas obras que nacen gracias a aquella primera cámara que le regaló su tío siendo un niño. También, a lo largo del documental, en los relatos biográficos con la historia de su primer amor, su mujer, el nacimiento de sus hijos y después sus amantes. Todo acaba con un descenso a los infiernos, ya no era el más moderno, ya no le buscaban como el innovador y decidió poner fin a su vida en la Plaza de España de Roma forzando un ataque al corazón.

Según su nieto, cuando falleció pensaba que sus fotografías no valían nada, por eso no se preocupó en su herencia de que el legado artístico fuera encargado a alguien que lo representase y organizase de forma eficaz. Han pasado años hasta que han recopilado, organizado y estudiado su evolución y su aportación inigualable a la fotografía y en concreto a la moda y la belleza.

«No imaginaba el valor que tendrían esas portadas, que colgarían de museos y salas de todo el mundo, pero infectó a todos con su espíritu», apunta su nieto. Blumenfeld no podía llegar a imaginar cómo cambiaría la fotografía con la llegada del mundo digital y las redes sociales, pero ahora es uno delos fotógrafos más compartidos online. «Mi abuelo creó una vida de fantasía con mujeres fuertes, las de sus fotos, haciendo así una nueva historia de mujeres poderosas. Esas eran las que de verdad le atraían, lo atractivo de la inteligencia además de la belleza física», añadió.

 

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Moda