Nueve dispositivos para limpiar brochas de maquillaje

  • Limpiador instantáneo

    Si lo que buscamos es una limpieza rápida e instantánea de nuestras brochas mientras las estamos usando, los más práctico será utilizar una esponja limpiadora como la Color Switch de Vera Mona. Su funcionamiento es sencillo: cuando queremos cambiar de color o producto para seguir utilizando la misma brocha, no tenemos más que abrir la caja y frotarla contra la esponja. Además, se puede utilizar por las dos caras para prolongar su uso y, una vez sucia, solo hay que lavarla con agua y jabón. En Internet puedes encontrar otras opciones económicas alternativas a esta marca.

Anterior Siguiente