Lindsay Lohan durante una visita a Turquía
Lindsay Lohan durante una visita a Turquía - AGENCIAS

La actriz Lindsay Lohan se sintió «discriminada» en Londres por llevar velo

La estrella del cine tuvo un altercado con un guarda de seguridad del aeropuerto. «Al abrir mi pasaporte y ver Lindsay Lohan empezó a disculparse, pero luego me dijo: ‘Pero por favor, quítate el pañuelo de la cabeza’»

ABC.ES
Actualizado:

La protagonista de «Chicas malas» admitió sentirse «discriminada racialmente» por llevar un pañuelo en la cabeza, en el Aeropuerto de Heathrow, después de volar desde Turquía a Londres.

La actriz, de 30 años, dijo que mientras caminaba por el aeropuerto fue detenida por una mujer que le pidió el pasaporte. «Al abrir mi pasaporte y ver Lindsay Lohan empezó a disculparse, pero luego me dijo: ‘Pero por favor, quítate el pañuelo de la cabeza’», explicó Lohan en el programa de televisión «Good Morning Britain», y agregó, «Al final lo hice, pero en el momento me asusté bastante. ¿Cómo se sentiría una mujer que no está cómoda sin el pañuelo?».

Lohan, quien ha sido fotografiada llevando un Corán, dice que encuentra «consuelo» al leer el libro sagrado de los musulmanes. Expresó sus quejas al obligarla a retirarse el pañuelo, lo encontró una experiencia «muy chocante». «Soy de Nueva York, nací y crecí allí, pero en ese momento me sentía intimidada», explicó. Ante los rumores de que se hubiese convertido al islam, la actriz fue muy clara. «No puedes convertirte a una religión de la noche a la mañana, solo lo estudio de momento, pero aún no se ha confirmado», y añadió, « La religión es una creencia personal, mi hermana Ali es budista». La estrella confesó que quería aprender el idioma para poder hablar de los problemas de Siria. «Es algo que me interesa».

Cuestión de respeto

Cuando el presentador le preguntó por qué llevaba el pañuelo ella respondió que lo hacía «por respeto» a las mujeres turcas con las que había coincidido durante su viaje. «Estaba saliendo de Turquía y cuando veo una actitud en ciertas personas me siento cómoda actuando de la misma manera, es solo cuestión de respeto personal», alegó. Lohan regresaba de Turquía donde se había reunido con el presidente, Recep Tayyip Erdogan. Tras su visita, la actriz publicó una foto en su Instagram en la que decía, «Un sueño que el Señor presidente Erdogan y la primera dama me invitasen a su casa. Sus esfuerzos para ayudar a los refugiados son realmente inspiradores».

A raíz del suceso, hablaron de las nuevas políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre los países islámicos, a lo que la actriz dijo que se le debía dar una oportunidad. «No estoy de acuerdo con sus políticas y las cosas que está haciendo», dijo, «pero él es el presidente en este momento, habrá que ver lo que es capaz o no de hacer». Sin embargo, opinó que el magnate debería borrar su perfil de Twitter para dejar de manchar su imagen.