Julián Muñoz declara en la Audiencia Provincial de Málaga en septiembre
Julián Muñoz declara en la Audiencia Provincial de Málaga en septiembre - efe

Detectan a Julián Muñoz afectaciones en las válvulas aórtica y mitral

Sus familiares más cercanos aseguran que el exalcalde de Marbella «no está bien y cada día su estado empeora»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, que cumple condena en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga), continúa estable y hospitalizado en el Hospital Clínico Universitario pero le han detectado afectaciones en dos válvulas cardiacas.

Tras una prueba de alta resolución realizada al exregidor se ha confirmado lo que los facultativos sospechaban cuando ingresó de urgencia el pasado viernes: que tiene una afectación de la válvula aórtica y la válvula mitral con regurgitación, según han señalado a Efe fuentes cercanas a su entorno.

Este hecho confirma, además, según las fuentes, lo que también temían sus familiares más cercanos «Julián Muñoz no está bien y cada día su estado empeora».

Han reconocido, no obstante, que desde que se encuentra en el Hospital el exregidor está un poco más tranquilo, ya que, aunque la prisión agrava sus problemas, encontrarse rodeado de facultativos médicos le da más seguridad.

Tras visitar ayer a Julián Muñoz, su abogado, el director de la firma Lemat Abogado, Antonio José García Cabrera, aseguró a Efe que vio al exalcalde «muchísimo más delgado, muy deteriorado y sin fuerzas».

García Cabrera destacó también que su cliente le ha trasmitido que no tiene fuerzas, que cada día se encuentra peor física y psicológicamente y que ya «le queda poco» debido a que las enfermedades que sufre se están «agravando».

Por eso, el abogado considera justo que «una persona que está en su etapa final de la vida tiene derecho a estar con su familia y morir dignamente».

Tercer grado

Así, ha anunciado que continuará con los recursos para que se le otorgue el tercer grado que le concedió el Juzgado de Vigilancia Penitencia.

El juicio a Julián Muñoz por el «caso Fergocon», sobre presuntas irregularidades en la contratación de obra por parte del ayuntamiento marbellí, comenzó el 2 de septiembre aunque el tribunal eximió ese día al exalcalde de acudir a todas las sesiones del juicio por su delicado estado de salud.

«No voy aguantar el trasiego de ir y venir de la cárcel al juicio», aseguró entonces Muñoz, que dijo que si debía ir a la vista, acudiría, pero que creía que no iba a aguantar