Cinco consejos de maquillaje para novias que se casan en climas cálidos

  • Nada de cremas pesadas

    Nada de cremas pesadas

    Casarse conlleva para una novia una lista innumerable de preparativos, entre ellos, los relacionados con su «look» nupcial. Pero si la boda tiene lugar en un clima especialmente cálido y se puede prever que será una jornada calurosa, lo mejor es tomar algunas precauciones al respecto. El calor favorece la transpiración y eso puede afectar al rendimiento del maquillaje. Y nadie quiere que su maquillaje de derrita justo en su gran día... Olvida las cremas untosas Aunque el resto del año prefieras hidratar tu rostro con cremas pesadas y aceites, una boda calurosa no es el contexto ideal para tratar tu cutis con este tipo de productos. En su lugar, opta por algún serum ligero que consiga hidratar tu piel si dejar a cambio esa capa gruesa que tenderá a arruinar tu maquillaje en tu gran día.  

  • base oil free matificante

    Base «oil free» y matificante

    Es importante que utilices una base de maquillaje libre de aceites cuya fórmula controle bien el sebo del rostro. Así se reducirá la cantidad de humedad que, al interactuar con la base hace que el maquillaje se derrita. Para sellar el acabado y prolongar su duración, aplica una capa de polvos traslúcidos por todo el rostro, sin olvidar las ojeras, para que el corrector se mantenga en su sitio todo el tiempo.

  • Maquillaje «waterproof»

    Maquillaje «waterproof»

    Si el nivel de humedad va a ser alto en el día de la boda y es más que probable que el rostro, lo mejor es optar por maquillaje resistente al agua que permanezca intacto aunque haya transpiración. Tanto sombras de ojos «waterproof», como lápiz de ojos y, por supuesto, máscara de pestañas. ¡Nadie quiere acabar como un mapache el día de su boda!

  • echa mano del secador

    Echa mano del secador

    Si cuando te estás preparando, notas que tu rostro comienza a transpirar por el calor, coge un secador y utilízalo para secar el cutis. Hazlo con la función de frío a más baja potencia y a una distancia suficiente como para que no estropee tu «peinado». Es el truco más rápido para detener la sudoración en el rostro, ideal para los momentos de nervios previos a la ceremonia.

  • papel secante

    Papel secante a mano

    Tanto durante la espera hasta subir al altar como de cara a la sesión de fotos tras la ceremonia, conviene tener a mano papel secante para repasar el rostro y controlar los brillos. Absorberá el exceso de aceites en los momentos necesarios y será de gran ayuda en los retoques de maquillaje. Pide a alguien de confianza que lo lleve en todo momento junto a una brocha para repasar la base de vez en cuando.

Anterior Siguiente