La editora de «Voge América» en la fiesta de 2012
La editora de «Voge América» en la fiesta de 2012 - Reuters
GENTE

Anna Wintour recorta la lista de invitados a la gala del Met, que rinde homenaje a Rei Kawakubo

La firma Comme Des Garçons, que fundó en 1969 la diseñadora japonesa, es objeto de la exposición del Metropolitan Museum de Nueva York

MadridActualizado:

El evento de moda más esperado y multitudinario, la Gala del Metropolitan Museum, en el corazón de Manhattan, este año resultará algo más «íntimo» y aún más exclusivo. La noche del 1 de mayo, y bajo la batuta de Anna Wintour, el núcleo duro de la industria de la moda, el show-bussines y la alta sociedad neoyorquina rinde pleitesía a una de las creadoras más influyentes del último cuarto del siglo XX: la japonesa Rei Kawakubo. Fundadora de la firma Comme des Garçons en 1969, su autoridad ha sido grande sobre diseñadores como Martin Margiela, Helmut Lang o Ann Demeulemeester. En París, sus desfiles siguen siendo un acontecimiento.

La 69ª gala del Met es la antesala de la inauguración de la exposición «Rei Kawakubo / Comme des Garçons: Art of the In-Between», que estará abierta al público del 4 de mayo al 4 de septiembre, y donde se mostrarán 120 diseños de ropa femenina de Comme des Garçons desde 1981 hasta hoy. Otros maestros de la costura antaño fueron objeto de homenajes similares, como YvesSaint Laurent, Charles James, Alexander McQueen, Elsa Schiaparelli o Miuccia Prada.

Rei Kawakubo
Rei Kawakubo - ABC

Kawakubo es una mujer tímida, hermética y poco amiga de grandes alharacas. Apenas concede entrevistas no frecuenta actos sociales. Y, quizás por ello, la lista de invitados, que en la última edición comenzó a menguar (se dejó en 610 personas), en esta ocasión va a ser aún más corta. Según «The New York Post», se han rechazado decenas de solicitudes de ricos y poderosos.

Modelo de Comme Des Garçons de 2016
Modelo de Comme Des Garçons de 2016 - EFE

Tener una abultada cuenta corriente y estar dispuesto a desembolsar hasta 50.000 dólares (cerca de 46.000 euros) no siempre abre las puertas de tan rutilante fiesta, que comenzó a celebrarse en 1946 y que desde 1995 controla Anna Wintour con mano de hierro. En las últimas dos décadas, la editora de «Vogue América» ha convertido el evento en la mayor concentración de famosos del mundo. Beyoncé, Rihanna, las Kardashian, Madonna o los Clooney son habituales, así como una legión de súpermodelos, diseñadores, financieros y aristócratas de todos los rincones del planeta.

La topCoco Rocha es una de las que han salido de la lista de invitados, cuando su presencia ha sido habitual en esta alfombra roja en los últimos tiempos. El propio «Post» ha querido ver en esta exclusión la «mano negra» de Katy Perry, que ahora oficia como anfitriona de la gala junto a Tom Brady, Gisele Bündchen, Pharrell Williams y la propia Wintour. Al parecer, la cantante aún no ha digerido las críticas que Coco lanzó contra ella, cuando en una gala de los MTV Awards eligió un modelo animal-print, firmado por Emanuel Ungaro, idéntico al que había lucido la modelo canadiense meses antes, precisamente en una fiesta del Met. Aquello sucedió en 2013 y Katy Perry ha tardado cuatro años en tomarse su venganza.

Basta una opinión a destiempo (desde que la estilista Rachel Zoe se pavoneó durante una entrevista con «The New York Times» de que ella era más influyente, no ha vuelto a ser invitada) o una indiscreción (si Tum Gunn, estrella del reality «Project Runway» está vetado desde 2006 es porque habló para un medio sobre los dos gorilas que guardan las espaldas a Wintour en los desfiles de moda) para que a uno le metan en la lista negra.

«Conozco gente que en algún momento rechazó la invitación porque no cuadraba en su agenda o no se sentía cómoda con el leitmotiv de la fiesta. No volvieron a ser convocados», explica una fuente al «Post». Si rechazas una vez... te rechazan de por vida. Da igual su influencia, dinero o carisma. Anna Wintour siempre tiene la última palabra.