Simof se reencuentra con la moda flamenca de antes

  • Moda
  • HACE 3 años, 11 meses

Lina, Pilar Vera, Patricia Bazarot, Pedro Béjar, Aldebarán, Álex de la Huerta y Amparo Pardal protagonizan la primera jornada

lina-simof2016-evagonzalez-raul
Eva González cierra el desfile de Lina con una bata de cola. Raúl Doblado

Las lágrimas de Eva González al finalizar el desfile de Pilar Vera demuestran el sentimiento que los volantes esconden. Pocos son capaces de ignorar que el movimiento de una bata de cola o el gesto de ponerse flores en el pelo es más que folclore, es identidad cultural, personal e íntima. Simof arrancó su edición número 22 con Lina, una de las maestras, que presentó (con Joaquín Pareja Obregón al piano y Erika Leiva al cante) sus «Miradas». Una colección en la que las hijas de Lina, Rocío y Mila, homenajean sin perder el estilo de su madre, a las majas de Goya. Inspiradas por el pintor han eliminado las flores para sustituirlas por lazos tornasolados adornando el cabello. Entre las propuestas, talles más bajos y fluídos, una amplia paleta cromática en la que entran las flores y los lunares y faldas con un evidente secreto para cautivar: los volúmenes.

El desfile de Pilar Vera «Del café al tablao» en Simof 2016. Raúl Doblado
Mercedes Muñoz con diseño de Pilar Vera. Raúl Doblado

Tirititrán y unas sillas apelotonadas daban la bienvenida a un pequeño espectáculo personal presidido por una flamenca en blanco y negro. Pilar Vera también nos hizo viajar en el tiempo, de los cuarenta a los setenta y a la actualidad de nuevo, con su «Del café al tablao». Una flamenca coqueta, clásica y con personalidad. Grandes escotes en pico, flecos XXL, hombros al aire, trajes cortos, tiras bordadas, microvolantes y de capa, lo de siempre y lo nuevo. Todo mezclado, pero todo muy Pilar Vera. Los complementos de Lamágora han jugado a su favor para conseguir un look final de impresión sobre la pasarela (ojo con esas pinzas-peinecillas en forma de abanico dorado). Lunares, los lunares, que nadie lo dude, serán los reyes de la temporada. Para Pilar Vera son negros, salpicados sobre fondos de colores potentes (rojo, amarillo, azul, verde…).

Tras Aldebarán, que presentó la colección «Save the Queen» inspirada en las primeras amazonas inglesas, la tarde continuó con dos desfiles dobles. Los de Amparo Pardal y Álex de la Huerta y Patricia Bazarot y Pedro Béjar. Pardal, que viene desde Málaga, trajo el color y el «art nouveau» del París del finales del XIX a Simof. «Es muy ornamentada, con mucho traje de gala y algo para la feria e incluso para novias», explicó a Bulevar Sur. Una auténtica explosión de color y piedras semipreciosas que contrastaba con la noche oscura de puro «design» que había planeado Álex de la Huerta.

El joven diseñador subió a la pasarela su sueño en azul oscuro y negro de mujeres poderosas, las que salen del yugo represor. Incluso, nos cuenta minutos antes del desfile, quiere hacer referencia a las mujeres que sufren maltrato de género. Su «Caza de brujas» muestra una flamenca que se fusiona con el prêt à porter y la fiesta, por eso encontramos pailletes, transparencias, chaquetas, hebillas, tul, piel…

El primer día de Simof cerró con «La mujer de las mil batallas» de Patricia Bazarot, que diálogo con esas mujeres que, como su madre, luchan contra una enfermedad como el cáncer. Tonos empolvados como el rosa y el blanco, pero también el negro, el rojo y los lunares XXS protagonizan esta colección llena de sutileza pero con una presencia implacable.

pedro-bejar-noticia
Diseño del joven diseñador Pedro Béjar. Raúl Doblado

Pedro Béjar, que aterriza en la pasarela tras ser mención especial del jurado en el pasado certamen de noveles, presentó «La versión de Manuela» en la que sigue experimentando con ese estilo característico de flamenca setentera con líneas puras y volúmenes adictivos. Su revisión del pasado resulta irresistiblemente moderna e hizo de su colección el cierre perfecto a una intensa jornada.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Moda