Los feligreses más ilustres de Madrid
Varios Políticos del PP en una eucaristía - josé Ramón Ladra

Los feligreses más ilustres de Madrid

Doña Elena va al Pilar de Reyes Magos, su ex, a San Francisco de Borja... Descubra cuáles son las iglesias frecuentadas por los famosos

marina pina
Actualizado:

Los corrillos de la alta sociedad tienen una cita los domingos a la hora del aperitivo. La misa de doce es un acontecimiento para las familias de toda la vida al que no se puede dejar de ir. Porque no acudir un domingo a la parroquia donde uno es feligrés da lugar a todo tipo de comentarios. Y no acudir tres domingos seguidos es provocar que escriban su esquela o le vaticinen una enfermedad. «Fulanita no ha venido, probablemente su padre se encuentre mal», es una de las especulaciones que se puede oír a la salida del templo en cuestión. Eso y hablar de la Homilía de ese día. Que si el padre tenía mucha razón o que si hay que ver, ¡cómo se ha pasado hoy!

Dentro del recogimiento que requiere la misa semanal, presten atención, si son feligreses de «parroquias de toda la vida», porque a su lado puede encontrar a algún practicante de renombre. Políticos, artistas y aristócratas nunca han estado tan unidos como los domingos cuando, a horas parecidas y en distintos puntos de la capital, acuden a misa. Si quiere ir al culto como un ejercicio de ver y dejarse ver, apunte las direcciones donde comulgarán con los devotos más ilustres. Quien sabe si acabará comentando con ellos alguna particularidad de su párroco.

Dicen en las clases de catequesis que no es correcto hablar de ser «muy católico», uno es o no es católico. Pero sí que hay niveles de practicante. Está el que va a misa cuando puede, como la ministra de Fomento, Fátima Báñez, o quien necesita un momento con Dios diario, como Tamara Falcó.

Desde su conversión, la hija de Isabel Preysler adiquirió el compromiso de ir a misa a diario. Esta cita hace que acuda a distintas parroquias dependiendo de dónde se encuentre. Cuando vivía en el barrio de los Austrias, la joven solía acudir a la misa de nueve de la mañana en la parroquia de San Ginés. Alguna vez ha visitado la iglesia de San Sebastián, en la calle Atocha y, con su mudanza a los Jerónimos, todavía no tiene una iglesia de referencia.

Quizá Jaime de Marichalar o Carmen Franco puedan invitarla a recibir la Eucaristía en la Parroquia de San Francisco de Borja. Este templo, que sita en la calle Serrano de Madrid, es el favorito, junto a la de Santa María del Monte Carmelo, en la calle Ayala, para los vecinos del barrio Salamanca. ¿Diferencias? Mientras que el gestionado por los Jesuítas es una construcción clásica, la de las Carmelitas es una iglesia «moderna». Los fines de semana que están con él, Marichalar lleva a sus hijos, Felipe y Victoria, a esa iglesia. Cuando están con la Infanta Elena oyen misa en la iglesia de Santa María del Pilar, en Reyes Magos.

A la duquesa de Franco le habría encantado acudir el pasado domingo a la misa que el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ofició en la Basílica de Nuestra Señora de la Concepción, en el número 26 de la calle Goya. Sin embargo, la hija del general temía a la manifestación que los falangistas organizaron en la puerta para protestar por la retirada de la placa de José Antonio Primo de Rivera. Ella y Daniel San Martín se interesaron telefónicamente por cómo fue la ceremonia.

El relaciones públicas recibe la Eucaristía en la capilla de su casa, donde también se encuentra con Dios Beatriz de Orléans. Asímismo, Pitita Ridruejo oye misa en casa. Admiradora de la Vírgen, en especial de la advocación de Guadalupe, recibe a un cura en su palacio de la calle Fomento, donde escucha el Evangelio en su capilla.

Quienes sí estuvieron en la Concepción el domingo pasado fueron políticos del Partido Popular. Desde el presidente de la Comunidad, Ignacio González, hasta la alcaldesa, Ana Botella. Les acompañaba el presidente del Congreso, Jesús Posada, que es feligrés de la recién nombrada Basílica. Y también el fiscal general. Eduardo Torres Dulce participaba de manera activa en la vida parroquial hasta que se mudó a Diego de León y cambió de iglesia. «Colaboraba con el cinefórum y siempre que necesitamos algo está dispuesto a ayudar», cuenta uno de los curas. Junto a ellos estuvo Carlos Lesmes, que acude a misa en Mirasierra, y el presidente del Senado. Pío García-Escudero alguna vez coincide en la Eucaristía con su homólogo del Congreso.

Dentro del Partido Popular son muchos los que declaran y practican su fe. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, alterna las misas en Guadarrama con los servicios en una iglesia del Opus Dei. También acude a esa misa el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Cuando Fátima Báñez, ministra de Fomento, acude a la iglesia de Santa María de Caná, en Pozuelo de Alarcón, coincide con la actrizLydia Bosch. Y quienes vivan en Boadilla del Monte tendrán la oportunidad de encontrar entre sus asientos a Jaime Mayor Oreja.

Saquen el traje de domingo, a las iglesias no se va en camiseta, y dejen que la fe les llene.