Las nuevas voces de la moda flamenca reclaman su sitio

  • Moda
  • HACE 3 años, 11 meses

Cristina García, María de Gracia, Javier García, Antonio Gutiérrez y Ana Morón desfilaron el segundo día de Simof

La segunda jornada de Simof ha sentado las bases del futuro de la moda flamenca. Lo que hicieron y hacen Justo Salao, Lina y Pilar Vera comienza a dar sus frutos en los jóvenes talentos que van encontrando su lugar en una pasarela que les apasiona. Muchos de ellos no son diseñadores de moda flamenca en exclusiva y, precisamente, ahí radica su punto fuerte. Se han formado para ello y tienen referentes nacionales e internacionales que guían su aguja cuando quieren llevar a la flamenca ese aire de diseño, inspiraciones que vienen de la cultura y otras disciplinas y, en lo que la mayoría coincide, dar una vuelta de tuerca a lo clásico.

La modelo invitada de la jornada fue la lebrijana Noelia López

El certamen de diseñadores noveles del Instituto Andaluz de la Juventud mostró las primeras pinceladas sobre el asunto. Diez jóvenes apostaban todo su talento por un premio que diera ese empujón económico que todo emprendedor necesita. Finalmente han sido dos sevillanos los que han cautivado al jurado con sus colecciones. «Habemus flamenca» de Luis Fernández conquistó con su inspiración en las mujeres del Imperio Romano llevándose el primer premio dotado de 5000 euros. La mención, valorada en 1000 euros, fue para Alejandro Santizo por «Mi amanecer se llama Aurora».

Flamenca internacional

«Silencio». El silencio que pidió Cristina García para la primera salida de su desfile no se corresponde con el resultado de su nueva colección, un verdadero puñetazo sobre la mesa del sector. Aquí está ella, su flamenca y viene para quedarse. Es una de las «hijas» del certamen de noveles que tanto talento está sacando a la luz, Cristina demostró que la flamenca puede ser cosmopolita sin dejar de ser flamenca.

«Me gusta la moda en general y flamenca es solo un apellido, hay que evolucionar», nos contaba minutos antes del desfile. Inspirada por Nueva York, en blanco y negro, y por las fiestas de Studio 54, donde explota el color, el brillo y la locura de sus volantes en forma de rosetón, los flecos, las transparencias… No hay límites en su espectáculo, hasta repartió barritas fluorescentes para que el público las agitara cuando la modelo invitada de la jornada, Noelia López, cerrara el show con una sexy bata de cola.

María de Gracia también trajo a Sevilla un desfile digno de cualquier ciudad mundial de la moda, que para eso hablamos de un Salón Internacional de la Moda Flamenca. La de Carmona presentó «Culpables», una colección coherente y en la que destaca el uso de un tejido industrial en 3D de red con base de neopreno que han creado para ella. Con él y una paleta cromática que va del negro, al celeste y al amarillo ha jugado a vestir de flamenca a una mujer urbana: cropped tops, volantes de capa, transparencias, juegos con elásticos… De fondo, un DJ pinchaba música electrónica en la que se colaban quejíos de Morente. Y en ese detalle encontramos su filosofía.

El «Amor Amargo» de Lorca ha sido el hilo conductor de la propuesta del granadino Antonio Gutiérrez. Como si de una obra de teatro se tratara, acto a acto, nos ha presentado a su flamenca lorquiana en diferentes personajes.

javier-garcia-p
Diseño de Javier García. Raúl Doblado

Homenajeando, en su caso, a nuestra tierra por sus colores y con guiños a la Semana Santa, Javier García ha presentado «Flores a ella». Elegante y con toques sacados de su vertiente como diseñador de moda, la colección se viste de verde, negro, blanco y rojo. Precisamente de rojo terminó el desfile con Noelia López enfundada en un diseño con una capa de volantes canasteros de más de 48 metros de gasa. El joven nos adelantó que en tres semanas inaugurará su tienda en la calle Rioja del centro de Sevilla.

Por su parte, Ana Morón ha encontrado para cada mujer ese vestido perfecto y especial. Estos jóvenes diseñadores son los que, cada uno con su estilo, están dando forma a esa nueva flamenca que, respetando su origen, roba del prêt à porter lo que le interesa.

Danza en la pasarela

Durante la jornada, en la que también presentaron colección Arte y Compás, Flamencas y Trinitrán (con el pantalón como prenda estrella), pudimos ver un desfile-espectáculo gracias a Molina que, en lugar de modelos, eligió a ocho bailarinas para que presentaran en movimiento sus nuevas propuestas. «Molina 2016» se divide en tres partes. Para el día, presentó cinco trajes de inspiración campera, con lunares y tonos azul «denim» como protagonistas. Para la tarde, la firma sugiere trajes más entallados con maxi lunares, flores con lunares, grandes volantes y escotes despejados y muy femeninos. Y para la noche, se decanta por los tejidos ricos en brillos y transparencias, con sensuales camisas y predominio del negro y los tonos pastel.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Moda