Paulina Rubio y Colate se separaron en 2012 por «diferencias irreconciliables en la pareja»
Paulina Rubio y Colate se separaron en 2012 por «diferencias irreconciliables en la pareja» - Susana Vera

Paulina Rubio considera que su separación de Colate ha afectado a su hijo

La cantante mexicana afirma que los continuos viajes de su pequeño para cumplir con la custodia compartida no le benefician

Actualizado:

Siempre se ha dicho que, en una separación, los que más sufren son los hijos de la pareja que ha decidido poner fin a su convivencia o a su relación de amor. Así parece confirmarlo Paulina Rubio en declaraciones recogidas por el popular presentador Mario López, quien es recordado por su papel como A. C. Slater en la serie «Salvados por la campana».

Dejando a un lado los problemas económicos que su separación de Nicolás Vallejo-Nágera le han traído, la rubia mexicana más famosa de los escenarios se ha lamentado por los efectos negativos que ha conllevado el conflicto entre ella y su ex: según Paulina, la estabilidad emocional de su pequeño Andrea Nicolás, de tres años, se ha visto perjudicada porque el pequeño tiene que estar viajando constantemente para cumplir las normas establecidas de custodia compartida.

« Aún no estoy divorciada. Parece mentira que después de tanto tiempo todavía no hayamos firmado los papeles. Es especialmente difícil para mi bebé porque necesita estar conmigo la mayor parte del tiempo, pero espero que poco a poco las cosas se tranquilicen y todo sea más equilibrado», confesó Paulina Rubio ante Mario López. La cantante y Colate no están juntos desde 2012, y en la actualidad el corazón de la artista está ocupado por Gerardo Bazúa, quien fuera su alumno en la edición mexicana de «La Voz».